Es noticia
Menú
Adelgaza 50 kilos y descubre la triste realidad social con respecto al sobrepeso
  1. Alma, Corazón, Vida
Su cambio influyó en los demás

Adelgaza 50 kilos y descubre la triste realidad social con respecto al sobrepeso

La mujer seguía una alimentación un tanto “desordenada” que estaba basada en chocolate, pizza y pasta

Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Charlotte es una mujer que no estaba cómoda con su peso, un pensamiento que lleva consigo desde que tiene uso de razón. Aunque esta idea le carcomía por dentro, normalmente hacía creer a los demás que no tenía problemas con su aspecto físico y que no le molestaban los comentarios sobre su apariencia. Sin embargo, cada alusión a su sobrepeso minaba su autoestima.

Con el paso del tiempo, Charlotte aprendió a levantar un muro y a fingir que no le importaban unos comentarios que, realmente, le hacían daño. La joven ha confesado que estas afirmaciones eran como “una daga en el corazón”. Según ella, cuando alguien mencionaba la báscula de peso o la llamaba gorda se le hacía más difícil: “Cada vez me hundía más”.

Foto: Reducir la ingesta de calorías drásticamente puede traer consecuencias (iStock)

La mujer seguía una alimentación un tanto “desordenada” que estaba basada en chocolate, pizza y pasta. Tal y como ha contado a Body and Soul, tomaba siempre “lo que quería, cuando quería”. Esto se traducía normalmente en unas 3.000 calorías al día. En palabras de Charlotte, “me daba atracones hasta el punto de sentir náuseas y me levantaba al día siguiente y lo volvía a hacer. Mi cerebro no tenía la capacidad de saber cuándo parar, era casi un abuso”.

Sorpresa al subirse a la báscula

Finalmente llegó el día en el que Charlotte tuvo que ir al hospital a que le extirpasen las amígdalas. Antes de la intervención, la joven se subió a una báscula y la cifra 117 kilos le hizo sentirse “sorprendida, avergonzada y enfadada”. Eso supuso un punto de inflexión y una llamada de atención para cambiar de forma drástica sus hábitos alimenticios.

placeholder Vale la pena, ya que la vida se trata de crecer y mejorar (Unsplash)
Vale la pena, ya que la vida se trata de crecer y mejorar (Unsplash)

Al iniciar una dieta para adelgazar y perder peso, la mujer comprobó que una alimentación sana no supone suprimir sus productos favoritos, ya que podía tomar chocolate y pizza de vez en cuando. Lo que sí tuvo que hacer fue reducir la ingesta de calorías a menos de la mitad: a 1.200.

“Al principio tenía mucha hambre y no podía ver la línea de meta”, ha confesado. "Sin embargo, lo hice, crucé la línea de meta de 50 kilos y me sentí increíble". Algo de lo que se han dado cuenta mujeres como Charlotte es que son muchas las que reciben un trato distinto después de adelgazar de forma significativa, algo que califica de "triste".

Ya no pasaba desapercibida

“Cuando la gente empieza a notar tu pérdida de peso, actúa de forma diferente contigo, y déjame decirte que eso no pasa desapercibido”, ha indicado Charlotte. Según ella, “no te das cuenta del impacto que tiene cuando la gente, de repente, empieza a tratarte como un ser humano porque has perdido peso”.

"La gente empieza a tratarte como un ser humano porque has perdido peso"

Aunque ahora confiesa que la crítica de los demás le afectaba, Charlotte reconoce que ha decidido comer de forma saludable con el objetivo de cuidarse, no por satisfacer al resto. Afirma que le gusta la persona que ve en el espejo y que, aunque a veces no se reconoce, “vale la pena, ya que la vida se trata de crecer y mejorar”.

Charlotte es una mujer que no estaba cómoda con su peso, un pensamiento que lleva consigo desde que tiene uso de razón. Aunque esta idea le carcomía por dentro, normalmente hacía creer a los demás que no tenía problemas con su aspecto físico y que no le molestaban los comentarios sobre su apariencia. Sin embargo, cada alusión a su sobrepeso minaba su autoestima.

Perder peso Adelgazar
El redactor recomienda