Es noticia
Menú
Hermano mexicano: ¿por qué perder todo lo compartido?
  1. Alma, Corazón, Vida
Historia

Hermano mexicano: ¿por qué perder todo lo compartido?

Un repaso a algunos aspectos que necesariamente deben de ser revisados en beneficio del acercamiento a una verdad común

Foto: Presidente Lázaro Cárdenas (Fuente: Wikimedia)
Presidente Lázaro Cárdenas (Fuente: Wikimedia)

"Los cántaros, cuanto más vacíos, más ruido hacen".

Alfonso X el Sabio.

A colación del desprecio manifiesto expresado por los señores Joe Biden y López Obrador, presidentes de EE.UU y la República de México respectivamente, a quienes se les debería de exigir un mínimo de decoro cultural, y en defensa del legado histórico dejado por los españoles que hollaron aquellas tierras de allende el Atlántico hace quinientos años, y durante más de tres siglos a partir de la primera visita efectuada por el almirante Cristóbal Colon, se hace necesario puntualizar algunos aspectos del discurso hispanófobo vertido por estos dos mandatarios que ya peinan canas y a los que se les presupone – y se debería exigir - unos estandares de educación formal y de cultura inquieta.

En virtud de los muchos dislates -demasiados quizás -vertidos por estos dos altos mandatarios ante audiencias a las que están obligados a formar como ciudadanos en vez de a confundirlas – desvaríos que este escribano supone consecuencia de la falta de información objetiva, de un mal asesoramiento o de un sesgo malicioso -, es por lo que en estas líneas se intentará arrojar luz sobre algunos aspectos que necesariamente deben de ser revisados en beneficio de el acercamiento a una verdad común.

Foto: Entrada de Roger de Flor en Constantinopla

Al primero de ellos, decirle que dirige un país muy joven y dinámico, recién aparecido en la historia con universidades como Harvard, Yale o el M.I.T, posicionadas entre las 10 mejores del mundo y en cuyas estanterías físicas y digitales consta, albergan entre otros, los mejores libros de historia que mente alguna pueda imaginar.

Todos estamos en el camino del conocimiento y hay incluso quienes pretenden la loable conquista de la sabiduría, pero por el camino no hay que olvidar, que es ignorancia el no distinguir entre lo que necesita demostración y aquello que es evidente. Y sobre esto último es de lo que va este artículo, porque ser conscientes de nuestra propia ignorancia ya es un gran paso hacia el saber.

En este punto y echando mano de la cronología e información contrastada de la que hoy todos los que albergamos cierta curiosidad podemos obtener si tenemos inquietudes por crecer, es posible aseverar sin duda alguna los siguientes datos.

"Cuando Hernán Cortés desembarcó en Veracruz el imperio Mexica tenía una permanente guerra civil contra Totonacas, Chichimecas y Tlascaltecas"

Las vanguardistas leyes de Burgos promulgadas en el año 1512, expresan taxativamente que los autóctonos de las tierras americanas conquistadas tendrán al amparo de dichas leyes, protección y seguridad para sus propiedades y vidas en aquellos pagos, favoreciendo además, los matrimonios mixtos. De ello, se deduce que la interracialidad – mestizaje - es bendecida por los propios Reyes Católicos dando cobertura y protección ante ciertos abusos que en su momento se produjeron, todo hay que reconocerlo .

Con el advenimiento de las Leyes Nuevas de 1542 y a instancias de una queja comunal de los frailes dominicos presididos por fray Bartolomé de las Casas, se consigue que la Corona promulgue un conjunto de leyes más restrictivas recortando los privilegios de los encomenderos. En ellas se prohíbe sin margen de duda alguna, la esclavitud de los indios pues quedaban directamente bajo la protección de la Corona. El incumplimiento de estas leyes suponía la devolución de dicha encomienda ipso facto al rey de España.

