Es noticia
Menú
No hagas caso a las comedias románticas: ser 'amigos con beneficios' no lleva al amor
  1. Alma, Corazón, Vida
Toma nota

No hagas caso a las comedias románticas: ser 'amigos con beneficios' no lleva al amor

En las películas, aquellos que tienen sexo sin compromisos acaban descubriendo que son almas gemelas y viven felices para siempre. En la vida real las cosas son diferentes

Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

Te conoces de sobra la película (o el libro en el que se base): dos amigos decididos a no comprometerse, pero con ganas de pasarlo bien, deciden acostarse sin ataduras y con la firme idea de no enamorarse, pase lo que pase. Sabes también cómo termina: después de muchos encuentros, confusiones y celos por parte de ambos, se dan cuenta de que están hechos el uno para el otro y son felices y comen perdices.

Pues bien, también sabrás de sobra que las películas no siempre representan la realidad. En este caso, el sexo sin compromisos podría no desembocar en ese 'felices para siempre' tan deseado. Aunque la pregunta clave sería: ¿por qué no?

Las investigaciones al respecto sobre amigos con beneficio se han llevado a cabo en un estudio de un año de duración realizado por Machia, Proulx, Ioerger y Lehmiller (2020), según informa 'Psychology Today'. Los resultados mostraron una baja probabilidad de que estos 'rollos' terminaran en relaciones a largo plazo. De hecho, durante el curso del estudio, solo el 15% de las relaciones de amigos con beneficios se convirtieron en relaciones comprometidas. El resto se quedaron como estaban, terminaron siendo solo amigos o incluso no volvieron a tener ninguna interacción. Por hablar de forma más matemática: solo 1,5 de cada diez amigos terminan en una relación. No son buenas probabilidades, desde luego.

Durante el curso del estudio, solo el 15% de las relaciones de amigos con beneficios se convirtieron en relaciones comprometidas

Los investigadores descubrieron que los amigos con beneficios que hicieron la transición a una relación se comunicaron más sobre sus expectativas para una relación y compromiso en el futuro. En otras palabras, hablaron de trabajar para establecer una relación entre ellos antes de tener relaciones sexuales, en lugar de simplemente tener sexo y esperar que algo sucediese espontáneamente.

En contraste, otras personas que buscaban una relación a largo plazo no discutían sus deseos de compromiso antes de compartir "beneficios" entre sí. Esas personas a menudo acababan decepcionadas cuando esa interacción no se convertía en un compromiso monógamo más adelante. Sencillamente, las parejas que no hablaron al menos de avanzar hacia una relación antes de tener relaciones sexuales tenían poca o ninguna oportunidad de que su interacción condujera a una relación después de tener sexo.

Solemos optar por una de dos estrategias diferentes a las que se conoce como orientaciones sociosexuales: la abierta y la restringida

Parece ser que los humanos tendemos a adoptar, según explican los estudios, una de dos estrategias diferentes a las que se conoce como orientaciones sociosexuales y que influyen en nuestros comportamientos, actitudes y deseos relacionados con el sexo y las relaciones. Por un lado, están las personas con una orientación restringida, que tienden a tener un bajo número de parejas sexuales y quieren relaciones a largo plazo, con amor y compromiso.

Después están aquellos con una orientación sin restricciones, con un mayor número de parejas sexuales. Estas son las que suelen disfrutar de aventuras o amigos con beneficios. La sociosexualidad puede tener incluso un componente biológico y genético, y por eso es tan importante dejar las cosas claras con tu potencial pareja.

Foto: Varias aplicaciones de citas. (Nik/Unsplash)

Teniendo en cuenta todo eso, para tener el tipo de resultados de relación que deseas, es esencial identificar tu propia orientación sociosexual y estrategia de emparejamiento, especialmente con respecto a tus objetivos de relación y motivaciones para tener relaciones sexuales.

La sociosexualidad puede tener incluso un componente biológico y genético, y por eso es tan importante dejar las cosas claras con tu potencial pareja

En última instancia, sin embargo, la mayor diferencia de citas es que las personas con una orientación restringida tienden a centrarse en encontrar características positivas a largo plazo en una pareja con el fin de construir una relación a largo plazo y comprometida con ellos. Por lo tanto, si tienes una orientación restringida, puede ayudar centrarte en encontrar una pareja que esté dispuesta a comprometerse y establecer una relación comprometida y monógama con ella.

En contraste, sin embargo, si no tienes restricciones, puede que simplemente disfrutes ligar a corto plazo. Lo único, conociendo el escaso porcentaje de parejas que salen victoriosas tras haber sido antes 'amigas con beneficios', quizá no deberías tener muchas esperanzas en que tu 'amigo con derecho a roce' actual vaya a convertirse en el amor de tu vida.

Te conoces de sobra la película (o el libro en el que se base): dos amigos decididos a no comprometerse, pero con ganas de pasarlo bien, deciden acostarse sin ataduras y con la firme idea de no enamorarse, pase lo que pase. Sabes también cómo termina: después de muchos encuentros, confusiones y celos por parte de ambos, se dan cuenta de que están hechos el uno para el otro y son felices y comen perdices.

Amor Poliamor
El redactor recomienda