Es noticia
Menú
Las matemáticas del ojo: un estudio descubre que la pupila percibe información numérica
  1. Alma, Corazón, Vida
Los enigmas del ojo

Las matemáticas del ojo: un estudio descubre que la pupila percibe información numérica

Además de la luz, la pupila también se mueve al ritmo de los números en un particular lenguaje matemático que seguro que no conocías

Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Te habrás dado cuenta de que tus ojos se esfuerzan más para ver en contextos oscuros, y quizás si te has fijado ya sabrás que en esos momentos tus ojos se agrandan, sí, como hacen los gatos, aunque no nos salga con tanta elegancia. Probablemente los ojos sean unos de los órganos que más nos llaman la atención, y juegan fuerte para seguir siéndolo. Si crees eso es todo te equivocas: un nuevo estudio científico publicado en la revista 'Nature Communications' ha descubierto que la pupila humana no solo se ajusta a la luz, sino que también cambia de tamaño según el número de objetos que se esté observando.

Como si se adaptara a las formas numéricas, en un particular lenguaje matemático, cuantos más objetos hay en una escena, más crece la pupila. Una "numerosidad percibida" que, según la investigación es “un reflejo simple y automático”, desde el instinto de ponérnoslo fácil, busca ajustar al campo visual todo lo que tiene que mirar.

Foto: Fuente: iStock

Para detectar este gesto, un grupo de investigadores observó el tamaño de las pupilas de 16 participantes mientras miraban imágenes de puntos. En algunas de las imágenes, los puntos se unían en forma de mancuernas, creando la ilusión de que había menos objetos. Entonces, el tamaño de la pupila de los participantes se reducía.

Una percepción numérica

Aún no saben de dónde procede el gesto, pero según apuntan los autores del estudio, es probable que esté relacionado con la necesidad de supervivencia: “se cree que la mayoría de las especies tienen un 'sentido numérico' dedicado que les permite detectar enemigos en la naturaleza, encontrar comida, volver a casa y más”, indican.

De hecho, aseguran que intrínseca a ello se percibe una aptitud para gestionar la numerosidad de las cosas en nuestra percepción a partir de unas pocas horas de nuestro nacimiento. La psicóloga y neurocientífica Elisa Castaldi, investigadora de la Universidad de Florencia, en Italia, apunta al respecto que "este resultado muestra que la información numérica está intrínsecamente relacionada con la percepción".

Asimismo, la comunidad científica sugiere que el nuevo estudio podría tener importantes implicaciones prácticas. "Por ejemplo, esta capacidad está comprometida en la discalculia, una disfunción para el aprendizaje matemático, por lo que nuestro experimento puede ser útil para la identificación temprana de esta condición en niños muy pequeños", afirma Castaldi.

Los enigmas del ojo

El objetivo de los investigadores ahora es seguir profundizando en los enigmas del ojo, por qué sucede esto y qué más podría condicionar el tamaño de la pupila. De hecho, es una línea en la que ya llevan años trabajando.

Estudios previos habían encontrado que esta dilatación o contracción de la pupila no solo se veían afectada por la luz: estos estudios sugieren que también lo hacen las ilusiones visuales que involucran brillo, tamaño y contexto. Así, existe una base clara para la idea de que este movimiento en nuestros ojos está controlado al menos en parte por señales más altas en el cerebro.

"Esta habilidad, compartida con la mayoría de los otros animales, es fundamental en la evolución"

"Cuando miramos a nuestro alrededor, percibimos espontáneamente la forma, el tamaño, el movimiento y el color de una escena", dice David Burr, psicólogo de la Universidad de Sydney, en Australia, y miembro también de la Universidad de Florencia, y este pequeño gesto que pasa desapercibido nos facilita muchas cosas.

Como apunta Burr, "de manera espontánea, percibimos la cantidad de elementos que tenemos ante nosotros. Esta habilidad, compartida con la mayoría de los otros animales, es fundamental en la evolución: revela cantidades inmediatamente importantes, como cuántas manzanas hay en el árbol o cuántos enemigos están atacando".

Te habrás dado cuenta de que tus ojos se esfuerzan más para ver en contextos oscuros, y quizás si te has fijado ya sabrás que en esos momentos tus ojos se agrandan, sí, como hacen los gatos, aunque no nos salga con tanta elegancia. Probablemente los ojos sean unos de los órganos que más nos llaman la atención, y juegan fuerte para seguir siéndolo. Si crees eso es todo te equivocas: un nuevo estudio científico publicado en la revista 'Nature Communications' ha descubierto que la pupila humana no solo se ajusta a la luz, sino que también cambia de tamaño según el número de objetos que se esté observando.

Ciencia
El redactor recomienda