Y sobre este particular, cuando hablamos de criticar a los españoles sobre supuestas atrocidades, se hace indispensable poner el acento en que cuando Hernán Cortés desembarcó en Veracruz, el imperio Mexica - que no Azteca, eso es un neologismo de patente anglosajona -, tenía incendiada la zona en una permanente guerra civil contra los Totonacas, Chichimecas, Tlascaltecas, etc. Eran los locales los que se estaban matando a destajo contra los amos de Technotitlan. Cortés vio que tomar partido le beneficiaba y se posicionó para favorecer los intereses que convenian a sus armas, eso es todo. ¡Ah! Y recordar algo obvio, la guerra es una tragedia sin paliativos, la crueldad está en el corazón mismo de ella, y por ende, todos podemos sacar trapos sucios sobre las practicas del adversario.

placeholder Mercado tradicional mexicano (Fuente: iStock)
Mercado tradicional mexicano (Fuente: iStock)

En cualquier caso y con independencia de los errores y aciertos que España acumuló en los mas de 300 años de estancia en aquellos pagos y que nosotros, los de este lado peninsular consideramos nuestros hermanos y mas si cabe, al pueblo de México; es obligado recordar que la matriz política y los virreinatos eran una misma entidad, esto es, una misma nación.

Es más, ahora que está muy de moda denostar lo español asociado a todos los desastres que se supone que han heredado – según nuestros críticos-, los países que en su momento fueron gobernados subsidiariamente por mestizos y peninsulares en diferentes cargos administrativos, se hace necesario aclarar sesgos un tanto retorcidos.

Y haciendo un inciso, ¿se ha dado cuenta el señor Obrador que México ha perdido la mitad de los territorios que el virreinato tenía cuando los españoles nos fuimos?¿Que sus vecinos del norte son los que estigmatizan y limitan mediante recursos más que cuestionables el idioma que usted habla y que su país, representa por número de hispano hablantes a la nación del mundo que más lo practican?¿Que unos abnegados monjes franciscanos elaboraron la primera gramática Quechua y Náhuatle en 1560 y 1570 respectivamente (los ingleses no imprimieron su primera gramática hasta el año 1586) y que usted tiene un nombre que choca frontalmente con su discurso de discordia? ¿Qué en el año 1551, México tenía la segunda universidad en América tras la de Santo Domingo? Hasta 1636, en Cambridge, Massachusetts, Estados Unidos, no hizo aparición algo digno de ser llamado cultura homologada, en este caso, la excelente Universidad de Harvard.

Foto: Vista histórica de Cádiz (Fuente: iStock)
Ataque a Cádiz con alevosía
Á. Van den Brule A.

Si se ha informado algo al respecto Sr. Obrador, ¿sabe que en 1503 se fundó el primer macro hospital de América - San Nicolas de Bari-? ¿Que en el año 1800 la renta per cápita mejicana era la mitad de la norteamericana (450$ frente a 800 $) y que actualmente la renta de la Republica de México – a finales del año 2020 – no superaba los 9.000 $ mientras esa misma renta unos kilómetros más al norte suponía en cifras macro de aproximadamente 66.000 $? ¿Por qué cuestiona la pujanza, el prestigio que tenía el virreinato del que ustedes eran cogobernantes, la riqueza de conjunto, el liderazgo que les dejamos antes de irnos en 1821 y que ahora es rechazado con tanta vehemencia? ¿Por qué exorcizar lo “español” cuando tanto ustedes los mexicanos como nosotros los españoles, somos fruto del mayor mestizaje de la historia de la humanidad a través de las invasiones asimiladas? El gentilicio y/o la palabra Hispania- España se usa al menos desde hace 2.500 años en inscripciones ugaritica, pues era común entre los fenicios instalados en nuestra península.Con los los persas, vascos,y chinos, ¿Que otra nación del mundo puede arrastrar tanta historia ?

En este punto cabe recordar a su colega de oficio que gobierna el todavía hoy país más poderoso del mundo, que los padres de la patria y sus retoños, no dejaron vivo a prácticamente ningún aborigen y que les daba repelús y urticaria mezclarse con los nativos… ¿Son quizás un modelo para usted quienes les han arrebatado en menos de un siglo la mitad del territorio del virreinato que heredaron de esta nación europea que ahora ataca tan apasionadamente? Y otra cosa, no les coma el “coco” a nuestros hermanos mejicanos, pues como usted bien sabe – y no quiero abrir la caja de los truenos -, el Mayflower, uno de los grandes mitos de la conciencia norteamericana, apareció por las inmediaciones del continente americano en el año 1620, esto es, 122 años después de que Rodrigo de Triana y Colón arribaran a Guanahani. A partir de ahí, es donde nuestros críticos dicen, comienza el supuesto gran genocidio de las poblaciones nativas mal llamadas indias, pues entre otras cosas, ocurre que como presupongo que usted sabe, nosotros, los españoles, íbamos a Catay y Cipango, y no a comer mole, tacos y burritos, que por cierto están muy ricos.

