El hombre que se subió a la bicicleta para adelgazar y poder donar un riñón a su vecina
  1. Alma, Corazón, Vida
En Estados Unidos

El hombre que se subió a la bicicleta para adelgazar y poder donar un riñón a su vecina

"En el hospital me dijeron que tenía que pesar como máximo 111 kilos para que me tuvieran en cuenta"

placeholder Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Tim Connor es un hombre de 45 años que vive en Texas (Estados Unidos) y que tuvo durante más de dos décadas en el desván una bicicleta que ha sobrevivido a varias mudanzas y al abandono. El vecino decidió durante el verano de 2020 que quería donar un riñón. Al estar todos los gimnasios cerrados, puso aire a los neumáticos de la bicicleta, engrasó la cadena y se subió para recorrer un sendero local.

Bicycling cuenta que Connor vio en enero de 2020 una publicación en redes sociales en la que un internauta decía que tenía una amiga que buscaba un riñón. A raíz de ese mensaje, el texano siguió escuchando y viendo cosas sobre donaciones de riñón en todas partes, de conocidos comunes, en programas de televisión, en redes sociales... por lo que decidió responder a la publicación que vio en un primer momento.

Foto: El pilates se puede practicar en cualquier momento y lugar (Reuters/Willy Kurniawan)

"En el hospital me dijeron que tenía que pesar como máximo 111 kilos para que me tuvieran en cuenta", ha contado el hombre. Cuando se subió a la báscula, "pesaba casi 117 kilos". Finalmente, el hospital descartó su candidatura, lo que supuso un jarro de agua fría para Connor.

El propósito de Tim Connor

Fue en ese momento, cuando decidió desempolvar la vieja bicicleta y pedalear hasta que perdiese el peso suficiente para poder donar el órgano. Tim recuerda que, aunque el primer día recorrió ocho kilómetros, el reto más complicado era volver a salir al día siguiente.

placeholder La mayoría de las semanas, estaba haciendo un promedio de entre 120 y 160 kilómetros (Unsplash)
La mayoría de las semanas, estaba haciendo un promedio de entre 120 y 160 kilómetros (Unsplash)

"A medida que me iba acostumbrando a cada segmento del sendero, empecé a explorar más y a conectar un mayor número de tramos con el sendero local", ha contado el texano. Decidió salir de su zona de confort y circular por la carretera, aventura en la que conoció a otros ciclistas que le invitaron a unirse a los equipos Tyler Bike Club y Fresh Racing. La mayoría de las semanas, "estaba haciendo un promedio de entre 120 y 160 kilómetros".

"Tenía que comer de forma diferente para ver los máximos resultados y donar mi riñón"

Los médicos y especialistas en nutrición suelen recomendar a los pacientes que desean adelgazar hacer cambios en su alimentación. Connor no tardó en darse cuenta de que "tenía que comer de forma diferente para ver los máximos resultados y poder donar mi riñón".

Una operación sin complicaciones

En ese momento, Tim inició una dieta de 1.500 calorías que, en combinación con el ejercicio, le permitió bajar de peso rápidamente. Después de 200 días de trabajo en su cuerpo, "doné mi riñón el 25 de enero de 2021", recuerda el texano.

Foto: Tipos de yoga y cuál escoger según tu cuerpo y tus objetivos. (Patrick McGregor para Unsplash)

Antes de someterse a la operación, el hombre fue a dar una vuelta para intentar calmar los nervios que sentía. Afortunadamente, "el procedimiento fue muy bien, y el personal me puso en pie en cuanto se me pasó el efecto de los medicamentos. Estuve en el hospital menos de 24 horas".

Los médicos aconsejaron a Connor que empezase a caminar de inmediato, por lo que decidió pasear por el barrio. El hombre recuerda que sugirió "a otras personas que me acompañaran". En apenas dos semanas, se incorporó a su puesto de trabajo y la persona a la que donó el riñón, su vecina, "está disfrutando de una nueva vida".

Adelgazar Nutrición Perder peso Adelgazamiento
El redactor recomienda