Es noticia
Menú
El sector farmacia pide ampliar su capacidad asistencial tras la crisis del covid
  1. Alma, Corazón, Vida
MESA REDONDA EL CONFIDENCIAL

El sector farmacia pide ampliar su capacidad asistencial tras la crisis del covid

Una vez que la situación sanitaria ha vuelto a la normalidad, los farmacéuticos demandan que se les permita desarrollar más actividades

La crisis sanitaria provocada por el covid-19 ha servido para poner la farmacia en el centro del sistema de salud. Este sector, de enorme capilaridad —hay 22.137 farmacias repartidas a lo largo de todo el territorio nacional—, en lo más crudo de la pandemia tuvo que hacer un despliegue asistencial para dar atención a los ciudadanos, evitar el desabastecimiento y adaptarse a la evolución de las sucesivas olas.

Una vez que la situación sanitaria ha vuelto a la normalidad, cabe preguntarse hasta qué punto los aprendizajes de esta crisis han servido para cambiar modelos y para poner en valor la realidad del vínculo entre la farmacia y los pacientes. Asimismo, la cuestión es si la farmacia está preparada para hacer frente al desafío que supone un mundo marcado por el envejecimiento y la cronicidad.

Para debatir acerca de estos temas, El Confidencial ha organizado una mesa redonda en la que ha contado con la presencia de Alicia Campos, gerente de la Federación Española de Párkinson; Mercedes Maderuelo, gerente de la Federación Española de Diabetes; Ana López-Casero, tesorera del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, e Ignacio Pérez Ortiz, director de Relaciones Institucionales de Bidafarma.

placeholder Mesa redonda 'La farmacia en clave asistencial'.
Mesa redonda 'La farmacia en clave asistencial'.

Con ellos, hemos tenido ocasión de valorar el impacto y la repercusión de estos últimos dos años, un tiempo en el que, en palabras de Ana López-Casero, “se ha tomado conciencia de que, más allá de la dispensación de medicamentos, la farmacia es un sustento social muy importante, especialmente para los más vulnerables”. Así, ha recordado que en el primer mes de pandemia, cuando España entera estaba cerrada, más de 30 millones de personas pasaron por la red de farmacias, 2,2 millones recibieron atención telefónica y 850.000, atención domiciliaria.

“Esto no es algo que se pueda improvisar en cuestión de días o por un estado de alarma”, ha destacado Ignacio Pérez Ortiz. “Si ha sido posible, es porque la red de infraestructuras ya estaba creada. Y, en colaboración con el resto de los actores de la sanidad, hemos logrado que a nadie le faltara su medicación y hemos hecho de colchón para abastecer de esos productos que eran difíciles, y hacerlo de forma equitativa”.

"En el primer mes de pandemia, más de 30 millones de personas pasaron por la farmacia" (López-Casero)

Fue el caso de la hidroxicloroquina, pero también de otros medicamentos de alta demanda, como el ibuprofeno o los antitérmicos. Más adelante, de los test de antígenos, las mascarillas o los geles hidroalcohólicos. Y, en todo momento, asegura Pérez Ortiz, “el eje era podernos asegurar de que los más vulnerables estaban bien atendidos”.

La vulnerabilidad a la que hace referencia se ve representada por los enfermos crónicos. “En una situación de emergencia como esta, hay que tener equipos de respuesta inmediata”, ha asegurado Alicia Campos, quien señala que, en una patología como el párkinson, “hemos vivido el covid con angustia, miedo e inseguridad. En este contexto, tener la farmacia al lado nos ha dado un marco de seguridad”.

placeholder Ignacio Pérez Ortiz, director de Relaciones Institucionales de Bidafarma.
Ignacio Pérez Ortiz, director de Relaciones Institucionales de Bidafarma.

La proximidad, desde la perspectiva ciudadana, y más desde la de los enfermos crónicos, es esencial. “En la España vaciada no quedan curas, médicos ni bancos, pero sí farmacias”, ha recordado Ignacio Pérez Ortiz. Así, hay más de 2.000 farmacias en poblaciones de menos de 1.000 habitantes y más de 1.000, en poblaciones de menos de 500.

Mirar hacia adelante

Se ha trabajado mucho y muy duro, han coincidido los contertulios, pero ahora hay que dar un paso adelante. En este sentido, Mercedes Maderuelo ha señalado que “el covid ha supuesto un antes y un después, pero se trata ahora de aprovechar la situación, de trabajar ante la Administración y que se puedan reconocer y ejercitar acciones. Más allá de mirar de dónde veníamos, ahora nos toca mirar hacia dónde vamos”.

¿Es el momento, entonces, de pedir? ¿No puede terminar hastiando ese murmullo de reivindicaciones? “Se tiene la impresión de que nosotros queremos pedir, pero no es así: la reivindicación nace de la impotencia de saber que podemos dar mucho más al sistema y no se nos aprovecha. No estamos pidiendo más dinero; lo que nosotros queremos es evolucionar y pasar de ser una red concertada a una red integrada”, ha explicado López-Casero.