Si usted Sr. Obrador, no desea leer a cultivados historiadores peninsulares de la talla de Eslava Galán, Jaume Vicens Vives, Arturo Pérez Reverte, María Elvira Roca o, mexicanos como los ilustres Carlos Pereyra o Álvaro Matute Aguirre; puede leer al documentadísimo Paul Preston o a Ian Gibson, al poeta Walt Whitman, al periodista Charles Fletcher Lummis (incondicional defensor de los amerindios y autor de la extraordinaria obra antropológica e histórica The spanish Pioneers) en su increíble viaje a California.Para equilibrara los ángulos muertos de su recortada visión sobre los españoles y su herencia en México y por extensión en toda América, le recomiendo la obra del lúcido y ecuánime Von Humboldt o a Erasmus Darwin que en una frase lapidaria dice textualmente …(sic) Mientras los anglosajones construían un imperio de muerte, los españoles lo hacían de civilización y cultura compartida…No nos confundamos Sr. Presidente.

"Cuando Harvard fue inaugurado, los españoles ya teníamos nueve universidades en territorio americano funcionando"

Este juntaletras aficionado, le sugiere Sr. Obrador, que en vez de echar balones fuera, ¿Porque no mira hacia el norte, que es la principal fuente de alimentación de la terrible permanencia del estado paralelo que corroe su nacion y tiene que soportar la República de México y fagocita las esperanzas del pueblo que usted dirige y así de paso, hacer frente a sus demonios internos que parecen vivir una época dorada en su particular olla exprés?

Y perdone si le abrumo con tanto detalle, pero cuando Harvard fue inaugurado, los españoles ya teníamos nueve universidades en territorio americano funcionando. En adición, según palabras de Humboldt, los mineros mejicanos ganaban ocho veces mas que sus pares alemanes, y nosotros, los denostados españoles que según su filosofía hispanófoba éramos mas malos que el demonio, ya habíamos dado la primera vuelta al mundo mientras Europa seguía durmiendo. Y abundando en detalles, trescientos años después de que un exhausto teniente (García López de Cárdenas) con veinte hombres – y un cura por si las cosas se ponían feas – recorriera el Cañón del Colorado, aparecieron por allá unos señores vestidos con guerreras de color azul descubriendo una cruz con inscripciones en castellano. Se puede usted imaginar el chasco que se llevaron los rubicundos anglosajones. Y por cierto, el territorio que abarca la diagonal sureste – noroeste desde el actual estado de Oregón hasta el sureño de Florida ya había sido explorada y sembrada de centros comerciales, misiones, postas para correos y fuertes para destacamentos militares españoles. ¿Se avergüenza usted de que nuestra coalición cultural conquistara mas de la mitad de la nación que hay al norte de México?

Y algo más Sr. Obrador, más allá de su patológico rencor hacia todo lo que huela a español, la cuestionada Malinche fue un factor de conciliación mientras históricamente se la ha lapidado usándola de coartada para evitar la humillación de la pérdida del imperio mexica. Esto, no es de caballeros. Los valientes mexicas lucharon con bravura contra un pequeño pero potente y entrenado ejercito que aprovechó la guerra civil que se dirimía entre las partes de los ancestros de lo que hoy compone la heterogénea y rica identidad del genoma y sello identitario mexicano y que gracias a la fortuna que nos ha sido dada a nuestros dos pueblos, cerca de mil millones de hispanohablantes (entre primera y segunda lengua), compartimos lazos comunes.

Si usted no puede reparar en una reflexión más acomodada a la realidad que este escribano le propone, haga honor a su hispanofobia y cámbiese de nombre, pues el Náhuatle no solo es hermoso y musical en si mismo, sino poético, y de poetas, México está sembrado.

P.D. A la memoria del presidente Lazaro Cardenas a quienes muchos españoles deben la vida.

"Los cántaros, cuanto más vacíos, más ruido hacen".

Reyes Católicos López Obrador Joe Biden