Es noticia
Menú
Las sencillas rutinas que debes hacer para ayudar a tu bebé a dormir mejor
  1. Alma, Corazón, Vida
MEDIANTE SENCILLAS RUTINAS

Las sencillas rutinas que debes hacer para ayudar a tu bebé a dormir mejor

¿A tu bebé le cuesta dormir? Estipula los horarios de alimentación, crea el ambiente idóneo y descubre cómo ayudar a tu bebé a dormir mejor

Foto: Aprende qué debes hacer para ayudar a tu bebé a dormir del tirón (Pixabay)
Aprende qué debes hacer para ayudar a tu bebé a dormir del tirón (Pixabay)

Ya sea por la llegada de un recién nacido a casa o por el cambio en los hábitos de sueño de un bebé algo más mayor, es fundamental conseguir que tu hijo duerma bien por la noche. Tanto para ellos como para los padres y el resto de las personas que vivan bajo el mismo techo. Los problemas de sueño en la primera infancia son variados y pueden provocar estrés y agotamiento.

Luchar para conciliar el sueño o despertarse varias veces durante la noche, suelen ser desórdenes habituales. En estos casos, es imprescindible crear una rutina de sueño para el bebé, así como un ambiente idóneo que promueva el sueño, como pueden ser los niveles de temperatura y humedad en el aire.

Foto: Fuente: iStock

“Lo ideal es que un bebé tenga una rutina a los tres meses de forma natural”, dijo Abbie Howey, experta en primera infancia en declaraciones a Live Science. Pero no te preocupes si tu hijo recién nacido no cumple este plazo. Aún hay tiempo para establecer una rutina con un poco de conocimiento experto. “Una vez que hayas decidido a qué hora te gustaría que el niño se duerma, siempre sugiero comenzar la rutina unos 45 minutos antes de la hora de acostarse".

Rutinas de sueño para bebés

Cuando buscas crear un hábito de sueño para tu bebé, hay algunos pasos que puedes incluir para ayudarle a que se acomode y se relaje justo antes de irse a dormir. En este sentido, Howey recomendó los siguientes cinco pasos para preparar al bebé para una noche de sueño reparador:

  1. Baño: un baño tranquilo, sin distracciones, es el primer paso para que tu hijo duerma como lo que es, un bebé.
  2. Masaje: un masaje abdominal o estar un tiempo boca abajo ayudará a su digestión y garantizará que tenga una noche cómoda y sin interrupciones provocadas por gases, por ejemplo.
  3. Cuento: pasar tiempo leyéndole un cuento o reproduciendo un cuento grabado antes de dormir le ayudará a relajarse.
  4. Alimentación: el último paso antes de acostar a tu bebé es darle leche, ya sea de pecho o en biberón.
  5. Cama: mientras su bebé aún está despierto, colóquelo en su cuna y déjelo dormir solo.

En principio, no hay una hora establecida para acostar a tu bebé. Depende de los padres el encontrar el mejor momento para ambas partes. La mayoría de los bebés duermen alrededor de ocho horas por la noche y, una vez que se han establecido esa rutina, no deberían tener problemas para dormir del tirón.

Condiciones para ayudar al sueño del bebé

El entorno en el que duerme el bebé afectará a su capacidad para conciliar el sueño y permanecer dormido durante la noche. Al decorar la habitación, Howey aconseja utilizar colores neutros y evitar cualquier cosa demasiado estimulante. Una iluminación suave también ayudará a prepara a tu hijo a la hora de acostarle en la cuna.

placeholder ¿A tu bebé le cuesta dormir? Descubre cómo ayudarle (Pixabay)
¿A tu bebé le cuesta dormir? Descubre cómo ayudarle (Pixabay)

La temperatura también es un factor importante. Howey afirma que esta debe estar entre 15º y 20º centígrados durante todo el año, mientras que los niveles de humedad deben mantenerse alrededor del 40% y mantenerse con un humidificador, pero nunca cuando el bebé esté en la habitación y siempre deben evitarse en bebés con sistemas inmunitarios debilitados.

Asimismo, la habitación deberá estar lo más oscura posible para que el niño duerma bien, así que es recomendable usar cortinas opacas y/o persianas para evitar que entre la luz, especialmente en verano cuando hay más horas de luz al día. Howey también sugiere colocar una máquina de ruido blanco en la habitación que reproducen una gran variedad de sonidos, desde los del útero materno hasta las olas del mar.

Foto:  Lucía, Sofía, o Martina para niñas y Hugo, Mateo o Martín para los varones. (iStock)

El bebé debe dormir en una cuna o cama segura e independiente en su propia habitación o junto a sus padres, en lugar de compartirla con sus hermanos. No deben tener mantas, cojines, juguetes blandos en la cama que puedan servirle de distracción.

Por último, Howey afirma que respetar los horarios para despertarse y dormir, echarse la siesta, comer y bañarse es vital. Estas horas deben diseñarse para adaptarse a las necesidades del bebé, pero puede adaptarlas para que funcionen junto a tu estilo de vida.

Mantener la habitación entre 15º y 20º y con un 40% de humedad es lo ideal para el bebé

Por otro lado, esta rutina debe de ser constante y aplicarse todos los días. Por último, cuando el bebé esté inquieto, pero no angustiado, permita que se tranquilice y se vuelva a dormir solo, ya que de lo contrario puede crear dependencia y eso es contraproducente. Obviamente, habrá ocasiones en las que sea necesario intervenir y dar al recién nacido los cuidados que necesite.

Ya sea por la llegada de un recién nacido a casa o por el cambio en los hábitos de sueño de un bebé algo más mayor, es fundamental conseguir que tu hijo duerma bien por la noche. Tanto para ellos como para los padres y el resto de las personas que vivan bajo el mismo techo. Los problemas de sueño en la primera infancia son variados y pueden provocar estrés y agotamiento.

Estilo de vida Estrés Dormir bien HIjos
El redactor recomienda