Un hombre ingresado en el Vall d'Hebron celebra su boda en la habitación
  1. Alma, Corazón, Vida
Oficiada por una jueza

Un hombre ingresado en el Vall d'Hebron celebra su boda en la habitación

Enfermeros, auxiliares, médicos y celadores han decorado la sala con unas serpentinas y confetis hechos a base de trozos de bata estéril

Foto: Para cumplir con las medidas sanitarias, el personal de limpieza ha desinfectado la habitación del paciente (Vall d'Hebron)
Para cumplir con las medidas sanitarias, el personal de limpieza ha desinfectado la habitación del paciente (Vall d'Hebron)

Francisco es un hombre ingresado en Neuomología del Vall d'Hebron de Barcelona que ha contraído matrimonio con su pareja este jueves 23 de septiembre. Los enamorados indicaron al personal del hospital que una jueza había autorizado la realización de la boda. A gran velocidad, los sanitarios encargados del cuidado del paciente han puesto en marcha los preparativos que estaban al alcance de su mano para celebrar el enlace.

Tal y como informa el propio Vall d'Hebron, enfermeros, auxiliares, médicos y celadores han decorado la sala con unas serpentinas y confetis hechos a base de trozos de bata estéril. Para cumplir con las medidas sanitarias, el personal de limpieza ha desinfectado la habitación de Francisco.

Asimismo, el equipo del hospital ha ayudado a la novia a peinarse para una boda protagonizada por la pareja, que estaba acompañada exclusivamente de dos testigos. Una vez concluidos estos improvisados preparativos, la jueza ha oficiado por videollamada la boda civil.

La banda sonora de la ceremonia

Una médica residente ha leído la carta de San Pablo a los Corintios, un pasaje de la Biblia que ha ganado cierta popularidad con el tiempo. El texto señala que "el amor es paciente", "servicial" y "no sabe nada de envidias, de jactancias, ni de orgullos". Este sentimiento tampoco es "grosero", "egoísta" y "no pierde los estribos". El amor, "lejos de alegrarse de la injusticia, encuentra su gozo en la verdad".

Foto: La crisis sanitaria ha retrasado la celebración oficial (Unsplash)

Como no podía ser de otra forma, la celebración ha contado con su propia música. Francisco es técnico de sonido y ha trabajado con grupos como Ojos de Brujo, el guitarrista Pedro Javier González, Antonio Restuccia y muchos artistas flamencos. Con la ayuda de unos altavoces, 'Take it to the sun', de Martin Orford, se ha convertido en la banda sonora del enlace.

Al ser declarados por la jueza como marido y mujer, los sanitarios del hospital Vall d'Hebron han entregado a los novios un ramo de flores y un pastel. Además, cocineros y auxiliares han preparado a la pareja un menú especial decorado con sus nombres. Mar Sevillano, enfermera supervisora de sistema respiratorio, confiesa que esta es "la primera boda que se celebra en la planta" y que ha sido un momento de lo más "emotivo".

Hospitales Bodas
El redactor recomienda