Un enfermo de dolor crónico logra el Récord Guinness de la plancha abdominal más larga
  1. Alma, Corazón, Vida
Busca concienciar a la población

Un enfermo de dolor crónico logra el Récord Guinness de la plancha abdominal más larga

En el transcurso del ejercicio, Daniel Scali tenía “los pies entumecidos, me ardían las rodillas, los muslos y el brazo izquierdo”

Foto: El hombre debía superar la marca de ocho horas, quince minutos y quince segundos (iStock)
El hombre debía superar la marca de ocho horas, quince minutos y quince segundos (iStock)

Daniel Scali ha logrado batir el Récord Guinness de tabla abdominal al aguantar en la misma posición durante nueve horas, treinta minutos y un segundo. Originario de Adelaida (Australia), este hombre padece dolor crónico y tenía el objetivo de visibilizar afecciones como la suya: “Cualquier cosa como el tacto suave, el movimiento, el viento y el agua me causa dolor”.

Tal y como informa Men's Health, Scali debía superar la marca de ocho horas, quince minutos y quince segundos, récord mundial establecido por George Hood en 2020. Al haber registrado un tiempo de nueve horas y nueve minutos en un intento extraoficial, el australiano deseaba alcanzar las nueve horas y treinta minutos.

“Recuerdo que, pasados los catorce minutos, mis muslos empezaron a arder, y supe que iba a ser un infierno”, ha contado el propio Scali. El hombre prosigue diciendo que “la presión constante en el codo y el antebrazo, así como [la que notaba] hasta el hombro, me hizo sufrir durante bastante al principio”. Sin embargo, lleva “muchos años lidiando con el dolor y sabía cómo gestionarlo”.

Acabó vomitando

Mientras hacía todo el esfuerzo posible para aguantar nueve horas y treinta minutos en la misma postura, empezó a experimentar otro tipo de molestias. A falta de dos horas y media, “mi cuerpo empezó a volverse contra mí”. En ese momento, comenzó a “sentir un poco de vibración y temblores, y vomité sobre mí mismo... Fue una experiencia llena de dolor”.

En el transcurso de la plancha, el australiano tenía “los pies entumecidos, me ardían las rodillas, los muslos y el brazo izquierdo”. Gracias a su esfuerzo, Daniel Scali aguantó un total de nueve horas, treinta minutos y un segundo en la misma posición.

Récord Guinness
El redactor recomienda