Un hombre adelgaza 57 kilos en año y medio al cambiar su alimentación
  1. Alma, Corazón, Vida
En Reino Unido

Un hombre adelgaza 57 kilos en año y medio al cambiar su alimentación

Ken llegó a ganar 23 kilos, lo que le dificultó disfrutar de actividades que le encantaban

Foto: "No me había dado cuenta de lo mal que me estaba poniendo" (Unsplash)
"No me había dado cuenta de lo mal que me estaba poniendo" (Unsplash)

Ken es un hombre que tomó la decisión en 2018 de hacer cambios en su estilo de vida después de que un problema de salud pusiera la misma en peligro. El que en antaño fuera un detective de la policía de Yorkshire (Reino Unido) vio esa señal como una segunda oportunidad. Después de mucho trabajo, el británico ha logrado adelgazar 57 kilos en apenas año y medio.

El hombre comenzó a tener problemas de sobrepeso cuando su empleo como detective se tornó más sedentario: "Empecé a engordar, pero parecía tan gradual que no le presté mucha atención, mi trabajo se volvió más de oficina y al estar semiretirado descubrí que tenía más tiempo para comer fuera y socializar, no me había dado cuenta de lo mal que me estaba poniendo".

Foto: Dejando los azúcares añadidos logró perder peso de forma saludable (Unsplash)

Ken llegó a ganar 23 kilos por aquel entonces, lo que le dificultó disfrutar de actividades que le encantaban como "la jardinería y trastear en el garaje". El hombre recuerda que se quedaba sin aliento y que le "costaba levantarse del suelo". Con el paso del tiempo, empezó a "perder el interés" y las ganas de hacer las cosas que más le gustaban.

El viaje a Escocia

El sobrepeso llegó incluso a suponer un inconveniente a la hora de irse de vacaciones con su mujer, Jeannete. Tal y como cuenta el hombre a Express, un viaje que hizo la pareja en 2018 motivó a Ken a hacer cambios en su vida: "Cuando miro hacia atrás en ese viaje a Escocia con Jeanette, sentí que nos perdimos bastantes cosas porque no pude caminar mucho y disfrutar del hermoso paisaje".

placeholder Ken recuerda que sobrevivió milagrosamente (Unsplash)
Ken recuerda que sobrevivió milagrosamente (Unsplash)

Finalmente, el día que el matrimonio celebraba su trigésimo noveno aniversario, el británico se despertó "con un terrible dolor en la pantorrilla". Para intentar apaciguar sus molestias, comenzó a caminar. Sin embargo, el hombre acabó desplomándose: "Había desarrollado una trombosis que provocó una embolia pulmonar. Durante el trayecto al hospital, sufrí una parada cardíaca y mi corazón se detuvo durante diez minutos".

Ken recuerda que sobrevivió "milagrosamente" y, aunque logró recuperarse, necesitó doce meses de rehabilitación debido a su sobrepeso y la falta de forma. En ese momento se dio cuenta de que "algo tenía que cambiar". Con la ayuda de Jeanette comenzó a cuidarse.

No hay vuelta atrás

El hombre descubrió pronto que podía seguir comiendo sus alimentos favoritos a la vez que perdía peso. Sin embargo, debía prepararlos y cocinarlos de una forma distinta y más saludable. Una vez concluidos los 18 meses y perdidos los 57 kilos, Ken percibió no solo un cambio en su salud física, sino en el aspecto mental.

"Mi peso había afectado mucho a mi movilidad e incluso los paseos más cortos se habían convertido en un reto. Desde que adelgacé, camino todo lo que puedo, y el hecho de vivir en el campo y cerca del mar me permite disfrutar de la exploración de muchos lugares nuevos", ha confesado el que fuera detective.

Percibió no solo un cambio en su salud física, sino en el aspecto mental

Para aquellos que se lo pregunten, Ken suele desayunar tres lonchas de bacon acompañadas de un panecillo integral y dos huevos cocidos. Por otro lado, en las comidas y cenas se decanta por jamón york o atún y cebolla. Su ambición actual es "vivir mi vida al máximo, ya que no hay vuelta atrás".

Adelgazar Estilo de vida Alimentación
El redactor recomienda