"El ajedrez es una herramienta para superar la desidia y recuperar la dignidad"
  1. Alma, Corazón, Vida
Un tablero como vía de escape

"El ajedrez es una herramienta para superar la desidia y recuperar la dignidad"

En los rincones del planeta donde el conflicto y la pobreza castiga el futuro y la mente, la ONG Ajedrez Sin Fronteras mueve sus caballos, alfiles y torres para aportar esperanza. Hablamos con su fundador

Foto: Álvaro Van der Brule en uno de los proyectos de Ajedrez Sin Fronteras
Álvaro Van der Brule en uno de los proyectos de Ajedrez Sin Fronteras

El ajedrez se ha utilizado de forma metafórica en numerosas ocasiones para explicar situaciones vitales. Sin ir más lejos el pasado domingo Iván Redondo decidió sacar una dama y un peón de su bolsillo para tratar de hacer una analogía entra los movimientos de estas piezas y el poder de decisión de políticos y asesores. Todos los que saben mover las piezas entendieron la explicación, pero solo los que se dediquen a la política sabrán si era cierta.

Este texto también va sobre la relación entre el ajedrez y la vida, pero, esta vez, de forma muy diferente: sin asesores ni alegorías. Desde el año 2007, la ONG Ajedrez Sin Fronteras ha acercado sus tableros a rincones de conflicto y pobreza, a lugares como orfanatos o campamentos de refugiados en diferentes continentes en los que el cerebro de los que sufren no para de girar y la solución a sus problemas parece no moverse. Desde esta entidad sin ánimo de lucro defienden que enseñar y jugar al ajedrez es una vía muy interesante para profundizar en valores como el respeto y la cooperación, que el intercambio de piezas ayuda a mejorar la condición humana a través de la empatía y el entendimiento del otro, y todo esto sin olvidar el enorme enriquecimiento que provoca simplemente estar en contacto con otros pueblos.

Su fundador, Álvaro Van der Brule, nos atiende y explica en qué consiste exactamente la labor de esta asociación y en qué punto está tras unos meses muy complicados para todos.

Foto: Partida de ajedrez entre López de Segura y Da Cutri en la corte española en 1575, por Luigi Mussini (1886)

PREGUNTA: La idea de utilizar el ajedrez como herramienta terapéutica en zonas muy desfavorecidas solo puede venir de alguien que tenga pasión por este histórico juego. ¿De dónde viene este entusiasmo y cómo te ha acompañado durante años?

RESPUESTA: Parto de la premisa de que a mí este arte – ciencia me ha procurado mucha felicidad, básicamente porque entiendo que es un bálsamo, una herramienta terapéutica para combatir la soledad no elegida. Es una herramienta de meditación. Por ello, deduje que, si en mí causaba ese efecto, porque no intentarlo con gentes condenadas al ostracismo en campamentos de refugiados. Entonces, nos pusimos en contacto con ACNUR y aparecieron como por arte de magia tres maravillosas mujeres; María Jesús Vega, Rosa Otero y Edelmira Campos que durante años nos han abierto las puertas de una docena de lugares donde los refugiados viven la tragedia del exilio y en muchas ocasiones, la indiferencia de la comunidad internacional.

placeholder Álvaro Van der Brule en uno de los proyectos de Ajedrez Sin Fronteras
Álvaro Van der Brule en uno de los proyectos de Ajedrez Sin Fronteras

P: ¿Cómo y cuándo decides animarte a fundar esta ONG?

R: El momento clave se da un día indeterminado del año 2007 cuando jugando un torneo cómodamente sentado en el que posiblemente sea el mejor club de ajedrez que haya tenido Madrid en años (club fundado por un apasionado mecenas llamado Fernando Martin Laborda, con el cual tengo la suerte de compartir esta afición y una buena amistad), al finalizar el mismo, me topo en un bar próximo con la terrible realidad de los refugiados en la aséptica televisión. Ver aquellas imágenes me cambió radicalmente el escenario de mi vida. Ahí eché a andar junto con varios amigos comprometidos.

P: ¿Qué elementos crees que tiene o trasmite el ajedrez para ser útil en estas zonas?

