Por qué las mujeres se queman más rápido en el trabajo que los hombres
  1. Alma, Corazón, Vida
Según varios estudios

Por qué las mujeres se queman más rápido en el trabajo que los hombres

Las señales son claras y es fundamental prever cuándo un empleado está llegando a su límite

Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

Si se encuentra en su puesto de trabajo, de la vuelta un momento y fíjese en sus compañeros. ¿Ha notado alguna diferencia con la pandemia? Haya sido así o no, parece que las estadísticas y la investigación son claras: el coronavirus ha provocado agotamiento en las personas, y especialmente en las mujeres que se encuentran en edad laboral. Es así, las mujeres se están quemando más rápido en el trabajo que los hombres.

Como suele suceder con los fenómenos complejos, las razones suelen ser múltiples. Según un artículo publicado recientemente en 'BBC' que trata de dar con la solución al problema, ellas (y en particular las madres) tienen aún más probabilidades que los hombres de tener que manejar un conjunto de responsabilidades más complejo a diario, una combinación impredecible de tareas domésticas no remuneradas y trabajo profesional remunerado.

Pero, ¿qué dicen los estudios al respecto? Según una encuesta de LinkedIn a casi 5.000 estadounidenses, el 74% de las mujeres dijeron estar muy estresadas por razones relacionadas con el trabajo, en comparación con el 61% de sus contrapartes masculinos también encuestados. Un análisis de la consultora 'Great Place to Work' descubrió que las madres con un empleo remunerado tiene un 23% más probabilidad de sufrir agotamiento que los padres con un empleo remunerado. Se estima que 2 millones de madres trabajadoras en Estados Unidos han sufrido agotamiento desde el inicio de la pandemia debido a la desigualdad en las demandas del hogar y el trabajo.

las mujeres son más vulnerables al agotamiento porque tienen menos probabilidades de promoción y eso genera mayor estrés y frustración a la larga

Otra: en 2018, investigadores de la Universidad de Montreal publicaron un estudio que siguió a 2.026 trabajadores en el transcurso de cuatro años. Los académicos concluyeron que las mujeres eran más vulnerables al agotamiento que los hombres porque tenían menos probabilidades de promoción que ellos y, por tanto, más posibilidad de estar en puestos de menor notoriedad, lo que genera mayor estrés y frustración.

Y parece que el coronavirus solo ha exacerbado estos problemas, como no podía ser de otro modo, al obligarnos a reformar drásticamente nuestras rutinas de trabajo y de vida. Un dato curioso: según las estadísticas recopiladas por CNBC, el número de mujeres que se describían a sí mismas como "muy ambiciosas" en el ámbito laboral disminuyó significativamente durante la pandemia. Y también existe preocupación sobre cómo las nuevas formas de trabajo, como las híbridas, pueden afectar la igualdad de género en el lugar de trabajo.

placeholder

Según la doctora Laura Gallagher, las mujeres tienen una tendencia más fuerte a experimentar ciertas emociones como la culpa, por tanto es más probable que sientan la responsabilidad de ser algo así como 'todo para todos'. Pero, ¿cómo evitar un éxodo de talentos femeninos? Según los expertos, las organizaciones deben reconocer que las prácticas antiguas de los lugares de trabajo ya no son adecuadas, y deben repensar fundamentalmente cómo estructurar las empresas para promover la justicia y la igualdad de oportunidades. Eso se traduce en igualdad salarial e igualdad de oportunidades para promocionar, así como crear una cultura de transparencia en la que todos los empleados se sientan valorados y puedan alcanzar su potencial profesional al mismo tiempo que se adaptan a sus vidas fuera (tanto si son padres como si no).

Las organizaciones deben repensar cómo estructurar las empresas para promover la justicia y la igualdad de oportunidades

De la misma manera, horarios de trabajo más flexibles o una comunicación fluida podrían ser de gran ayuda para apoyar a las empleadas. No muchas empresas han cambiado tras la pandemia para establecer modelos híbridos en nuestro país, pese a que según las estadísticas es el modelo preferido por la mayoría de los trabajadores, pues permite conciliar vida laboral y personal.

Las señales también son claras y es fundamental prever cuándo un empleado está llegando a su límite: irritabilidad, aislamiento social, desaceleración en la productividad, preocupación... es importante ser conscientes del agotamiento relacionado con el trabajo y abordarlo, para respaldar el bienestar mental, social y financiero de nuestros empleados, específicamente las mujeres.

Trabajo
El redactor recomienda