Kiko, el cachorro que bebe un Puppuccino por primera vez
  1. Alma, Corazón, Vida
Más de 12.500 'me gusta'

Kiko, el cachorro que bebe un Puppuccino por primera vez

El can no tarda en lamer la nata montada con una energía que provoca que acabe manchando su hocico

Foto: No se sabe si la felicidad que ha sentido el animal es mayor que la experimentada por los usuarios al ver las imágenes (Unsplash)
No se sabe si la felicidad que ha sentido el animal es mayor que la experimentada por los usuarios al ver las imágenes (Unsplash)

Es raro el día que no se haga viral un vídeo protagonizado por una mascota. Por un motivo que resulta desconocido para muchos, los gatos y perros (entre otros animales) son verdaderas estrellas en redes sociales como TikTok. Esta vez, ha sido un can el protagonista de una publicación que ha alcanzado cierta popularidad en la plataforma.

El vídeo muestra a un cachorro de Rottweiler que prueba por primera vez un Puppuccino de Starbucks. Debido a las reproducciones y 'me gusta' que lleva la publicación, no se sabe si la felicidad que ha sentido el animal es mayor que la experimentada por los usuarios al ver las imágenes.

@kikotherottweiler

Kikos first Starbucks trip 😇 #fyp #rottweiler #puppy #dog #puppiesoftiktok #puppylove #dogsoftiktok #cutedog #puppuccino

♬ FEEL THE GROOVE - Queens Road, Fabian Graetz

Kiko, el pequeño protagonista de este vídeo viral, ha saboreado esa bebida especial para perros que se elabora en la citada cafetería, y que parece no haberle dejado indiferente. Tal y como recoge The Mirror, el can no tarda en lamer la nata montada con una energía que provoca que acabe manchando su hocico.

Es una "absoluta monada"

Al terminar este delicioso tentempié, el adorable Rottweiler aparece lleno de nata, la cual lame incluso después de haberse terminado su Puppuccino. De momento, más de 12.500 personas han dado a 'me gusta' en esta publicación de la cuenta kikotherottweiler y 77 usuarios han dejado un comentario.

Los internautas que han accedido al vídeo parecen haber quedado prendados del pequeño cachorro. Un usuario afirma que al perro le quedaba espacio en el estómago, ya que "no había terminado", mientras que otro confiesa que el Rottweiler es una "absoluta monada".

El redactor recomienda