Qué hacer si tu 'crush' está poniéndole los cuernos a su pareja contigo
  1. Alma, Corazón, Vida
AFRONTA LA REALIDAD

Qué hacer si tu 'crush' está poniéndole los cuernos a su pareja contigo

Aunque tú no seas el engañado, ser "el otro" de una relación ajena puede suponer un gran trastorno emocional. ¿Qué hacer en caso de descubrirlo y tener que tomar medidas?

Foto: No hagas como este apuesto caballero y sé sincero. (iStock)
No hagas como este apuesto caballero y sé sincero. (iStock)

A nadie le gusta que le engañen, y mucho menos en las relaciones afectivas o cuando existe un compromiso de por medio. Hay mentiras, algunas más graves que otras, pero luego ya están las auténticas traiciones que provocan grandes tragedias amorosas y separaciones. Si alguna vez te han sido infiel, comprenderás que se trata de una de las experiencias más dolorosas que pueden ocurrir en el seno de la pareja, pero ¿qué ocurre cuando sospechamos de que somos nosotros el "otro" en la relación y que la persona con la que nos estamos acostando o saliendo está engañando a su pareja con nosotros?

En caso de descubrir que somos el tercer sujeto en discordia, se nos pueden presentar distintas alternativas, algunas mejores y otras peores: si tenemos un fuerte sentido de responsabilidad moral, lo más correcto sería cortar toda relación con nuestro 'crush', pero ¿y si realmente nos gusta y estamos enamorados? ¿Qué prima más? ¿Llevar una relación en secreto a pesar de las dificultades que entraña o tomar la decisión de no participar en el engaño?

Tú no tienes la culpa de que lo suyo no funcionara, pues al final la infidelidad es una consecuencia directa de los problemas por los que atravesaba su relación

En primer lugar, deberás asegurarte de que realmente eres el "otro" en la vida de pareja de otra persona. Tan solo bastaría con preguntarle de forma abierta si efectivamente es así, pero teniendo en cuenta de que es posible que esté engañando al otro, también podría mentir en este tema con tal de hacer lo vuestro más fácil. La manera más rápida de salir de dudas es echar un vistazo a su perfil en redes sociales, aunque si no está presente en ninguna habrá que investigar un poco más. No hace falta ir de detective por la vida, uno de los detalles que le pueden delatar es la imagen que tenga en su fondo de pantalla del teléfono móvil. O si sufre cambios de humor inesperados cuando estáis juntos y revisa las notificaciones.

Pregúntale directamente

Al final, la mejor forma de salir de dudas es preguntar directamente. Y si ya tienes unas cuantas sospechas, lo más recomendable es dejarse de rodeos y plantearle la pregunta de manera directa. Tienes que tener en cuenta de que si está engañando a su pareja contigo tú no tienes culpa de nada, pues antes de coquetear con él o ella no habías reparado en ese hecho. Por supuesto, no tienes que culpar a nadie y ante todo debes darles el beneficio de la duda, pero si ves algo muy sospechoso, lo mejor es que lo afrontes en cuanto puedas, pues cuanto más pase el tiempo será peor.

Tal vez pueda pactar con su pareja una nueva forma de relación en la que pueda existir el contacto físico o emocional regular con personas ajenas a su unión amorosa

Si rehúye la conversación o haga como que le parece inapropiada tu pregunta, no puedes sentirte culpable. "No eres tú quién arruinó su relación", asevera Lindsey Ellefson, periodista de 'Life Hacker', en un artículo en el que se hace eco de diversos testimonios relacionados con esta cuestión. En otras palabras: tú no tienes la culpa de que lo suyo no funcionara, pues al final la infidelidad es una consecuencia directa de los problemas por los que atravesaba su relación y que no pueden, no quieren o no saben afrontar.

Otro aspecto a tener en cuenta es que no puedes estar seguro o segura de que al descubrirle va a poner punto y final a su relación y se va a ir contigo. Esto te puede doler, pues si estás muy ilusionado tras haberos conocido y haber iniciado un romance, tal vez te desilusione pensar que lo vuestro no puede ser, ya sea por tus principios morales de no estar con alguien que está engañando a otra persona o porque te va a resultar excesivamente incómodo continuar con lo vuestro con todas las dificultades que eso entrañaría en el futuro. Sea como sea, si estás realmente pillado o pillada por el infiel, hagas lo que hagas te va a doler.

Foto: Detrás de esa inocente foto hay un secreto (TikTok/Kayla Paeth)

En último término, todo depende de ti. ¿Quién sabe? Tal vez él o ella pueda hablar con su pareja para pactar una nueva forma de relación en la que pueda existir el contacto físico o emocional regular con personas ajenas a su unión. No todo está perdido. O que por fin todo salga como tú deseas y acabe dejando su relación para irse contigo, pero en ese caso se te hará un tanto difícil el hecho de poder confiar en una persona que puede mentir con tanta facilidad. Al final, has de barajar posibles escenarios, pero lo que está claro es que una vida construida en torno a la mentira acaba pasando factura; dice el refrán que 'se pilla antes a un mentiroso que a un cojo', por lo que no debes tener miedo a la hora de tomar medidas y sacar a la luz aquella relación de compromiso que la otra persona rompió.

Relaciones de pareja
El redactor recomienda