Es noticia
Menú
Por qué los "centennials" son ya la generación más quemada del presente
  1. Alma, Corazón, Vida
SOCIOLOGÍA DEL 'BURNOUT'

Por qué los "centennials" son ya la generación más quemada del presente

Sus antecesores, los 'millennials', fueron los primeros en reportar altos índices de estrés y ansiedad laboral. Pero nuevos estudios reflejan que los pertenecientes a la generación Z están aún más agotados

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

El 'burnout' no tiene edad. En cualquier momento de la vida puede manifestarse este síndrome que produce un desgaste continuo a causa del trabajo. Sin duda, es un hecho histórico que organismos internacionales como la OMS hayan admitido como problema el desgaste mental y emocional que supone trabajar. En enero de 2022 pasó a calificarse como "enfermedad", cuando hasta entonces solo era un "problema relacionado con la dificultad en el control de la vida".

Si nos fijamos en los datos, solo el estrés laboral -ya no otros trastornos que pueden estar derivados del mismo como la depresión- es el segundo problema de salud dentro del empleo más frecuente de Europa. Entre el 50 y el 60% de los días que se pierden se atribuyen a la ansiedad generada por la precariedad o las malas condiciones laborales (un 72%), la excesiva carga de trabajo (66%) o el acoso laboral (59%), según datos de la Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo.

Un 80% de los 'centennials' se sentían más agotados tras la pandemia, en comparación con el 73% del resto de grupos de edad

Por otro lado, en los últimos años se ha centrado la atención respecto a este problema en el grupo de población de los 'millennials', con libros como 'No puedo más' de Anne Helen Petersen, el cual ha sido un éxito en ventas tanto en Estados Unidos, país en el que primeramente se publicó, como en España. Sin embargo, cabría atender a la generación inmediatamente posterior, la Z o la de los 'centennials', la cual aglutina a aquellos que nacieron desde la mitad de los años 90 hasta la mitad de la década de los 2000. Una de las mayores diferencias entre su predecesora, que ya marcó un antes y un después al ser la primera vez que se alzó la voz contra las consecuencias psicológicas que genera el hecho de trabajar (algo diametralmente opuesto a los 'boomers', cuya actitud moral hacia el trabajo presume de ser más férrea), es el hecho de haber sido los primeros nativos digitales, educándose desde edades tempranas con Internet.

Foto: Fuente: iStock

Este factor es de especial importancia, ya que la cibernética además de cambiar los modelos organizativos del trabajo también ha cambiado las relaciones humanas. Los límites entre el tiempo de ocio y el tiempo de trabajo están cada vez más difuminados, emergiendo la figura del 'empresario de sí mismo' o nuevas ocupaciones como el 'influencer', que a pesar de parecer una profesión amable, genera muchos problemas mentales, como han reconocido en diversas ocasiones algunos de los rostros más conocidos de la red.

Más quemados que las anteriores: los datos

Una encuesta de 2021 del sitio web de búsqueda de empleo 'Indeed' reflejó que los trabajadores pertenecientes a la generación Z, es decir, los más jóvenes, reportaban tasas más altas de agotamiento que en años pasados, con un 59%. Aunque todavía no ganan a los 'millennials', se trata de un porcentaje que va en aumento con el paso de los años. Otra encuesta realizada en Estados Unidos este mismo año cifraba en un 80% el número de 'centennials' que se sentían más agotados tras la pandemia, en comparación con el promedio de los grupos de edad restantes, situado en un 73%.

De media, los 'centennials' pasan 4,5 horas diarias en redes sociales, una marca que supera a la de los 'millennials'

"La generación Z tiene la peor colección de factores estresantes entre los trabajadores del presente, desde la falta de oportunidades laborales hasta la inestabilidad financiera, pasando por la normalización de la cultura del estrés o la incapacidad para relajarse", observa Kim Hollingdale, profesora de la psicología de la Universidad Pepperdine de California, en un reciente artículo de la 'BBC'. "Y aunque todas las generaciones pueden mostrarse agotadas, la Z es la que menos poder tiene para establecer límites y decir que no a un alto volumen de tareas".

Foto: Fuente: iStock

Por otro lado, a estos problemas se le suman factores económicos externos, como el auge de la inflación experimentado estos últimos meses y a su vez el hecho de tener los salarios más bajos respecto a otros grupos generacionales. Esto empuja a muchos jóvenes al pluriempleo, ya que no pueden sobrevivir con un solo salario. Además, el acceso a la vivienda sigue siendo un imposible, como también lo es para sus predecesores, los 'millennials'. Por no hablar de la poca capacidad que tienen para poder relajarse o desconectar. De media, los 'centennials' pasan 4,5 horas diarias en redes sociales, una marca que supera a la de la generación del milenio. Esto no solo es debido a que tienen más facilidad para emprender por su cuenta como creadores de contenido, sino también por la presión de las notificaciones, las cuales imposibilitan en un mayor grado establecer los límites entre tiempo de trabajo y tiempo libre.

Ventajas sobre otras generaciones

A pesar de todos estos factores negativos, hay un espacio para el optimismo. Al fin y al cabo, los 'centennials' son una generación mucho más concienciada en los problemas e injusticias sociales que sus predecesoras, al igual que en temas de salud mental. Hay un cambio de paradigma respecto a los límites que tienes que establecer para cuidarte, de ahí que muchos jóvenes del mundo del deporte o del espectáculo hayan alzado la voz en estos últimos años e, incluso, se hayan negado a seguir en una rutina asfixiante debido a la presión.

Se trata de una generación de jóvenes que ha percibido que lo importante en la vida no es triunfar o ser el mejor y tener una carrera de éxito

Pensemos, por ejemplo, en el caso de la atleta Simon Biles. El éxito laboral o artístico no lo es todo y está bien parar. De igual forma, podemos reparar en cantantes de grupos que han triunfado y han llegado a la cima, como por ejemplo Isaac Wood, de la banda británica Black Country, New Road, quien nada más sacar el último disco que les llevó a aparecer en las portadas de revistas y en los números uno, anunció su retirada por problemas de salud mental derivados de la fama.

En general, forman parte de una nueva concepción del trabajo que está naciendo y que responderá a los graves problemas que ahora presentan. Movimientos como el del año pasado de la Gran Renuncia son un ejemplo de ello. Se trata de una generación de jóvenes que se ha dado cuenta de que lo importante en la vida no es triunfar o ser el mejor, tener una carrera de éxito y llevar una vida ajetreada, sino que lo verdaderamente relevante es estar en paz con uno mismo y con los tuyos, al igual que saber cuándo decir que no.

El 'burnout' no tiene edad. En cualquier momento de la vida puede manifestarse este síndrome que produce un desgaste continuo a causa del trabajo. Sin duda, es un hecho histórico que organismos internacionales como la OMS hayan admitido como problema el desgaste mental y emocional que supone trabajar. En enero de 2022 pasó a calificarse como "enfermedad", cuando hasta entonces solo era un "problema relacionado con la dificultad en el control de la vida".

Social Millennials Estrés Síndrome de burnout Estados Unidos (EEUU) Precariedad OMS Salud mental California
El redactor recomienda