Es noticia
Menú
Encuentran una serpiente venenosa en su árbol de Navidad
  1. Alma, Corazón, Vida
Consultaron a un experto

Encuentran una serpiente venenosa en su árbol de Navidad

Mandaron al cazador Gerrie Heyns una imagen que mostraba al animal intruso

Foto: "Me prometió que realmente tenían un Boomslang" (Creative Commons)
"Me prometió que realmente tenían un Boomslang" (Creative Commons)

Una familia se ha visto sorprendida mientras admiraba su recién decorado árbol de Navidad. Entre los adornos, vieron que había un ejemplar de la serpiente más venenosa de Sudáfrica. "Estábamos contemplando nuestro trabajo cuando mi mujer, Marcela, señaló a nuestros dos gatos y dijo que creía que podría haber un ratón en el árbol, ya que lo estaban mirando", ha contado a New York Post el padre Rob Wild.

Al parecer, sus mascotas "suelen traer 'regalos' de la granja en la que vivimos, así que Marcela fue a echar un vistazo, movió la decoración y vio la cabeza de una serpiente mirándola fijamente", ha confesado el hombre. Tras una rápida búsqueda en internet, la familia observó que el reptil era la serpiente más venenosa del país, la conocida como Boomslang.

Para corroborar esta información, Wild no se lo pensó dos veces y envió de inmediato al cazador de serpientes Gerrie Heyns una foto de la intrusa en el árbol. En un principio, el experto consideró que este hombre le estaba gastando una broma pesada.

El momento de la captura

Solo después de que Rob le llamara, Gerrie le creyó. "Me prometió que realmente tenían un Boomslang en su árbol de Navidad, y que no era una broma". A continuación, recuerda que "me dirigí a su casa, diciéndoles que no le quitaran los ojos de encima por si se escabullía del árbol de Navidad y encontraba un escondite en su casa", sostiene Heyns

Una vez allí, fue un verdadero reto atrapar al animal, "ya que hacía mucho frío" y Heyns se empeñó en no estropear la decoración del árbol. Finalmente, la serpiente abandonó la decoración navideña y "se escapó", momento en el que Gerrie se las arregló para interceptar al reptil sin que mordiese a nadie.

Una familia se ha visto sorprendida mientras admiraba su recién decorado árbol de Navidad. Entre los adornos, vieron que había un ejemplar de la serpiente más venenosa de Sudáfrica. "Estábamos contemplando nuestro trabajo cuando mi mujer, Marcela, señaló a nuestros dos gatos y dijo que creía que podría haber un ratón en el árbol, ya que lo estaban mirando", ha contado a New York Post el padre Rob Wild.

Animales
El redactor recomienda