Sobre la mesa, la vieja queja de “no somos tiendas, sino establecimientos sanitarios”, y la afirmación de que "esta crisis nos sacó de la invisibilidad y nos permitió demostrar lo mucho que podemos hacer: detección precoz, seguimiento de tratamientos, facilitar la adherencia a los tratamientos…".

En este concepto, las asociaciones de pacientes tienen mucho que decir. Desde la de párkinson —una enfermedad neurodegenerativa en la que el seguimiento individualizado es de vital importancia—, demandan “una coordinación asistencial integrada, bien organizada, en la que cada cual tenga claro su rol y todos los actores trabajen unidos”.

La palabra 'coordinación' ha sobrevolado todo el debate. “Está claro que no podemos entender nuestra labor, ni dar más capacidad asistencial al sistema, si no estamos coordinados”, ha reconocido Ana López-Casero, quien también ha asegurado que “se debe trabajar de otra manera”. Es, asegura, una demanda del sistema "y el seguimiento de los tratamientos crónicos sería una gran conquista por nuestra parte".

"Los pacientes suelen considerar al farmacéutico un profesional más accesible" (Maderuelo)

Así, por ejemplo, se ha puesto sobre la mesa un estudio que revela que, en el caso del párkinson, si el farmacéutico interviene en el seguimiento se consiguen disminuir un 50% los problemas de salud no controlados, en un 60% los ingresos hospitalarios y se aumenta la adherencia al tratamiento en un 50%.

En el caso de la diabetes, en especial la tipo 2, Mercedes Maderuelo recuerda que “muchos de los pacientes carecen de una adecuada educación diabetológica y suelen considerar al farmacéutico un profesional más accesible; no solo porque estén cerca y abiertos, sino porque comunican de manera más cercana. A menudo, las personas mayores se retraen en presencia del médico, y piensan que el farmacéutico les entiende, les acompaña mejor”.

Ante esta situación, la gerente de la Federación Española de Diabetes se ha dirigido a los farmacéuticos y ha dado un toque de atención apuntando que “puede que sea el momento de decir que estáis desaprovechados”. A ello, el director de Relaciones Institucionales de Bidafarma ha cogido el guante y señalado que tienen muy en cuenta que “debemos ser proactivos y cubrir demandas que de verdad sean necesidades. La pandemia ha servido para que las instituciones reconozcan que podemos ir más allá”.

El papel de los cuidadores

En una sociedad cada vez más longeva, aumentan los enfermos crónicos y dependientes. Y es importante, han asegurado los participantes en el encuentro, “reivindicar la labor de los cuidadores, muchos de los cuales pasan los días en situación de alarma y con sentimientos de culpa”. Así, Maderuelo ha recordado “que se habla del paciente y de la enfermedad, pero no del acompañamiento. Y han aumentado los niveles de estrés y angustia. En esta situación, el farmacéutico nos puede dar confianza. No es que esté diciendo que tengan que hacer de confesores, pero sí pueden hacer esa labor de sostén”.

placeholder Ana López-Casero, tesorera del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos.
Ana López-Casero, tesorera del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos.

También desde la Federación de Párkinson, se demanda esa atención que proporciona la farmacia: “No es solo la enfermedad en sí, sino múltiples trastornos asociados, como problemas de deglución, síntomas motores, trastornos del sueño… Y es necesaria la comunicación de la persona con la farmacia en términos de espacio seguro en que sentirse cómoda”.

Una atención integral

La clave es una atención integral que ha de ir más allá del medicamento. “Cuando se habla de humanización del sistema de salud, parece que nos olvidamos de que la farmacia es el espacio de humanización por excelencia, el segundo hogar de los pacientes —ha recordado la representante del Consejo de Farmacéuticos—. Eres parte de su vida, conoces al paciente, a su cuidador y a su entorno social. Eso ya lo tenemos. Pero no nos queremos quedar ahí”.

En ese 'no quedarse ahí' llega el momento de la acción. Mercedes Maderuelo ha apuntado una reivindicación histórica de las asociaciones de pacientes: “Queremos que se nos tenga en cuenta en la toma de decisiones que nos afectan. Se habla mucho del paciente en el centro del sistema, pero lo que queremos es que nos dejen sentarnos a la mesa y participar al mismo nivel que el resto de los actores”.

Asimismo, las asociaciones también demandan que desde la farmacia se facilite a los pacientes información sobre el asociacionismo, adherencia a los días mundiales y que los farmacéuticos estén formados sobre sus patologías. El concepto clave es el de compromiso, un concepto que comparten Ana López-Casero —“tenemos alma de paciente y, por ello, nos comprometemos a formar a los profesionales para que hagan lo mejor posible su trabajo"— y el representante de Bidafarma: "Nosotros no somos solo distribuidores: somos farmacia y pensamos como tal. Nuestros dueños son farmacéuticos y podemos aportar el valor del colectivo. Es un compromiso real”.

La crisis sanitaria provocada por el covid-19 ha servido para poner la farmacia en el centro del sistema de salud. Este sector, de enorme capilaridad —hay 22.137 farmacias repartidas a lo largo de todo el territorio nacional—, en lo más crudo de la pandemia tuvo que hacer un despliegue asistencial para dar atención a los ciudadanos, evitar el desabastecimiento y adaptarse a la evolución de las sucesivas olas.

Salud Eventos EC