Es noticia
Menú
De Jessop a Trump: 9 coincidencias históricas reales que son difíciles de creer
  1. Alma, Corazón, Vida
INCREÍBLE

De Jessop a Trump: 9 coincidencias históricas reales que son difíciles de creer

Sobrevivir a tres de los naufragios más conocidos de la historia debe ser algo parecido a un arte, y predecir uno de ellos mucho tiempo antes, una forma de magia

Foto: Fuente: Wikipedia.
Fuente: Wikipedia.

Entre la leyenda y los hechos, hay una especie de abismo que inquieta a cualquiera. Llámalo coincidencia, predicción, presagio… El caso es que hay niveles de casualidades que se salen del reglón de lo que socialmente consideramos normal.

Teniendo en cuenta que ya de por sí la normalidad es un estado de la mente bastante difuso, cuando el pasado y el presente se cruzan en viva imagen se dice que ha sucedido como por arte de magia. Pues bien, sobrevivir a tres de los naufragios más conocidos de la historia debe ser, en ese caso, un arte, y predecir uno de ellos mucho tiempo antes, una forma de magia.

Foto: Coincidencias que pueden parecernos raras o improbables pueden ser fácilmente explicadas gracias a las matemáticas. (iStock)

Desde el Mark Twain caído del cielo hasta la aparición de Donald Trump como presidente de Estados Unidos en la realidad paralela de Los Simpson, aquí va una lista de algunas de las coincidencias más asombrosas o curiosas que no necesitan de entendimiento.

Mark Twain y el cometa Halley

placeholder Fuente: Wikipedia.
Fuente: Wikipedia.

El escritor estadounidense Samuel Langhorne Clemens, conocido popularmente como Mark Twain, nació en 1835, el mismo año en que el cometa Halley hizo su primera aparición. Hasta aquí, la relación entre Twain y el cometa parece tan estrecha como la de tantas otras personas que nacieron aquel día. Sin embargo, cuando el astro volvió a atravesar el cielo visible en 1910, el también humorista moría.

Según el 'New York Times', bromas aparte, el propio Twain llegó a predecir la coincidencia. Se le cita diciendo: "El Todopoderoso ha dicho, sin duda, 'Ahora aquí están estos dos fenómenos inexplicables; entraron juntos, deben salir juntos'".

La mujer que sobrevivió a tres famosos naufragios

placeholder Fuente: Wikipedia.
Fuente: Wikipedia.

La estadounidense Violet Jessop pasó a la historia como "Miss Unsinkable", o lo que es lo mismo: la "señorita insumergible". Era enfermera y azafata, y trabajaba en transatlánticos, donde se ganó aquel apodo.

Claro que trabajadoras y trabajadores como ella viajaban y viajan todo el tiempo sobre el nivel del mar, pero cuando te toca vivir un naufragio la cosa cambia. A Jessop le tocaron nada más y nada menos que tres: el del Titanic en 1912, el del HMHS Britannic, que corrió la misma suerte en 1916. Por si fuera poco, según recogen algunos informes de la época, también estaba a bordo de un tercer barco con trágica historia, el RMS Olympic, cuando chocó contra un buque de guerra. Afortunadamente, el Olympic se mantuvo a flote y Jessop vivió de nuevo para contarlo.

Un presagio del Titanic en forma de libro

placeholder Fuente: Wikipedia.
Fuente: Wikipedia.

No solo hay leyendas alrededor del Titanic, también hechos que bien podrían ser leyendas, y la del destino de aquella enfermera no es el único. Catorce años antes del hundimiento del famoso barco, el escritor Robert Morgan publicaba su libro 'The Wreck of the Titan, Or Futility', es decir, 'El naufragio del Titán, o la futilidad'. Era 1898 y la obra hablaba de un enorme barco llamado Titán.

Sin embargo, el nombre no es la única similitud asombrosa entre ficción y realidad. Más allá de esta coincidencia, incluso más allá de que ambos se describan como "insumergibles", tanto el Titán ficticio como el Titanic tuvieron problemas después de chocar contra icebergs en el lado de estribor del barco. Ambos estaban a 400 millas de Terranova cuando se hundieron, ambos en noches de abril, y en ambos casos, los pasajeros sufrieron trágicamente debido a la escasez de botes salvavidas.

Y el hombre que sobrevivió a dos bombas atómicas

placeholder Fuente: Wikipedia.
Fuente: Wikipedia.

El 6 y 9 de agosto de 1945, Estados Unidos detonó dos bombas nucleares sobre las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki, respectivamente. Las explosiones y la radiación que causaron mataron a cerca de 90.000 personas. Un auténtico asesinato masivo. Pocas personas sobrevivieron a una o otra tragedia, pero hay una que vivió ambas.

En 2009, el gobierno japonés confirmó que un hombre, Tsutomu Yamaguchi, estuvo en cada ciudad los días en que fueron bombardeadas, y vivió para contarlo. Yamaguchi se encontraba el 6 de agosto en Hiroshima por un viaje de negocios. "Mientras caminaba, escuché el sonido de un avión, entonces miré para arriba y vi un B-29 lanzando dos paracaídas. De repente... fue como un destello de magnesio, un gran destello en el cielo, y sentí que todo volaba a mi alrededor", aseguró en una entrevista.

Tres días después había regresado a Nagasaki, la ciudad donde residía con su familia. Había vuelto ileso, pero con un trauma que nunca podría olvidar. Entonces, volvió a ocurrir: zumbidos, un destello, una ciudad entera estallando. A pesar de las explosiones, y de la doble exposición a la radiación que estas dejaron, Yamaguchi vivió hasta los 93 años. Falleció en 2010 de cáncer de estómago.

