Las tasas de depresión son más bajas cuanto más grande es la ciudad
  1. Alma, Corazón, Vida
SEGÚN UNA INVESTIGACIÓN

Las tasas de depresión son más bajas cuanto más grande es la ciudad

Aunque muchas personas puedan pensar en la soledad y los problemas de vivir en grandes urbes, un estudio revela las ventajas de vivir rodeados de más personas

Foto: Cómo afecta vivir en una gran ciudad a la depresión (iStock)
Cómo afecta vivir en una gran ciudad a la depresión (iStock)

Las personas que viven en grandes ciudades tienen muchas ventajas: hay más posibilidades de encontrar empleo, más oferta cultural y un largo etcétera. Sin embargo, el hecho de estar rodeado de muchos miles o incluso millones de personas no implica que sea fácil establecer relaciones sociales y eso provoca que haya mucha soledad… a pesar de vivir en una gran urbe.

Son muchas las personas para las que esa soledad se traduce en depresión. Sin embargo, a pesar de lo que se podría pensar, las tasas de esa enfermedad mental son menores entre quienes viven en grandes ciudades, si se las compara con aquellos que residen en localidades pequeñas o rurales. Y eso lo ha demostrado un estudio llevado a cabo en Estados Unidos.

Foto: Foto: iStock.

Los datos que recoge Healthday revelan que una de las razones que podrían explicar esta situación es la cantidad de interacciones sociales que pueden hacerse en las grandes ciudades, sobre todo si se compara con el mundo rural. Y eso tiene mucho que ver con que las cifras de personas que sufren depresión se disparen en las zonas menos habitadas del país.

El problema de la depresión

Luis Bettencourt, profesor de psicología de la Universidad de Chicago, había hecho varias investigaciones dirigidas a establecer los beneficios económicos de la gran ciudad, como pueden ser el empleo, la "innovación" o la productividad. Ahora, un compañero de Bettencourt, el profesor Marc Berman, quiso llevar esos beneficios al campo de la salud mental.

Las interacciones sociales de los residentes en una gran ciudad son la clave

Su investigación, publicada en la revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences y que se basa en un modelo matemático, sugiere que hay menos tasas de depresión en las grandes ciudades. Y lo razona por las interacciones sociales de los residentes, tanto con amigos, como con compañeros de trabajo o incluso con relaciones con desconocidos.

Estos resultados no demuestran que esas interacciones sociales sean la única razón, pero sí ayudan. Además, creen que la edad media más joven de la población de las ciudades, el nivel educativo de sus habitantes, los niveles de ingresos y la estructura racial también ayuda a que esos niveles de enfermedad mental sean más bajos en las urbes grandes.

placeholder La depresión es uno de los mayores problemas de salud mental (Foto: iStock)
La depresión es uno de los mayores problemas de salud mental (Foto: iStock)

Marc Berman señala que "mientras más pequeña es la ciudad, más difícil es interactuar con otras personas, hay que hacer un mayor esfuerzo". Sin embargo, las localidades más pequeñas tienen otro tipo de ventajas: más espacios verdes, menos ruido, menos atascos, etc. Pero eso no quiere decir que haya menos depresión, o al menos su estudio revela lo contrario.

Ciudades grandes vs ciudades pequeñas

Ken Duckworth, director médico de la Alianza Nacional sobre Enfermedades Mentales y que no participó en el estudio, señala que "las conexiones sociales funcionan como antidepresivo". Sin embargo, no cree que vivir en una pequeña ciudad sea perjudicial ya que, en su opinión, una buena relación con la familia y los amigos puede marcar la diferencia.

Foto: Fuente: iStock.

Otro especialista que ha entendido las diferencias entre ambos estilos de vida es el doctor Jeffrey Borenstein. Coincide en que las relaciones cercanas son vitales, pero también entiende los resultados del estudio ya que, en su opinión, "salir al mundo es sano". Por eso, pide más investigaciones que analicen cómo afecta al riesgo de sufrir depresión el ambiente en que viven las personas.

De todas formas, Marc Berman apunta a las diferencias existentes entre las diferentes zonas de una misma ciudad. Así, asegura que quienes viven en un barrio más aislado o sin zonas verdes tendrán una experiencia muy distinta a quienes residan en el centro o en áreas con parques, jardines, tiendas, comercios, entretenimiento y una buena red de transporte público.

La pandemia podría haber trastocado los datos de este estudio en el último año

Por último, el director de la investigación quiso hacer hincapié en que este estudio se llevó a cabo antes de que llegara el covid-19 y que la pandemia puede haber cambiado los datos. El hecho de haberse reducido esas interacciones sociales supone una "prueba de fuego" para su teoría y podría haber igualado la respuesta entre los residentes en zonas pobladas y rurales.

Depresión Enfermedades mentales Salud mental
El redactor recomienda