Es noticia
Menú
¿A dónde van realmente los kilos que perdemos al adelgazar?
  1. Alma, Corazón, Vida
MITOS Y VERDADES

¿A dónde van realmente los kilos que perdemos al adelgazar?

Aunque nos pueda sorprender, la grasa que perdemos se transforma en CO2 y agua líquida, según revela un estudio reciente. Y respirar es la actividad con la que más peso se pierde

Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Un equipo de investigadores liderado por Ruben Meerman, físico y experto en nutrición de la Universidad de South Wales, en Sydney (Australia), ha descubierto que la grasa, que se elimina en forma de triglicéridos, se convierte en un 84% de gas CO2, que se elimina en la exhalación, y en un 16% de agua líquida, que se elimina mediante la orina, el sudor y otros fluidos corporales.

Mucha gente tenía la falsa creencia de que esos kilos se transformaban en calor o energía. Otros, en cambio, pensaban que la grasa se expulsaba a través de las heces o se convertía en músculo. Todas estas opciones son falsos mitos y son del todo incorrectas.

Foto: Foto: iStock

Lo que en realidad ocurre, es que los pulmones son el principal órgano excretor a la hora de perder peso. Sin embargo, y de forma casi instintiva, pensamos erróneamente que hacer ejercicio es la mejor forma de quemar calorías, pues es algo que va acompañado de la aceleración del pulso cardíaco, el consiguiente aumento de la temperatura corporal y posterior sudoración.

Los carbohidratos también se transforman

Pero no sólo las grasas salen a través de nuestros pulmones y fluidos corporales. De acuerdo con Meerma, los carbohidratos también se transforman en CO2 y H2O, al igual que el alcohol y las proteínas, aunque algunos alimentos que contienen este último nutriente son susceptibles de acabar expulsados en forma de urea casi por completo. La única comida que llega al colon de forma intacta es la fibra, presente en cereales como el trigo o el maíz.

La grasa que se elimina del cuerpo se convierte en un 84% de CO2 y en un 16% de agua líquida

Por otro lado, es conveniente saber que las mejores formas de acelerar el metabolismo pasan por reducir las calorías en la dieta e incrementar el movimiento de los músculos mediante la actividad física. La primera servirá para reducir la cantidad de grasa que se quiere perder y con la segunda conseguirás incrementar la cantidad de dióxido de carbono expulsado del organismo.

Como ejemplo, un adulto puede consumir alrededor de 415 gramos de carbohidratos, grasas, proteínas y alcohol al día. Dicha cantidad produciría exactamente 740 gramos de dióxido de carbono, 280 gramos de agua y aproximadamente 35 gramos de orina.

placeholder Fuente: iStock
Fuente: iStock

Aunque parezca sorprendente, respirar es la actividad con la que más peso se pierde, y lo bueno es que cada noche exhalamos 200 gramos de CO2, lo que supone un cuarto de la cantidad diaria que debes perder.

Foto: Agua con limón, refrescante e ideal para adelgazar en verano

Asimismo, adelgazar también es un trabajo de respiración, cada vez que se exhala, se elimina el CO2 que se ha producido al quemar la grasa. Y al inhalar introduces el oxígeno que necesitas para quemar la grasa en forma de triglicéridos.

Mejorar la respiración, muy beneficioso

Al hacer ejercicio, la respiración se acelera y cogemos más aire, aunque si incrementamos el ritmo podemos alcanzar tal intensidad que no nos llegue suficiente oxígeno. Por eso, todo ejercicio que ayude a mejorar la técnica de la respiración, como el yoga o el pilates, facilitará la quema de grasas de forma más eficiente.

La respiración puede convertirse en un aliado a la hora de perder esos kilos de más que te sobran. Sobre todo, después de un duro entrenamiento ‘quemagrasas’ que produce mayor gasto calórico en un espacio de tiempo más reducido.

Aunque parezca sorprendente, respirar es la actividad con la que más peso se puede perder

Intercalar entrenamientos de alta intensidad que favorecen la pérdida de peso y trabajar después con ejercicios de respiración o yoga que facilitan eliminar la gran cantidad de CO2 que se produce al metabolizar las grasas con el ejercicio puede ser una excelente opción para eliminar grasas a diario.

Un equipo de investigadores liderado por Ruben Meerman, físico y experto en nutrición de la Universidad de South Wales, en Sydney (Australia), ha descubierto que la grasa, que se elimina en forma de triglicéridos, se convierte en un 84% de gas CO2, que se elimina en la exhalación, y en un 16% de agua líquida, que se elimina mediante la orina, el sudor y otros fluidos corporales.

Adelgazar Perder peso Respiración Yoga
El redactor recomienda