Cinco consejos para adelgazar andando una vez cumplidos los 60
  1. Alma, Corazón, Vida
Según varios estudios

Cinco consejos para adelgazar andando una vez cumplidos los 60

Se recomienda llevar siempre unos auriculares y probar a escuchar tu canción favorita

Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

En una investigación publicada en Age and Ageing en la que se encuestó a más de 400 adultos que superaban los 65 años, el 36% confesó no hacer ejercicio en su tiempo libre. Asimismo, los autores del informe señalaron que gran parte de los participantes acababan decantándose por el sedentarismo por miedo a lesionarse o padecer más dolor del que ya de por sí sentían.

Aunque estas preocupaciones son lógicas, muchos médicos aconsejan realizar un entrenamiento que no sea muy intenso (evitar las pesas) con el que obtener resultados. De hecho, se ha demostrado en múltiples estudios que caminar ayuda a perder peso y a disfrutar de un físico delgado y tonificado.

Foto: "Las flexiones y las sentadillas son lo primero que hado al levantarme de la cama" (Unsplash)

Ahora, una segunda investigación difundida en Preventive Medicine ha revelado que realizar paseos de media hora a la semana reduciría de forma considerable la grasa del cuerpo y mejoraría la aptitud aeróbica general. Otro trabajo publicado en el American Journal of Sports Medicine indica que salir a caminar diariamente durante seis meses ayudó a un grupo de mujeres a adelgazar una media de cinco kilos.

¿Cómo comenzar a moverse más?

De esta manera, si superas la sesentena y deseas perder peso pero no sabes por dónde empezar, lo mejor es adquirir el hábito de andar con frecuencia. La Dra. Lauren Elson, editora médica del Informe Especial de Salud de Harvard Caminar para la Salud, recomienda a los primerizos "caminar a un ritmo constante de cinco a veinte minutos varios días a la semana, o solo cinco minutos varias veces al día".

placeholder Una encuesta señala que las personas que tienen perro recorren 1.609 kilómetros anuales en compañía de su mascota (Unsplash)
Una encuesta señala que las personas que tienen perro recorren 1.609 kilómetros anuales en compañía de su mascota (Unsplash)

En caso de querer 'complicar' esos paseos, un primer consejo consiste en dirigirse a lugares que tengan cierta pendiente, caminar por un colina o algo tan sencillo como subir unas escaleras. Si dispones de una cinta de correr, puedes intentar activar la función de "inclinación". Según Nutristrategy mientras que una persona que pesa 68 kilos quemará unas 267 calorías durante una caminata regular a paso ligero, logrará deshacerse de 422 si invierte el mismo tiempo en un terreno cuesta arriba.

Si tienes una cinta de correr, puedes intentar activar la función de "inclinación"

A esta recomendación se une una segunda que, para poner en práctica, requiere un requisito: adoptar un perro. Al tratarse de unos animales que necesitan bajar a la calle unas tres veces al día, puedes aprovechar para dejar el sofá y salir en compañía del mejor amigo del hombre.

Aumenta la dificultad

Una encuesta realizada a 2.000 propietarios de perros señala que estas personan recorren 1.609 kilómetros anuales en compañía de su mascota. Esto se debe a que los dueños suelen salir diez veces a la semana, y que cada paseo tiene una duración superior a la media hora.

Puedes aprovechar para dejar el sofá y salir en compañía del mejor amigo del hombre

Otra buena opción es la de desplazarse con un propósito, ya que, según un estudio que analizó a más de 125.000 personas, es más saludable pasear con un cometido determinado. Por su parte, este trabajo, publicado en el Journal of Transport and Healt, concluye que aquellos que andan más rápido se sienten más sanos y les resulta más fácil ponerse en marcha para dirigirse al trabajo, supermercado o quedar con amigos. Incluso los jubilados pueden escoger un lugar al que acudir o una persona con la que reunirse para pasear.

Foto: Fuente: iStock

Un cuarto consejo para adelgazar caminando una vez alcanzada la sesentena consiste en aumentar la intensidad con intervalos. En caso de que no te atraiga la idea de subir una colina, puedes intentarlo sobre una superficie que no esté en cuesta a mayor velocidad. Con ello, es posible aumentar el ritmo cardíaco y quemar calorías, tal y como recoge Eat This, Not That.

Por último, aunque parezca un truco sencillo, se recomienda llevar siempre unos auriculares y probar a escuchar tu canción favorita. Esta idea está avalada por un estudio del Colegio Americano de Cardiología, que señala que ponerse música alegre contribuye a ejercitarse durante más tiempo.

Adelgazar
El redactor recomienda