Unos padres tendrán que indemnizar a su hijo por tirar su colección de porno
  1. Alma, Corazón, Vida
MÁS DE LO QUE HABÍA PEDIDO

Unos padres tendrán que indemnizar a su hijo por tirar su colección de porno

El tribunal estima la demanda de un hombre de 43 años que valoró en 25.000 euros su colección de material pornográfico que ocupaba 12 cajas llenas

Foto: Un experto valoró la colección en más de 30.000 dólares (iStock)
Un experto valoró la colección en más de 30.000 dólares (iStock)

El 15 de abril de 2019 publicamos una historia que, aunque parecía increíble, era real como la vida misma. Se trataba de un hombre que había denunciado a sus propios padres por tirar su colección de porno: doce cajas llenas de todo tipo de material pornográfico que el demandante había valorado en 29.000 dólares, unos 25.000 euros al cambio.

Ahora, dos años y medio más tarde, ya hay sentencia: un tribunal de Indiana, en Estados Unidos, ha estimado la demanda y ha dado la razón a David Werking, que acaba de cumplir 43 años. Asegura que no tenían derecho a tirar a la basura algo porque, simplemente, no les gustara la temática y ha dictaminado que los padres deberán indemnizar a su hijo con 30.441 dólares.

Foto: La colección porno que los padres tiraron a la basura estaba valorada en más de 25.000 euros

Esa cantidad, que supone casi 26.000 euros al cambio, es aún mayor de la solicitada por David Werking. El tribunal pidió a un experto que hiciera una valoración del material arrojado a la basura y ha superado lo que se pensaba. Además, ha obligado a los padres a pagar los honorarios del abogado de su hijo, que ascienden a otros 14.00 dólares (unos 12.000 euros).

No tenían derecho

El hijo se fue a vivir con sus padres durante 10 meses cuando se separó. En ese tiempo, sus progenitores descubrieron su colección y la tiraron a la basura. Ahora, el juez Paul Maloney señala en la sentencia que los padres no tenían derecho a tirar el material de su hijo: "No hay duda de que la propiedad destruida pertenecía a David y que los acusados admitieron haber destruido esa propiedad".

Los padres se han quedado sin 45.000 dólares, entre indemnización y gastos legales

Tal y como recoge The Guardian, los padres dijeron en el juicio que habían actuado "para hacer un favor a su hijo". Sin embargo, el juez Maloney tuvo claro el sentido de su sentencia: "Los acusados ​​no citan ningún estatuto o jurisprudencia para respaldar su afirmación de que los propietarios (de la casa) pueden destruir la propiedad de otra persona porque no les gusta".

Es el segundo fallo en favor de David Werking, después de que un juez le hubiera dado la razón meses atrás, lo que hace indicar que el final de este culebrón familiar que ha traspasado fronteras está llegando a su fin. Los padres se han quedado sin 45.000 dólares, entre la indemnización y los gastos legales, por lo que la relación con su hijo, posiblemente, ya no sea la mejor.

Virales
El redactor recomienda