Una tal Eleanor Rigby

placeholder Fuente: Wikipedia.
Fuente: Wikipedia.

"Eleanor Rigby/Recoge el arroz en la iglesia donde ha sido una boda/Vive en un sueño/Espera en la ventana/Luciendo el rostro que guarda en un frasco junto a la puerta/¿Para quién es?", cantaban los Beatles.

En 1957, John Lennon y Paul McCartney se habían conocido en una fiesta en la iglesia de Saint Peter en la localidad inglesa de Woolton. A solo unos metros de aquel lugar, estaba la tumba de una tal Eleanor Rigby.

Nueve años después, McCartney escribió la canción así titulada. Afirmó que nombró al personaje en honor a la actriz Eleanor Bron, y una tienda en Bristol llamada Rigby & Evens Ltd. Más tarde, admitió que la tumba también pudo haber tenido algo que ver, asegura la 'BBC'. La escritura de la tumba se llegó a subastar, pero nadie la compró.

Enzo Ferrari y Mesut Ozil

placeholder Fuente: Wikipedia.
Fuente: Wikipedia.

Enzo Ferrari, fundador de la compañía automovilística italiana del mismo nombre, murió en 1988. Este dato puede no ser de gran interés si no eres una persona apasionada de los coches. Sin embargo, si te gusta el fútbol, sigue leyendo. Incluso si no te gusta el fútbol, presta atención: aquel año nacía el futbolista Mesut Ozil. ¿Que no te suena este nombre? Su rostro lo hará.

Los dos hombres resultan casi idénticos en muchas fotografías, lo que ha llevado a la gente a compartir la leyenda de que uno de los dos debe ser el doppelgänger del otro, o más aún: que, en realidad, son la misma persona. La coincidencia genética ilustra aquí perfectamente la teoría de la reencarnación.

Daniel el travieso y sus dos versiones paralelas

placeholder Fuente: Wikipedia.
Fuente: Wikipedia.

Probablemente, al leer ese nombre, te hayan venido muchos recuerdos de tu infancia. ¿Quién no ha visto alguna vez a este personaje haciendo de las suyas en cualquiera de sus formatos? Películas, series, series animadas... 'Dennis the Menace', como se le conoce en su idioma original, un niño adorablemente travieso, comenzó sus andanzas por las pantallas estadounidenses en marzo de 1951 junto a su perro Ruff. Desde entonces, no ha dejado de gustar a todo tipo de generaciones.

Lo que quizás no sepas es que en el mismo mes, en el mismo año, al otro lado del Atlántico, en el Reino Unido, se lanzó otra caricatura con ese mismo nombre. Al parecer, el Dennis británico era un poco más siniestro, ya que se dedicaba a causar el caos intencionalmente. Pero no eran don versiones pactadas, es decir, no hay signos de plagio en este caso.

Ambos personajes se crearon de forma independiente, aunque simultánea, y finalmente ocuparon un lugar similar en el panorama cultural de sus respectivos países. Aunque ya sabes que, como casi siempre, la cultura estadounidense eclipsa cualquier otra opción.

Los Simpson y la presidencia de Donald Trump

A nadie se le ha escapado este dato en los últimos años. De hecho, no es la única predicción certera que sale de la sala de guionistas de Los Simpson, pero tal vez sea la más extraordinaria.

Vayamos por partes. En el año 2000, la archi famosa serie de animación publicó un episodio en el que Donald Trump, un personaje para entonces reconocido en el ámbito de la farándula estadounidense, era presidente del país. En ese momento, aquellas escenas pasaron inadvertidas entre la vorágine de contenidos que ofrecen sus creadores, pero años después la cosa cambió, vaya que si cambió.

Si bien hay quien apunta que las predicciones del programa se pueden explicar, hay que tener en cuenta que los expertos, los encuestadores y la mayoría de la población estadounidense quedaron asombrados por la victoria del magnate (en parte, hasta él mismo). El secreto del presagio sigue guardado en el cajón del director.

El fenómeno de los eclipses solares

placeholder Fuente: Wikipedia.
Fuente: Wikipedia.

Por último, una coincidencia estratosférica, porque si entre humanos tenemos coincidencias fascinantes, el universo no iba a ser menos. Así, por ejemplo, un eclipse solar total se vuelve curioso por muchos motivos, pero por uno más concretamente.

Se trata de un suceso tan extraño e improbable que a lo largo de la historia la humanidad ha interpretado como un presagio paranormal. Este movimiento se ha mitificado de infinitas formas con el folclore de todas partes, pero quizás hay algo de lo que no se está hablando tanto…

Aunque el sol y la luna tienen tamaños muy diferentes, el fenómeno puede ocurrir porque el sol es aproximadamente 400 veces más ancho que la luna, pero también está 400 veces más lejos de la tierra, y esto es lo que hace que los dos parezcan del mismo tamaño.

Según 'Live Science', si el sol fuera más grande o la luna estuviera más lejos, probablemente nunca veríamos un eclipse solar total, porque la luna no parecería lo suficientemente ancha como para bloquear nuestra vista.

Entre la leyenda y los hechos, hay una especie de abismo que inquieta a cualquiera. Llámalo coincidencia, predicción, presagio… El caso es que hay niveles de casualidades que se salen del reglón de lo que socialmente consideramos normal.

Historia Noticias Curiosas Social
El redactor recomienda