Los beneficios que puedes obtener del equilibrio en tu rutina para adelgazar
  1. Alma, Corazón, Vida
Según una experta

Los beneficios que puedes obtener del equilibrio en tu rutina para adelgazar

Tanto si deseas ejercitarte en casa como en el gimnasio, puedes intentar mantener el equilibrio sobre un solo pie

placeholder Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Adelgazar requiere incluir en nuestra forma de vida una alimentación determinada y unos movimientos que saquen a nuestro cuerpo del sedentarismo. Tanto si se desea perder esos kilos de más, como aumentar la musculatura o querer gozar de una buena salud, es aconsejable acudir a un profesional.

Además, es fundamental hacer exclusivamente los ejercicios que seamos capaces de realizar y no forzarnos. Para evitar cualquier tipo de lesión, ante cualquier tipo de duda, es igualmente recomendable asesorarnos de un entrenador personal. Tanto si deseas ejercitarte en casa como en el gimnasio, puedes intentar la siguiente propuesta: mantener el equilibrio sobre un solo pie.

Foto: El pilates se puede practicar en cualquier momento y lugar (Reuters/Willy Kurniawan)

Varios expertos sostienen que caminar erguidos requiere una notable coordinación. El equilibrio nos ayuda a movernos sin problema y realizar distintas actividades sin pensar en ellas, como correr mientras intentas que el jugador rival no te quite el balón de las manos (el cual vas botando).

La capacidad que se va perdiendo

"Desafortunadamente, el ser humano empieza a perder la capacidad de mantenerse erguido aproximadamente a los 35-40 años y, a veces, antes de eso", ha contado a la BBC Dawn Skelton, fisióloga del ejercicio de la Universidad Caledoniana de Glasgow, en Escocia.

placeholder La fisióloga aconseja introducir momentos de inestabilidad en tu vida cotidiana con disciplinas como el Tai Chi (Unsplash)
La fisióloga aconseja introducir momentos de inestabilidad en tu vida cotidiana con disciplinas como el Tai Chi (Unsplash)

Esto se debe a que los músculos comienzan a debilitarse. A esto se suma el envejecimiento del cerebro, que requiere de un mayor esfuerzo ante los pequeños ajustes necesarios para mantenerse en equilibrio. Para Skelton, sugestionarse con la posibilidad de caerse "lleva al miedo a moverte, y eso puede aislarte socialmente, lo que no es bueno para la salud mental".

El equilibrio "requiere que simplemente estés de pie e interactúes con tu entorno regularmente", ha explicado la fisióloga. Aunque el paso del tiempo es inevitable, Skelton afirma que "no importa la edad que tengas" y que hay movimientos que retrasan ese declive. Aunque el proceso de adelgazamiento y trabajar el equilibrio implican incluir cambios en nuestra rutina, la experta aconseja introducir momentos de inestabilidad en tu vida cotidiana con disciplinas como el Tai Chi.

Coge un cronómetro y mantente sobre un pie durante treinta segundos

Para empezar a practicar, lo único que necesitas es coger un cronómetro y mantenerte sobre un pie durante treinta segundos. Una vez concluido ese tiempo, cambia de pie. Esta es una forma de trabajar el equilibrio, lo que se traduce en una mejor postura y menos lesiones por caídas.

Un trabajo que llega al exceso

Skelton ha verificado que, con la práctica, el cuerpo es capaz de mantenerse con los ojos cerrados en equilibrio sobre una sola pierna durante un minuto entero. En caso de necesitar innovar la rutina de ejercicio físico, es interesante trabajar el equilibrio haciendo caminatas en tándem en las que andar como si se estuviera en una cuerda floja, colocando un pie delante de otro siguiendo una línea recta y moviéndolo de punta a talón.

Foto: Además de respirar de forma adecuada, encontrarás mejoras en tu sistema digestivo (Fuente: iStock)

"Caminar a la inversa es un muy buen desafío de equilibrio", ha indicado Skelton. Sin embargo, la fisióloga recuerda que hay que tener "cuidado, porque no sabes lo que hay detrás de ti, y si tienes que girar la cabeza constantemente, puedes marearte".

placeholder Si se hacen muchos movimientos de cabeza, es posible sufrir mareos (Unsplash)
Si se hacen muchos movimientos de cabeza, es posible sufrir mareos (Unsplash)

Esto se debe a que, cada vez que se realiza esta postura, se forman nuevas conexiones en el cerebro que fortalecen la coordinación entre oídos, ojos, articulaciones y músculos. Los sensores de las articulaciones y músculos se retroalimentan con el cerebro para que pueda aprender la mejor forma de mantenerse erguido. De este modo, auque es interesante mejorar el equilibrio, si se hacen muchos movimientos de cabeza, es posible sufrir mareos "porque los sistemas están trabajando en exceso".

Adelgazar Ejercicio físico Adelgazamiento Perder peso
El redactor recomienda