Es noticia
Menú
Viaja 800 kilómetros para hacer el examen de conducir y lo suspende otra vez
  1. Alma, Corazón, Vida
TIENE PÁNICO A LAS ROTONDAS

Viaja 800 kilómetros para hacer el examen de conducir y lo suspende otra vez

Una británica viaja desde Londres hasta una remota isla de Escocia para hacer el examen de conducir más fácil del Reino Unido… pero sin suerte

Foto: La mujer recorrió todo el Reino Unido para intentar aprobar el examen (EFE/Ramón Gabriel)
La mujer recorrió todo el Reino Unido para intentar aprobar el examen (EFE/Ramón Gabriel)

Cada día, millones de personas en todo el mundo se montan en sus coches para ir al trabajo, de vacaciones, a hacer la compra o, simplemente, para disfrutar del placer de la conducción. Sin embargo, son muchas las personas que temen enfrentarse al momento de hacer el examen de conducir y tratan de encontrar cualquier truco para conseguirlo más fácilmente.

Célebre es el caso de un ciudadano polaco que lleva 18 años tratando de conseguir su permiso de conducción, pero que, en ese tiempo, ha suspendido 192 veces el examen. Ahora, una mujer británica parece querer seguir sus pasos: viajó más de 800 kilómetros para hacer una prueba más sencilla, pero cuando llegó el momento… suspendió.

Foto: Sacarse el carné de conducir es algo común a partir de los 18 años (EFE/Ramón Gabriel)

Se llama Constance Kampfner, vive en Londres y suspendió el examen la primera vez que se presentó en su ciudad. Sin embargo, en lugar de renovar los papeles y volver a examinarse, decidió recorrer 800 kilómetros hasta la otra punta del Reino Unido para enfrentarse a una prueba que, aparentemente, iba a ser mucho más sencilla.

Otro suspenso

Constance tuvo que viajar primero en coche y después coger el ferry para llegar hasta la isla de Mull, situada frente a la costa oeste de Escocia. Tardó 10 horas en completar su excursión, pero lo hacía por una buena causa: se había enterado de que, en ese lugar, en toda la isla solo había una rotonda… que era a lo que más le temía en la prueba.

Se despistó en exceso durante la prueba y estuvo a punto de caer al agua con el coche

Tal y como ha contado a The Times, el problema llegó cuando no encontró ningún instructor en la isla que quisiera hacerse cargo de su examen por el mal tiempo, por lo que tuvo que recurrir a Facebook. Allí conoció a Mairi, la farmacéutica local que le prestó su Mini para hacer la prueba. Todo estaba listo para que Constance lograra su carné de conducir, sobre todo cuando le dijeron que no tendría que pasar por la única rotonda de la isla.

Sin embargo, las cosas no fueron como ella esperaba. La belleza de los paisajes le hizo despistarse en exceso y "un tramo en particular de la carretera, que transcurre a lo largo del paseo marítimo que va hacia Tobermory, casi me hizo caer al agua". Así que el examinador no dudó en suspenderla y arruinar las esperanzas de Constance de conseguir el carné de conducir en el lugar más sencillo de todo el Reino Unido. ¿Volverá a presentarse?

Cada día, millones de personas en todo el mundo se montan en sus coches para ir al trabajo, de vacaciones, a hacer la compra o, simplemente, para disfrutar del placer de la conducción. Sin embargo, son muchas las personas que temen enfrentarse al momento de hacer el examen de conducir y tratan de encontrar cualquier truco para conseguirlo más fácilmente.

Reino Unido Virales
El redactor recomienda