Cinco cosas que no debes hacer después de las 5 de la tarde si quieres adelgazar
  1. Alma, Corazón, Vida
SEGÚN VARIAS DIETISTAS

Cinco cosas que no debes hacer después de las 5 de la tarde si quieres adelgazar

Es posible que puedas modificar alguno de esos hábitos que realizas en el lapso de tiempo que va desde que acabas tu jornada laboral y te metes en la cama

Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

¡No te alarmes! No te vamos a decir que dejes de comer pasadas las 17 horas de la tarde. Sin embargo, es posible que puedas modificar alguno de esos hábitos que realizas en el lapso de tiempo que va desde que acabas tu jornada laboral y te metes en la cama a descansar y coger fuerzas para retomar un nuevo día.

Evitando estos comportamientos antes de acostarte podrás deshacerte de esos molestos kilos de más y ver como los dígitos de la báscula van bajando poco a poco. Las recientes investigaciones sobre los ritmos circadianos, los horarios de cada comida o practicar el ayuno intermitente muestran que es igual de importante saber lo que se come, como cuándo se come. Por eso, en este artículo te explicamos las cinco cosas que nunca debes hacer, según diferentes dietistas, a partir de la media tarde si lo que estás intentando es adelgazar.

Foto: Y ahora se van a andar, como Dios manda. (iStock)

¿Tienes un hambre insaciable que te lleva a comer todo lo que tienes a la vista cada tarde? Esto puede llevarte a darte más de un atracón al final del día, algo que hay que evitar a toda costa. Si esto se produce es, probablemente, porque el hacer tu dieta te ha condicionado a comer menos. Por lo tanto, es muy probable que no estés comiendo lo suficiente durante el día, lo que resulta contraproducente por la noche y te lleva a comer más de la cuenta.

Evita comer directamente de la bolsa

Para evitarlos, “asegúrate de dedicar el tiempo suficiente a comer para satisfacer tus necesidades durante el día", dice Nicole Stefanow, nutricionista culinaria. Puede parecer contradictorio comer más durante el día cuando lo que se busca es perder peso, pero comer comidas equilibradas con proteínas, fibra y grasa cada tres o cuatro horas evitará que comas en exceso por la noche y te ayudará a terminar el día con un déficit de calorías en lugar de con un superávit.

Comer cenas con proteínas, fibra y grasa cada 3 o 4 horas evitará que comas en exceso por la noche

Un segundo truco es que no comas productos directamente de los envases. Comiendo tus aperitivos favoritos de la bolsa “te arriesgas a perder la cuenta de cuánto has comido”, afirma la escritora y dietista Ruth Houston. Por eso, es aconsejable que midas una ración, dos a lo sumo, y guardes el envase sin volver a recurrir a el cuando termines.

Este tipo de alimentación no tiene sentido, ya que, antes de que te des cuenta, habrás acabado con la bolsa de patatas fritas y habrás consumido las calorías de una comida. “Haz un plan e incluye un snack de noche que te sacie y te mantenga satisfecho. Y mientras comas, apaga la televisión y deja a un lado el teléfono. Simplemente come”, aconseja la dietista Julia Stevens.

placeholder Comer por la noche viendo la televisión hace que aumentes las cantidades que ingieres (Pixabay)
Comer por la noche viendo la televisión hace que aumentes las cantidades que ingieres (Pixabay)

Otro aspecto a tener en cuenta, es que cuanto más tarde te quedes despierto, más horas tienes para comer, ya sea por aburrimiento o por hábito. Además, la mayoría de la gente no busca precisamente aperitivos saludables a esas horas de la noche. Por eso es conveniente que establezcas una hora para acostarte y así evitarás picar durante la noche y que los kilos vayan en aumento.

No dormir, engorda

A esto se une que no dormir más de siete horas puede llevarte a comer más al día siguiente. Además, se suelen consumir aperitivos con más calorías y menos nutrientes, como patatas fritas, galletas y refrescos, debido al aumento del cortisol y la grelina, dos hormonas que aumentan cuando no se ha dormido lo suficiente. La chef y dietista Julie Andrews recomienda “guardar el teléfono móvil una hora antes de acostarse, ya que es tentador ponerse al día en redes sociales o responder correos electrónicos, pero la luz azul puede dificultar el poder conciliar el sueño”. Por eso recomienda realizar una meditación corta o beber un té descafeinado para relajarse y dormir bien por la noche.

Foto: Fuente: iStock

Saltarse los carbohidratos o cualquier otro grupo de alimentos en la cena es tentador, pero si no logras saciarte, te encontrarás rebuscando en los armarios dos horas más tarde porque te has quedado con hambre. “Cuando no se tiene una cena equilibrada, se terminará consumiendo muchas más calorías, y no nutritivas precisamente” dice la dietista Melissa Mitri.

Los carbohidratos proporcionan el combustible necesario para el buen funcionamiento del cerebro y el sistema nervioso central, mientras que las grasas ayudan a absorber ciertos nutrientes, reduciendo el impacto glucémico y también contribuyen a la saciedad y la plenitud. Las proteínas son los componentes básicos de los músculos y tienen la capacidad de aumentar el metabolismo y mantenernos llenos. Si eliminas cualquiera de estos grupos, se fomenta el sentimiento de privación y provoca que comamos en exceso por la noche.

Sacar de casa los alimentos procesados y llenar el frigorífico de alternativas más saludables

Todos sabemos que comer resulta muy placentero. Por eso comemos cuando estamos estresados, aburridos o deseando algo específico. No es algo malo, pero tener una dieta para cada situación puede mantenerlo encaminado hacia sus objetivos de pérdida de peso. Lo primero es sacar de casa todos esos alimentos procesados y tan tentadores que tanto nos gustan y, después, llenar el frigorífico y los armarios de alternativas más nutritivas y saludables.

Y recuerda que no hay necesidad de sentirse culpable si las cosas no salen como estaban planeadas. Lo que haces la mayor parte del tiempo es más importante que lo haces de vez en cuando, aunque tener una dieta flexible seguro que te ayuda a lograr tu propósito de bajar peso.

Perder peso Adelgazar
El redactor recomienda