Es noticia
Menú
El apagón de media tarde: por qué los británicos no podían ver la televisión entre las seis y las siete
  1. Alma, Corazón, Vida
Contra el dilema de acostarse

El apagón de media tarde: por qué los británicos no podían ver la televisión entre las seis y las siete

Durante más de una década, cuando llegaban las 6 de la tarde en Inglaterra, los televisores en todos los hogares se apagaban. Comenzaba entonces y durante

Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Durante más de una década, cuando llegaban las seis de la tarde en Inglaterra, los televisores en todos los hogares se apagaban. Comenzaba entonces y durante una hora la "Toddler's Truce" o "tregua de los niños pequeños". Sucedió durante los últimos años cuarenta y el comienzo de la década de los cincuenta. En aquel período de posguerra, la BBC era la única cadena que informó y entretuvo a la sociedad británica.

Un parón de la programación o apagón momentáneo que caracterizó la cultura televisiva en aquellos años en el país. Dirigido a los más pequeños, el plan determinaría más tarde la misma deriva de los medios de masas.

Foto: Fuente: iStock

La BBC se enorgullecía de sus responsabilidades sociales mientras el tejido social se reconstruía. De hecho, los primeros programas para niños y niñas comenzaron en 1946, justo después del final de la guerra. Los domingos por la tarde y durante una hora, "La hora de los niños", estos disfrutaban siguiendo en la pantalla a la ya mítica marioneta 'Muffin the Mule' con la presentadora Annette Mills.

Dormir a los niños

Así, la cadena comenzó a producir programas infantiles diseñados para ayudar al desarrollo de la infancia. Sin embargo, de la misma forma que enfocó en ellos parte de la estructura de su escaleta, y les ofreció una nueva ventana a la imaginación, esta ventana cerraba. Si encendías la televisión a las seis y un minuto, no verías nada, y sin nada que ver, sería más fácil que los pequeños se acostaran temprano.

"Los ingresos de la BBC provenían de la licencia de televisión y no de la publicidad, por lo que una hora de aire muerto no afectó sus ingresos"

Era una manera, decían, de ayudar a madres y padres a llevar a sus hijos a la cama sin demasiados obstáculos. "Al principio, esta política no causó muchos problemas. Los espectadores no estaban acostumbrados a 24 horas de programación televisiva. La BBC emitía solo un número limitado de horas todos los días y nada durante la noche. Así que una hora más sin televisión por la noche no era el problema".

placeholder 'Children watching Andy Pandy, 1950', vía The Lowry (Flickr)
'Children watching Andy Pandy, 1950', vía The Lowry (Flickr)

Además, con los cincuenta llamando a la puerta, la "tregua de los niños" también ayudó a la BBC a ahorrar dinero, porque entonces los medios seguían alimentándose de su propio contenido. "Los ingresos de la BBC provenían de la licencia de televisión y no de la publicidad, por lo que una hora de aire muerto no afectó sus ingresos. El Director General de Correos, que dictaba la política de transmisión, también aceptó la tregua del niño pequeño como política estándar de programación de televisión".

Una televisión para los más pequeños

De hecho, la televisión infantil como parte de la programación especializada realmente comenzó en 1950 cuando se contrató al primer personal dedicado y cuando en 1951 Freda Lingstrom fue nombrada jefa de departamento. Así lo recuerda la propia cadena "BBC Children's TV prosperó a principios de la década de 1950, pero la llegada de ITV en 1955 supuso un nuevo desafío".

Aquel año apareció el segundo canal. La estrategia de la ITV era competir fuertemente en las últimas horas de la tarde y temprano en la noche, lo que anticipó el final de la 'tregua del niño' en 1956. El Director General de Correos, Hill, era quien dictaba aquella política de transmisión, por lo que los nuevos canales que en la época empezaban a llegar también tenían que cumplir con este parón.

placeholder Fuente: iStock
Fuente: iStock

Sin embargo, recuerda 'Mental Floss', las empresas de ITV protestaron y lucharon por la intervención del gobierno para levantar la norma. Finalmente, se produjo un acuerdo: la programación volvería a las pantallas en esa hora. El propio Hill sostuvo que la política original era paternalista.

Nuevos horizontes para los medios

Por primera vez, los índices de audiencia se habían convertido en un problema y la visión empresarial de la pequeña pantalla empezó a presionar al departamento infantil hasta que se disolvió en 1963.

Había intentado ofrecer programación en la misma gama de géneros que la televisión para adultos: drama, humor, noticias, conocimiento, etc. Entre los primeros programas destacan algunos todavía hoy recordados: Whirlygig, el primer "programa de variedades para niños", que incluía, entre otros, a Hollín y Rolf Harris; All your Own, editado por Cliff Michelmore y presentado por Huw Wheldon (más tarde para presentar el programa artístico Omnibus y convertirse en director general de BBC Television en 1968).

Por supuesto, hubo dramas infantiles que solían ser adaptaciones de libros clásicos como 'The Railway Children' y 'The Secret Garden', míticas historias que siguieron adaptándose a la visión de las generaciones posteriores una y otra vez.

"La BBC en realidad se alejó lo más que pudo del silencio en su primera apuesta para la nueva franja horaria, transmitiendo un programa de rock and roll"

Los primeros programas que llenaron el hueco en negro de las seis de la tarde comenzaron el 16 de febrero de 1957 sin apenas voces en contra: según declaró un portavoz de la BBC de la época, la cadena había recibido solo seis llamadas telefónicas quejándose del cambio.

No sería porque el cambio era paulatino, todo lo contrario: "La BBC en realidad se alejó lo más que pudo del silencio en su primera apuesta para la nueva franja horaria, transmitiendo un programa de rock and roll llamado The Six-Five Special". Poco a poco, aquel hueco fue llenándose de variedades cada día de la semana hasta convertirse en un viejo recuerdo entre las personas mayores en la actualidad.

Durante más de una década, cuando llegaban las seis de la tarde en Inglaterra, los televisores en todos los hogares se apagaban. Comenzaba entonces y durante una hora la "Toddler's Truce" o "tregua de los niños pequeños". Sucedió durante los últimos años cuarenta y el comienzo de la década de los cincuenta. En aquel período de posguerra, la BBC era la única cadena que informó y entretuvo a la sociedad británica.

Noticias Curiosas Niños
El redactor recomienda