Es noticia
Cómo distinguir un cansancio normal del 'burnout' laboral
  1. Alma, Corazón, Vida
Salud mental

Cómo distinguir un cansancio normal del 'burnout' laboral

Es posible que en algún momento te hayas preguntado si tu agotamiento tendrá que ver con estar quemado en el trabajo o si simplemente es un estado pasajero, una mala semana

Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

El síndrome de 'burnout', también conocido como síndrome de desgaste profesional o del trabajador quemado, hace referencia al estrés laboral cronificado. Cuando este se manifiesta de forma continuada, a través de un estado de agotamiento físico y mental que se prolonga en el tiempo y llega incluso a alterar la personalidad y la autoestima de la persona debido a su trabajo, en el organismo se instala lo que la OMS ya ha reconocido como una enfermedad.

La medicina actual lo incluye dentro de la Clasificación internacional de enfermedades, dentro del apartado relativo a “problemas relacionados con el abordaje de las dificultades de la vida”, pero aunque se trata de un padecimiento de origen mental, no aparece en el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales.

Foto: Fuente: iStock

En las últimas décadas, a medida que en la sociedad se anudaba una idea de futuro basada en la producción y la productividad, a través del filtro de la tecnología, los niveles de estrés han ido aumentando hasta convertirse en la actualidad en una problemática extendida y peligrosa que en japonés derivó en el término “karoshi”: morir, literalmente, por exceso de trabajo.

Cómo distinguirlos

Es posible que en algún momento te hayas preguntado si tu agotamiento tendrá que ver con esto, o si simplemente es un estado pasajero, una mala semana. Esa sensación de flojera está relacionado con el desánimo, la falta de motivación por hacer algo o el cansancio mismo, y puede ser más o menos grave. Entonces, ¿cómo distinguir uno de otro? La clave podría estar en el tiempo.

Para ello, es importante hacer el ejercicio de buscar y tratar de recordar cuándo apareció tu sensación de apatía: no es lo mismo unos días que unos meses que incluso años. Además, otra variable a tener en cuenta son los momentos en los que aparece.

placeholder Fuente: iStock
Fuente: iStock

Lo fundamental es observarse, detectar el proceso para poder reflexionar en torno a él, en torno a uno mismo y, sobre todo, llegar a conocer y reconocer tus emociones. Por supuesto, cuando el estrés nos atraviesa esto no resuelta una tarea fácil. Recuerda que si crees que no puedes o, simplemente, no sabes, no dudes en hablarlo con alguien, desde un familiar, un amigo, cualquier persona en quien sientas confianza hasta un profesional de la salud mental.

No es una simple flojera

No obstante, existen algunas nociones fundamentales que pueden ayudarnos a ahondar en nosotros mismos. Por ejemplo, es importante saber que con el 'burnout' surge la nostalgia, porque nos lleva a detectar, en mayor o menos medida, que hemos cambiado el entusiasmo por el desánimo.

Además de apatía y desconexión del mundo en general, también puede provocar fatiga crónica, ineficacia y negación (o distorsión) de la realidad. Si antes sentías más pasión por las cosas que hacías y ahora haces el esfuerzo por encontrarlas divertidas o placenteras, probablemente se trate más de 'burnout' que de simple flojera. En cambio, si nunca has sido particularmente entusiasta, tal vez hay otros temas detrás que vienes arrastrando, desde problemas emocionales o incluso bioquímicos

Asimismo, si notas (o los demás notan) que tienes cambios de humor bruscos estás muy sensible o irritable, esto también puede ser señal de depresión.

Descuidarse a uno mismo

No obstante, cuando solo tienes flojera o desgana pasajera, es probable que tus vínculos amistosos y sentimentales no se alteren, es decir, que continúen como siempre. No sucederá nada porque decidas no ir a una fiesta porque no tienes el cuerpo para fiestas.

placeholder Fuente: iStock
Fuente: iStock

Sin bien el 'burnout', como recuerda la doctora Yoo Jung Kim en 'Psychology Today', no es lo mismo de depresión, puede provocar algo similar: que la persona se aleje de sus seres queridos, e incluso de sí misma. Descuidarse a uno mismo ignorando ciertos hábitos importantes como comer sano, hacer ejercicio y descansar es una forma de alerta.

Además, ¿cuánto tiene que ver este estado con tu trabajo? Encontrar el grado en que un trabajo, incluso aunque sea una labor que nos guste, se vuelve contra nosotros tampoco es tarea fácil. La precarización, el sistema de meritocracia implantado en la lógica del mercado actual se retuercen con otras variables sociales como, sin ir más lejos, la pandemia actual. Por ello, también es importante recordar que todo esto no siempre depende de ti, que tu estado de ánimo tiene que ver con tu exterior, y que la normalización de un lenguaje sobre salud mental a través de los cuidados aún sigue pendiente.

Síndrome de burnout Estrés Enfermedades mentales Trabajo Social
El redactor recomienda