Estrena su nueva casa y encuentra una muñeca con una nota terrorífica
  1. Alma, Corazón, Vida
SE LO HA TOMADO COMO UNA BROMA

Estrena su nueva casa y encuentra una muñeca con una nota terrorífica

Un profesor británico descubre una muñeca de trapo escondida tras una pared con una nota donde explica cómo mató a los anteriores inquilinos

Foto: Cuando hizo un agujero en la pared descubrió a la muñeca de trapo (iStock)
Cuando hizo un agujero en la pared descubrió a la muñeca de trapo (iStock)

Jonathan Lewis es un profesor británico de 32 años que se gana la vida enseñando a los alumnos de primaria. Su pasión, junto a la de enseñar a los pequeños, es el bricolaje, por eso estaba encantado de recibir las nuevas llaves de su casa en Walton-on-the-Hill, una pequeña localidad del condado de Surrey de apenas 2.000 habitantes.

El maestro iba a reformar la vivienda por completo, convirtiéndola en la casa de sus sueños. Pero lo que no se esperaba es que en cuanto comenzó a golpear una pared con el martillo para coger un cable, se iba a encontrar con una terrorífica muñeca de trapo que, además, sujetaba con la mano una nota de auténtico miedo.

La muñeca llevaba el pelo amarillo y vestía un vestido de rayas y un sombrero. Pero lo más importante es la nota que llevaba en la mano y que era realmente espeluznante. Ahí explica quién es y qué pasó a los primeros dueños que vivieron en esa casa… y cómo murieron, supuestamente por culpa de la propia muñeca.

Una muñeca terrorífica

Jonathan ha explicado al Liverpool Echo que "había un cable que salía de donde los dueños anteriores tenían el refrigerador, pero no sabía dónde estaba enchufado el cable, así que golpeé un poco la placa de yeso para ver qué había allí. Atravesé un agujero del tamaño de un puño, encendí una luz y encontré una muñeca sentada".

"No me gustaban, así que tuvieron que irse. Apuñalar fue mi elección de muerte para ellos"

La nota que tenía la muñeca encima llevaba escrito este texto: "Querido lector/nuevo dueño de la casa. Gracias por liberarme. Mi nombre es Emily, mis dueños originales vivieron en esta casa en 1961. Ellos no me gustaban, así que tuvieron que irse. Lo único que hacían era cantar y divertirse, era repugnante. Apuñalar fue mi elección de muerte para ellos, así que espero que tengas cuchillos".

Si la carta ya de por sí es terrorífica, Emily terminaba con un "espero que duermas bien". Jonathan reconoce que se quedó en shock y los amigos que estaban con él en ese momento le pidieron rápidamente que vendiera su casa y que no se quedara allí. Sin embargo, el profesor se tomó la muñeca y la carta como una broma y decidió quedarse en su nuevo hogar, sobre todo después de que la inmobiliaria que le vendió la vivienda le asegurara que se habían hecho reformas en la cocina solo cinco años antes, por lo que era imposible que la muñeca estuviera ahí desde 1961.

Terror Broma
El redactor recomienda