Es noticia
Menú
¿Por qué los graneros son de color rojo? La respuesta está en las estrellas
  1. Alma, Corazón, Vida
La intrahistoria

¿Por qué los graneros son de color rojo? La respuesta está en las estrellas

A Wes Anderson seguro que le encantan, y a quién no. Su característico color resalta en los paisajes del norte de Europa y América; pero, ¿por qué tienen el mismo color? ¿Por qué ese color?

Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

A Wes Anderson seguro que le encantan, y a quién no. Su característico color resalta en los paisajes del norte de Europa y América, desde Suecia a Canadá y Estados Unidos, los graneros de fachadas rojas no resultan tan llamativos y fotogénicos por un gusto implantado alguna vez, no se trata de una moda recorriendo territorios rurales. Estos edificios de madera que protegen el grano de cereal recolectado no solo guardan la historia de la agricultura en muchas regiones, también su propia y particular historia. ¿Por qué tienen el mismo color? ¿Por qué ese color? La respuesta está en el universo.

A priori, la razón es de orden práctico: el color rojo no es otra cosa que ocre rojo, que proviene del óxido de hierro, un elemento que los granjeros comenzaron a añadir a la pintura porque tiene propiedades fungicidas, lo que lo hace un gran amigo de la madera frente a los hongos, sobre todo en climas húmedos. Así, se trata de una forma de protección al lugar mismo que protege la cosecha, el alimento.

Foto: Fuente: iStock

Por supuesto, eso no es todo, porque entonces, ¿qué es exactamente el óxido de hierro? ¿Por qué este y no otros? Porque es el más abundante y, por tanto, el más barato. Pero el punto final de este relato está a años luz del mismo. La verdadera razón por la que los graneros están pintados de rojo, señala el físico Yonatan Zunger, es la fusión nuclear.

Los entresijos de la materia

Para empezar, la corteza terrestre está compuesta por un 6% de hierro y un 30% de oxígeno. El hierro es, con diferencia, el más abundante en la Tierra entre todos los elementos del bloque de la tabla periódica. Lo que quiere decir que existe diez veces más cantidad de este que del que le prosigue, el titanio. Por su parte, el oxígeno, un elemento del bloque p, es abundante y afecta el color de los compuestos en los que se encuentra, dándoles forma, "aunque el color real está determinado por los electrones d de lo que sea que se le adhiera: rojo del hierro, azules y verdes del cobre, un hermoso azul profundo de cobalto y otros", recuerda Zunger.

En su página de Medium, este físico e ingeniero informático hace un recorrido por los entresijos de la materia, una auténtica clase de física cotidiana que pasa desapercibida, desde la que permanece bajo el suelo terrestre hasta la que sostiene a una estrella; en realidad, la misma materia, porque para que este compuesto de gases atraviese el suelo una estrella ha tenido que explotar en el firmamento.

placeholder Fuente: iStock
Fuente: iStock

Dicho más simple, las estrellas que agonizan se están ahogando en los propios elementos pesados que las generan, y entonces mueren. Para nacer requieren del polvo y las nubes de gas, cuando estos se mezclan en un cóctel galáctico, propulsado por la gravedad, se produce una fusión que equilibra la presión hacia adentro y hacia afuera, manteniendo el resultado final en los cielos como esa bola de luz que miras detenidamente de noche.

El color de la energía

En el interior de la misma, la actividad no se detiene. "Las nuevas reacciones le dan una gran explosión de energía", apunta Zunger, pero entonces, su fuerza se vuelve contra ellas cuando comienzan a formarse elementos aún más pesados, así que el ciclo se repite gradualmente. "Con la estrella reaccionando a niveles de potencia cada vez más arriba en la tabla periódica, produciendo más y más elementos pesados, llega un punto en el que simplemente la energía se detiene, la estrella se apaga y entonces se derrumba sin parar".

placeholder Fuente: iStock
Fuente: iStock

Cuando la ceremonia o la vida llega a su fin, el material cae hacia la Tierra y se incrusta a nivel del suelo. Entonces, ¿cómo se relaciona esto con la pintura roja? Pregúntale al universo: "El límite mágico para la fusión ordinaria es de 56 nucleones (En física nuclear, un nucleón corresponde al nombre colectivo para dos partículas: el neutrón y el protón). Debido a que es el último punto en la cadena de reacción normal, muchos de los productos de fusión tienden a 'acumularse' allí antes de que la estrella explote, por lo que obtienes mucho más isótopo 56 que cualquier otra cosa. ¿Y qué tiene 56 nucleones y es estable? Una mezcla de 26 protones y 30 neutrones, es decir, hierro".

Así pues, la pintura roja es útil para cuidar la madera, también es barata, pero sobre todo es fácil de conseguir debido a fenómenos que siguen sobrepasando la comprensión humana. Podría decirse que de la desgracia ha nacido una estética.

A Wes Anderson seguro que le encantan, y a quién no. Su característico color resalta en los paisajes del norte de Europa y América, desde Suecia a Canadá y Estados Unidos, los graneros de fachadas rojas no resultan tan llamativos y fotogénicos por un gusto implantado alguna vez, no se trata de una moda recorriendo territorios rurales. Estos edificios de madera que protegen el grano de cereal recolectado no solo guardan la historia de la agricultura en muchas regiones, también su propia y particular historia. ¿Por qué tienen el mismo color? ¿Por qué ese color? La respuesta está en el universo.

Noticias Curiosas Canadá Física Agricultura
El redactor recomienda