R: Esencialmente les ayuda a superar la desidia y el abandono. Los largos paseos con las manos atrás sin futuro a la vista, a combatir neurosis y estados de shock, a recuperar la dignidad arrebatada, a socializar, a romper los bucles por los que enferman ante la soledad y el abandono, ante la incertidumbre y la situación de limbo en la que están. Yo lo veo así…

placeholder Imagen: Ajedrez Sin Fronteras
Imagen: Ajedrez Sin Fronteras

P: ¿Cuál fue el primer proyecto que hicisteis en el que pudisteis ver que vuestras tesis se confirmaban?

R: Bueno, no fue con refugiados, sino con niños y niñas tibetanos en Lhassa. Es la única escuela de Ajedrez sin Fronteras que es clandestina. Un Rimpoche había solicitado en Dharamsala (India) nuestro concurso para abrir una escuelita de ajedrez por demanda de otro amigo suyo en esta ciudad tibetana. Y allá que fuimos…

P: ¿En qué consiste una campaña vuestra actual? ¿Cuál es el objetivo final de Ajedrez Sin Fronteras en el terreno?

A partir de enero del 2022 y si no hay más sustos, abriremos cuatro escuelas de ajedrez (Senegal, Tinduf - Argelia, Lesbos- Grecia, Fundación Vicente Ferrer- India) con una duración media de 15 días de atención para cada una de ellas Tras asistir los alumnos inscritos, se les da el título de monitores, titulo que les faculta para poder enseñar este deporte. Además, de estas actuaciones, inauguramos dos proyectos novedosos tales que son los talleres de fabricación de ajedreces artesanales específicamente orientados para mujeres en estado de exclusión (Madres solteras, viudas de guerra…) Esta apuesta última intenta dotarlas de independencia económica pues a la postre son las mas afectadas por los conflictos bélicos.

"Las FF. AA nos ayudan dándonos tiendas de campaña que usamos cuando no podemos albergar las escuelas en contenedores o construcciones de adobe"

P: Las necesidades técnicas para proyectos así deben ser numerosas y variadas, ¿colaboráis con otras asociaciones de un mayor tamaño para lograr sacar campañas adelante?

R: En efecto, a veces los costes de transporte de materiales y maquinaria en la bodega del avión son francamente costosos.

En lo tocante a nuestros colaboradores habituales, ACNUR, Save the Children, la tienda - escuela Alambique sita en Madrid, CEREM, Social Lex, el restaurante Royal Cantones de nuestros amigos Rubén y David, son los más potentes y asiduos patrocinadores. También debo decir que las FF. AA nos ayudan con frecuencia dándonos tiendas de campaña King Size que usamos cuando no podemos albergar las escuelas en contenedores o construcciones de adobe. De idéntica manera, la Federación Madrileña de Ajedrez ( FMA ) ha estado desde hace años apoyándonos a tumba abierta en nuestros proyectos.

P: En estos años, recuerdas algún caso concreto de éxito, teniendo en cuenta siempre las circunstancias de esas zonas, que te haya hecho pensar que todo el esfuerzo merece la pena?

R: Me ha emocionado siempre la escuela que fundamos hace ocho años en Wkro – Tigray con el apoyo de un misionero de una talla humana increíble; el Padre Ángel Olaran (que Dios le bendiga cuando se despierte). Recuerdo que la mayoría de los niños y niñas y los más jóvenes, iban descalzos a nuestra escuela, pero eso sí, se tiraban horas jugando al ajedrez. Fue un gran momento para Ajedrez sin Fronteras y la alegría de los chavales es impagable.

Otro caso tremendo fue el de un niño de procedencia kurda refugiado junto con su abuelo en el campamento de Al Zaatari en Jordania. Este niño se quedó mudo por un estado de shock. Al tercer año de visitar este campamento, conseguimos que hablara con la concurrencia de una psicóloga que nos acompañó para tal efecto. Su familia entera había muerto en una acción de guerra con “efectos colaterales” mientras el chico y el abuelo iban a por agua a un pozo. Era una sencilla boda.

placeholder Susana Buitrago en un evento de ASF en el Palacio de Neptuno
Susana Buitrago en un evento de ASF en el Palacio de Neptuno

P: ¿Cómo ha afectado la pandemia a Ajedrez sin Fronteras?

