Es noticia
Menú
Compra lotería para demostrar a su marido que no toca nunca y se lleva un gran premio
  1. Alma, Corazón, Vida
UN RASCA Y GANA DE 10$

Compra lotería para demostrar a su marido que no toca nunca y se lleva un gran premio

Una mujer quiso dar una lección a su esposo, pero se sorprendió a sí misma cuando se dio cuenta de que había ganado un millón

Foto: La mujer quiso dar una lección a su marido, pero se llevó la sorpresa de su vida (iStock)
La mujer quiso dar una lección a su marido, pero se llevó la sorpresa de su vida (iStock)

Las razones para comprar lotería pueden ser de lo más variado: desde la persona que quiere ganar un premio millonario para no volver a trabajar en su vida a quienes participan en los juegos de azar para llevar una vida de lujos con la que poder comer en los mejores restaurantes, dormir en los hoteles más exclusivos y viajar a los destinos más idílicos.

Lo que hasta ahora no habíamos oído nunca es el caso de una persona que juegue a la lotería para demostrar a otra que no toca nunca. Y eso es, precisamente, lo que ha hecho una mujer en Estados Unidos, que quiso demostrar a su marido que los juegos de azar están pensados para engañar a los jugadores y por eso decidió comprar un boleto de lotería.

Foto: Gana más de 400.000 euros en la lotería y se lo esconde a su marido durante 8 años (iStock)

La mujer había escuchado que las probabilidades de ganar un premio millonario son tan bajas que es casi imposible que te toque. De hecho, en los juegos más conocidos como la lotería Primitiva solo hay 1 posibilidad entre 14 millones de ganar el premio máximo. Algo que es aún más complicado con el Euromillón, donde las opciones de ganar el premio de primera categoría son solo de 1 entre 139 millones.

A alguien le tiene que tocar

Lo cierto es que esa mujer norteamericana se llama Glenda Blackwell, tiene 57 años y vive en Leicester, una pequeña localidad de apenas 20.000 habitantes en el estado de Carolina de Norte. Glenda quiso dar una lección a su marido ya que estaba cansada de ver cómo todas las semanas se gastaba un montón de dinero en distintos juegos de azar.

Glenda estaba cansada de que su marido se gastase mucho dinero cada semana en lotería

Así que cuando el pasado sábado él le pidió que le comprara unos boletos para participar en la lotería Powerball, una de las más famosas de Estados Unidos, Glenda vio su oportunidad. Y decidió comprar en su lugar un billete de lotería para el juego Carolina Millions, un juego del tipo rasca y gana en el que cada boleto cuesta 10 dólares, unos 9 euros al cambio.

Lo que no se esperaba la mujer es que iba a tener que comerse sus palabras. Porque cuando llegó a casa decidió no dar el boleto a su marido. La idea era "que se diera cuenta de que nunca toca nada", pero no contaba con que iba a ganar un premio millonario. Eso sí, tuvo que esperar un par de días, ya que hasta el lunes no fue consciente de que había ganado.

placeholder El premio de Glenda se quedará en casi un 60% menos tras los impuestos (NC Lottery)
El premio de Glenda se quedará en casi un 60% menos tras los impuestos (NC Lottery)

Glenda Blackwell viajó a la cercana ciudad de Raleigh y pasó por una tienda en la que venden lotería. Allí pudo comprobar el boleto de lotería que había comprado dos días antes y que no había llegado a dar a su marido. Y fue en ese momento cuando se dio cuenta de que estaba premiado con 1 millón de dólares, más de 900.000 euros al cambio.

Sin lección… pero con 1 millón

La mujer reconoce a ABC13 News que "tuve que comerme mis palabras, pero merecía la pena hacerlo. Entonces, me encontré realmente muy feliz". Glenda confirma que su idea era dar una lección a su marido porque "a veces me enfado con él y le digo que 'estás tirando tu dinero'. Pero decidí dejarlo pasar y no darle el boleto".

Foto: Fuente: iStock

Ahora, por primera vez en la vida de esta pareja, no habrá problemas para llegar a final de mes: "Hemos luchado mucho, así que ahora podremos comprarnos nuestra propia casa y hasta un terreno. Se pagará y ya no tendremos que preocuparnos por eso". Será la manera perfecta de dejar de apretarse el cinturón y dejar de pensar en su casa soñada como algo lejano.

Sin embargo, no es lo único que piensa hacer con el dinero: "Con la otra parte planeo ayudar a mi hija y pondré dinero para la universidad de mis dos nietas". Va a disponer de unos 400.000 euros para hacerlo, ya que eligió la modalidad de pago en una sola cantidad, lo que reduce la cantidad a recibir, después de pagar impuestos, en casi un 60%.

La ganadora se va a comprar una casa y ayudará a sus nietas a ir a la universidad

De hecho, podía elegir entre 20 pagos anuales de 50.000 dólares o un solo pago de 415.503 y escogió esta segunda opción porque no está segura de que vaya a vivir tanto debido a sus problemas de salud. Eso sí, de esta historia ha salido algo claro: tanto Glenda como su marido han confirmado que no comprarán tantos boletos de lotería en el futuro.

Las razones para comprar lotería pueden ser de lo más variado: desde la persona que quiere ganar un premio millonario para no volver a trabajar en su vida a quienes participan en los juegos de azar para llevar una vida de lujos con la que poder comer en los mejores restaurantes, dormir en los hoteles más exclusivos y viajar a los destinos más idílicos.

Lotería Juegos de azar
El redactor recomienda