Un hombre de 49 años cruza remando el océano Atlántico sin ningún tipo de ayuda
  1. Alma, Corazón, Vida
Tiene miedo a las aguas abiertas

Un hombre de 49 años cruza remando el océano Atlántico sin ningún tipo de ayuda

En su trayecto, 'Dinger' ha recibido la picadura de una medusa y soportado numerosas tormentas de gran magnitud

Foto: Ha confesado que no volverá "a hacer nada peligroso nunca más" (Twitter)
Ha confesado que no volverá "a hacer nada peligroso nunca más" (Twitter)

Dave 'Dinger' Bell es un antiguo marino que ha completado de manera exitosa la travesía a remo del océano Atlántico. El hombre, de 49 años, ha llegado este domingo 26 de septiembre a Newlyn, en Cornualles (Reino Unido), aproximadamente a las 13:00 hora local, después de pasar 119 días solo en el mar.

El equipo de Bell considera que es una de las primeras personas que logra remar sin ningún tipo de ayuda desde Nueva York hasta el continente europeo. En su trayecto, 'Dinger' ha sufrido la picadura de una medusa, soportado numerosas tormentas de gran magnitud y convivido con su miedo a las aguas abiertas.

Una vez alcanzado el puerto de Newlyn, el hombre ha confesado a la BBC que no volverá "a hacer nada peligroso nunca más". Una vez en tierra, Bell ha calentado inmediatamente su cuerpo con una taza de café y saciado su apetito con un plato de pollo y pasta.

Un cambio de rumbo

A diferencia de lo que había planeado, Dave no esperaba que su recorrido concluyese en Newlyn. Debido a las condiciones meteorológicas adversas (entre ellas, un fuerte oleaje), el hombre tuvo que modificar su destino final y no dirigirse a Falmouth, como tenía previsto.

Para ello, se vio obligado a remar durante cuarenta horas sin descanso. Este gran esfuerzo le permitió alejarse de un tiempo difícil frente a las islas Scilly (islas Sorlingas, en castellano), en el oeste de la costa del condado de Cornualles.

"No quería terminar en las islas Sorlingas, deseaba pisar tierra firme", ha contado el propio Bell. Su equipo ha confesado que estos últimos días de espera "han sido muy duros". Finalmente, un bote salvavidas de la Royal National Lifeboat Institution (una ONG que salva vidas en las costas de Gran Bretaña) guió al hombre en las últimas tres millas (más de cuatro kilómetros y medio).

Entre las personas que dieron la bienvenida a Dave 'Dinger' Bell estaban su pareja, su hermano y su padre. Esta expedición ha sido posible gracias a los fondos recaudados por parte de las organizaciones benéficas The SBS Association y Rock 2 Recovery UK. Ahora solo queda esperar a ver qué próximas aventuras puede protagonizar este hombre en el futuro, aunque su vida no vaya a estar nuevamente en peligro.

Reino Unido
El redactor recomienda