'El cuarto de Mary': la explicación del dilema mental más increíble
  1. Alma, Corazón, Vida
¿todo lo que existe es físico?

'El cuarto de Mary': la explicación del dilema mental más increíble

Imagina por un momento que Mary es una científica brillante que, encerrada en su cuarto, jamás ha visto más colores que el blanco y el negro. Aquí comienzan los problemas

Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

¿Quién es Mary y por qué tiene un cuarto? En realidad se trata de un curioso dilema y experimento mental propuesto por el filósofo australiano Frank Jackson en su artículo 'Epiphenomenal Qualia' de 1982, que posteriormente extendió en 'What Mary didn't know' de 1986. También se la conoce como Mary la supercientífica, y está destinado a generar debate sobre la visión fisicalista del universo.

Este fisicalismo defiende que lo que existe es puramente físico, incluido lo mental. El universo y los procesos mentales, según esta doctrina, serían completamente físicos. Enfatiza lo físico, ya sea materia o energía, frente a otros conceptos (y por supuesto niega la existencia de Dios y del alma). Lo que Jackson intentó demostrar con su dilema es que existen propiedades que no son físicas y que algún conocimiento solo se puede alcanzar a través de la experiencia consciente.

Pero vamos a ello: Mary es una científica brillante que jamás ha experimentado ningún color, aunque tiene toda la información física sobre ellos. Está forzada, por alguna razón, a investigar el mundo desde un cuarto blanco y negro a través de una televisión blanca y negra. Se especializa entonces en la neurofisiología de la visión, y adquiere toda la información física posible sobre los tipos de colores, usando términos (el cielo es azul, los tomates son rojos). Tiene un conocimiento tan amplio que sabe hasta las combinaciones de ondas del cielo que estimulan la retina, pero, como decíamos, no tiene ningún conocimiento de colores porque jamás los ha visto.

Está forzada, por alguna razón, a investigar el mundo desde un cuarto blanco y negro a través de una televisión blanca y negra

¿Qué sucederá cuando Mary salga de la habitación y experimente por primera vez los colores? Tiene toda la información posible sobre ellos, pero nunca los ha presenciado. Cuando los vea por primera vez, parece lógico pensar que aprenderá algo nuevo acerca del mundo y tendrá nuevas experiencias visuales. Por lo tanto, podemos decir que su conocimiento previo, a pesar de tener toda la información física posible, era incompleto. Con este dilema, Jackson desmonta el fisicalismo.

La existencia de qualia

Básicamente la premisa es que Mary tiene toda la información física acerca del color, pero no posee una información completa sobre ellos, por lo que no toda la información acerca de la visión es física. La trascendencia de esta idea, además del argumento contra el fisicalismo, es que aprueba la existencia de qualia: las propiedades subjetivas y cualitativas de las experiencias, concebidas como totalmente independientes del comportamiento y la disposición. Para entenderlo mejor: según Jackson, si Mary gana un conocimiento de algo que particular que no poseía antes, después de abandonar la habitación, sería el conocimiento de la qualia de ver el color verde (por ejemplo). Con ello se reconoce que los qualia son propiedades reales.

placeholder

Si Mary gana algo después de abandonar la habitación, si adquiere conocimiento de una cosa en particular que no poseía antes, ese conocimiento, argumenta Jackson, es el conocimiento de la qualia de ver rojo. Por lo tanto, debe reconocerse que los qualia son propiedades reales, ya que existe una diferencia entre una persona que tiene acceso a un quale determinado y una que no.

Algunos argumentan que si Mary tiene un conocimiento absoluto sobre la física que hay detrás del color, efectivamente habría logrado ver los colores antes de conocerlos

Algunos expertos que han tratado de defender el fisicalismo, como el filósofo Daniel Dennett, argumentan que si Mary tiene un conocimiento absoluto sobre la física que hay detrás del color incluyendo lo que sucede en el cerebro, efectivamente habría logrado ver los colores antes de conocerlos. Los qualia, por otra parte, nos hacen plantearnos algo que desde niños siempre tenemos en mente: ¿el color verde que veo yo es exactamente igual al que ves tú?

Quizá los colores son lo más usado para entender la complejidad detrás del concepto, pero hay multitud de conceptos diferentes: el olor del césped, el sabor del vino, el amor... ¿Todos los seres humanos lo experimentamos de la misma manera o es justamente nuestra percepción lo que nos hace diferentes y, por tanto, únicos? Esas pequeñas experiencias dependen de nuestro cerebro y son, por tanto, lo que nos hace a cada uno como somos.

¿Y tú, eres fisicalista? ¿Crees que Mary conocerá los colores cuando salga de la habitación o que ya lo había hecho con anterioridad?

Experimentos Curiosidades
El redactor recomienda