Tres mujeres que dejaron su empleo en 2021 cuentan lo que han aprendido
  1. Alma, Corazón, Vida
CON ESFUERZO Y SUPERACIÓN

Tres mujeres que dejaron su empleo en 2021 cuentan lo que han aprendido

Tres historias de esfuerzo y superación. Tres historias que dejan atrás la resignación y la posibilidad de mejorar y reinventarse. Tres historias de mujeres con nombre propio

Foto: Tres mujeres que dejaron su trabajo este año y apostaron por su futuro (Pixabay)
Tres mujeres que dejaron su trabajo este año y apostaron por su futuro (Pixabay)

La resignación es uno de los sentimientos que más ha predominado desde el inicio de la pandemia. Asumir estar trabajando en puestos que no satisfacen personalmente, que quitan demasiado tiempo libre para pasarlo con la familia o los amigos y que no están del todo bien remunerados no es tarea fácil.

Sin embargo, alrededor de 38,6 millones de personas dejaron sus trabajos hasta el pasado mes de octubre en Estados Unidos. Las causas son muy diversas, pero aquí puedes encontrar la historia de tres mujeres que se negaron a resignarse y decidieron parar para comenzar un nuevo camino y que se lo contaron a CNBC Make It.

Foto: Qué factores debes tener en cuenta antes de cambiar de empleo (iStock)

La primera de ellas es Ranee Soundara, de 37 años, y que dejó su trabajo como jefa de marketing de producto el pasado mes julio. Después de 18 meses trabajando sin descanso, se encontraba agotada. “Mi salud mental sufrió”, afirmó. Por eso, decidió acudir a un especialista. “Cuando me preguntó cómo estaba, me derrumbé. Me dijo que mi trabajo me estaba chupando la vida, y que, si continuaba por el mismo camino, me afectaría mental y físicamente”.

"Ningún trabajo merece que te vaya la vida en ello"

En ese momento, Soundara aceptó que ningún trabajo merece que te vaya la vida en ello. Con antecedentes familiares con enfermedades cardíacas y diabetes y con la intención de congelar sus óvulos para ser madre, sabía que el nivel de estrés que estaba alcanzando en el trabajo no era sano y podía traerla serias consecuencias.

Tras dejar su trabajo, viajó para reflexionar. Ahora explora opciones sabiendo lo que quiere

Fue entonces cuando planificó su salida de la empresa y decidió viajar a Hawai y Europa para relajarse, reflexionar y pasar un tiempo a solas. De regreso a Nueva York, ciudad en la que vive, Soundara ha decidido explorar sus opciones laborales teniendo muy claro los objetivos y expectativas que quiere, sopesando los pros y los contras.

Por su parte, Giselle Sitdykova, de 45 años y residente en Oak Park (California), renunció a su trabajo como gerente de análisis. Ella misma reconoce que antes de la pandemia por la covid-19 su vida estaba en piloto automático. “Todos los días me encargaba de llevar a mi hijo de 11 años a la escuela, preparaba la comida, iba al trabajo, me conectaba con los colegas, hacía mi trabajo real y luego me apresuraba a llevar a mi hijo a casa. No tenía tiempo para pensar”.

placeholder Tener tiempo libre y disfrutar de momentos de relax es fundamental cuando se trabaja (Pixabay)
Tener tiempo libre y disfrutar de momentos de relax es fundamental cuando se trabaja (Pixabay)

Sin embargo, con el teletrabajo, tenía cuatro horas libres para ella todos los días, así que empezó a crear su propia empresa, un sitio web que ofrece recomendaciones para ayudar a las personas que planean mudarse y en octubre de 2020 ya tenía la primera versión web lista. Cuando en la pasada primavera su empresa anunció la vuelta a la oficina, Sitdykova lo tuvo claro. “Fue una señal”, aseguró y decidió dejar el trabajo.

"Conecté conmigo misma"

“Aprendí mucho de mi, conecté conmigo misma y con lo que me hace feliz. Ahora tengo la libertad de elegir con quién paso mi tiempo”, aseguró Sitdykova que ya empieza a tener clientes en su negocio online con lo que confía empezar a generar ingresos muy pronto.

Foto: Cambiar de sector laboral no es sencillo, pero tampoco imposible: hay que aprovechar el pasado

Por último, Stephanie Becker, de 22 años y que vive en Phoenix (Arizona). Después de perder su trabajo durante la pandemia y estar casi un año sin trabajo, la contrataron en un albergue para perros, trabajo que abandonó el pasado mes de junio ya que resultó ser demasiado estresante.

Malos horarios, una relación desastrosa con su jefe, la realización de tareas que no estaban especificadas en su puesto de trabajo y, para colmo, le negaron el poder cuidar a su tío cuando enfermó de covid. “Todos los días, después del trabajo, me subía a mi coche, me derrumbaba y lloraba. Simplemente no quería hacerlo más”. Por eso tomó la decisión y dio el aviso de su marcha.

Es difícil encontrar una empresa que se preocupe por sus empleados, dé beneficios y no pague mal

Según ella misma reconoce, lo más difícil fue decidir donde trabajar a continuación. “Es difícil encontrar una empresa que realmente se preocupe por sus trabajadores, que tenga beneficios y no pague mal”. Después de un mes de búsqueda encontró un nuevo puesto laboral en Starbucks, mucho más acorde con sus intereses y que no le genera estrés. Y, además, cubren el 100% de la matricula de la Universidad Estatal de Arizona si realizas tus estudios de forma telemática.

Salud mental Pandemia
El redactor recomienda