Consejos para adelgazar aunque salgas fuera a comer o cenar a menudo
  1. Alma, Corazón, Vida
PERDER PESO DE FORMA SALUDABLE

Consejos para adelgazar aunque salgas fuera a comer o cenar a menudo

Trucos para las personas que acuden a restaurantes por trabajo o por placer cuando se están enfrentando a un proceso de pérdida de peso

placeholder Foto: ¿Sabías que podemos comer más cosas en los restaurantes de 'fast food' de las que aparecen en la carta? (iStock)
¿Sabías que podemos comer más cosas en los restaurantes de 'fast food' de las que aparecen en la carta? (iStock)

Cada persona que trata de adelgazar lo hace bajo unas circunstancias propias y que son diferentes al resto de familiares, vecinos o compañeros de trabajo. El problema de unos puede ser el amor por la comida basura, mientras que otros apenas hacen ejercicio o hay quien bebe más alcohol de lo aconsejable y, por eso, nunca puede perder peso.

Por eso, médicos y nutricionistas coinciden al recomendar que las personas que quieran eliminar los kilos de más que les sobran se pongan en manos de un profesional. Lo que puede ser bueno para uno de ellos, no tiene por qué serlo para otros y por eso es bueno llevar un control personalizado para guiar a las personas que quieren perder peso de forma saludable.

Foto: Controlar el número de calorías que ingerimos a diario es vital para adelgazar (Fuente: iStock)

Uno de esos factores muy repetidos es el de quien se enfrenta a la dura prueba de adelgazar, teniendo el hándicap de que tienen que comer o cenar fuera a menudo. Ya sea por trabajo o por placer, el hecho de comer fuera limita las posibilidades de adelgazar, pero eso no quiere decir que no se pueda lograr el objetivo a largo plazo con todas las garantías.

Trucos para adelgazar

Rachel Hosie es una nutricionista que, además, escribe en Insider, donde da consejos a las personas que buscan perder peso a largo plazo de manera equilibrada. Esta semana respondía a una de esas personas que cuando sabe que va a cenar fuera todo el día por perdido y come lo que quiere: seguro que más de uno se ve reflejado en esa situación, pero hay formas de arreglarlo.

La nutricionista reconoce que es "casi imposible mantener un déficit calórico" cuando se va a comer o cenar fuera ya que los restaurantes lo ponen realmente difícil: utilizan más aceites que en casa, las raciones son más grandes, solemos pedir entrantes o acompañamientos con más calorías y sucumbimos mayoritariamente a tomar postre o una botella de vino.

Sin embargo, quienes están en pleno proceso de adelgazamiento también pueden darse algún capricho. No es necesario pedir un salmón a la plancha con verduras y una botella de agua, aunque es un menú rico y con pocas calorías; pero se puede flexibilizar la dieta para que el objetivo sea adelgazar a largo plazo, aunque algún día podamos pasarnos de la raya.

Aunque vayamos a comer o cenar fuera no debemos dar "el día por perdido"

Lo importante es seguir alimentándonos bien a lo largo de todo el día, es decir, no boicotear nuestro plan desde el desayuno: si vamos a cenar fuera, desayuna y come de forma racional, como lo harías cualquier otro día; si es una comida fuera, desayuna igual que otros días y, en el caso de que hayas comido más de lo normal, trata de hacer una cena algo más ligera.

Consejos para comer fuera

Hosie se atreve con algunos consejos para quienes tienen que comer o cenar fuera y están a dieta. El primero, tratar de comer raciones normales, tanto a lo largo del día como en el restaurante elegido. Aunque muchas personas den el día por perdido desde el punto de vista de la báscula, no es razón para comer todo lo que se quiera: al final, todas las calorías suman.

placeholder Salir a comer fuera no obliga a tener que comer mal nutricionalmente (iStock)
Salir a comer fuera no obliga a tener que comer mal nutricionalmente (iStock)

Un truco para adelgazar, según el nutricionista Alix Turoff, es plantearse un límite calórico semanal en lugar de diario. Si, por ejemplo, nuestra dieta es de 2.000 calorías diarias, hagamos que sea un total de 14.000 calorías a la semana. De esa manera, los días en los que se come más de lo normal se pueden compensar con otros días en los que se restringe más la ingesta calórica.

Por último, Hosie recomienda comer conscientemente. Se trata de controlar el hambre durante la comida porque corremos el riesgo de seguir comiendo, aunque ya estemos llenos. ¿Qué más da si ya he perdido el día? ¿Qué más da si ya está pagado? Controlar esas raciones gigantes y dejar de comer cuando no se tiene hambre ayudarán a perder peso a largo plazo.

Foto: Fuente: iStock

Además, Alix Turoff recuerda que "está bien priorizar una experiencia divertida con la comida, incluso si eso significa que están retrasando temporalmente los objetivos de pérdida de peso. Lo que no quieres es sentirte culpable o como si hubieras hecho algo malo". Por eso, es importante recordar que todo cambio saludable lleva un tiempo de acoplamiento y que no nos debemos castigar o abandonar por ello.

Trucos adelgazar Adelgazar Perder peso Adelgazamiento
El redactor recomienda