R: Bueno, lo cierto es que hemos hibernado durante ella y nos hemos dedicado a la enseñanza on line en aquellas escuelas donde era posible esta práctica. Solo hicimos un viaje corto durante toda la pandemia a la isla de Lesbos para reconstruir la escuela que nos incendiaron elementos de la extrema derecha alegando que estábamos provocando el efecto llamada…

P: ¿Qué proyectos tenéis en marcha para los próximos meses? ¿Está siendo difícil llevarlos a cabo?

R: Lo cierto es que con las cuotas de los socios de ASF y los donativos, casi nunca llegamos; en ocasiones debemos de recurrir a los créditos personales. Ahora con el tema de la Responsabilidad Social Corporativa , estamos consiguiendo patrocinios; pero necesitamos algo más regular, un patrocinador que se ”moje “. Tenemos un proyecto muy ilusionante con una corporación inglesa que opera en América Central y que tiene muchos visos de materializarse, es un proyecto muy potente. Además, están los que he mencionado antes, (Senegal, Tinduf - Argelia, Lesbos- Grecia, Vicente Ferrer)

Con la ONCE estamos en conversaciones muy avanzadas para abrir una escuela en Anantapur – India exclusivamente para invidentes. Ellos nos ceden un material muy sofisticado y nosotros enseñamos.

Foto: Fuente: iStock

P: Además de la satisfacción por lo logrado, en estos años de lucha por sacar adelante Ajedrez Sin Fronteras te habrás encontrado con personas que han creído en el proyecto y han decidido sumarse a él

R: Sin duda, y aprovecho para agradecer la competente labor que desarrollan los tres vicepresidentes de ASF en sus diferentes áreas de labor. La enorme y brillante capacidad e imaginación de Guillermo Pérez Alonso, sociólogo de profesión que ha dado un impulso enorme a nuestra institución. A la poeta y filóloga Susana Buitrago por su compromiso sostenido para con sus compañeros del equipo que conforma la ONG, pues es la que pone orden , nos da collejas y nos pone verdes cuando le hacemos números rojos. A Juan Martin presidente de CEREM que nos ha facilitado con su compromiso un salto adelante muy importante para el futuro de ASF. Y por supuesto, a mi maravillosa hija Euria con esa cabeza llena de imaginación e ideas que están causando una revolución en los cimientos y proyección de futuro en esta modesta ONG que intenta promover entre otras cosas la Marca España discretamente.

Ademas, no puedo dejar escapar la oportunidad de dar las gracias a alguien que hoy esta fuera de la institución, Nieves Botella Cañamares, por acompañarme en los años duros de la travesía del desierto. Su inestimable apoyo fue determinante para llegar hasta donde estamos. De idéntica manera, mi eterno agradecimiento a mi amigo Nanito (Fernando Martin Laborda), el miembro mas antiguo de Ajedrez sin Fronteras, por salvarnos de tantos apuros.

P: Tanto si hay un lector (un profesor de ajedrez, por ejemplo) que de forma individual quiera colaborar, como si hay un gran patrocinador que quiera entrar en uno de estas campañas de Ajedrez sin fronteras, ¿cuáles son las vías para contactar con vosotros y hacerlo?

R: En el caso de los ajedrecistas que vengan como voluntarios, se les pide un nivel de inglés tipo A2 como mínimo, siempre los profesionales de este arte son bienvenidos. Ellos, deben de pagarse sus gastos durante el proyecto.

Puede suceder que haya voluntarios que no tengan idea de ajedrez y nosotros siempre los instruimos antes y durante el proyecto de tal manera que aprenden ajedrez, tienen una experiencia in situ y acaban dando una clase de demostración.

En lo tocante a los patrocinadores, les garantizamos un retorno muy fuerte a cambio de su patrocinio. Una parte del retorno la sugieren ellos y la otra, se la damos nosotros en forma de 'roll up', banderines con plataformas de agua o arena sobre el terreno, 'banners', documentales hechos por encargo para ellos y menciones en entrevistas de radio, prensa y TV.

Ajedrez
El redactor recomienda