El único detalle que consigue que una relación de pareja funcione y crezca
  1. Alma, Corazón, Vida
AMOR Y MUCHO AMOR

El único detalle que consigue que una relación de pareja funcione y crezca

Ni la confianza, ni el compromiso, ni la lealtad. Un nuevo estudio confirma que lo que más une a dos personas que se quieren es el empoderamiento individual y compartido que sienten

placeholder Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Respeto, compromiso, confianza, ganas de pasar tiempo juntos, buen sexo... son muchos los fundamentos y razones que sostienen una relación de pareja estable y la hacen perdurar en el tiempo. Pero un nuevo estudio, publicado en el 'Journal of Social and Personal Relationships' halló el factor que las uniones amorosas comparten y que les hace alcanzar un mayor grado de felicidad.

Este es la sensación de empoderamiento personal y compartido. Al fin y al cabo, las parejas más satisfechas son aquellas cuyos afectos les animan a seguir adelante con su vida personal y en común con fuerza y optimismo. Para llegar a estas conclusiones, los investigadores de la Universidad Martin Luther Halle-Wittenberg (MLU) y la Universidad de Bamberg recogieron las respuestas de 181 parejas heterosexuales que habían estado juntas durante un promedi de ocho años y que compartían casa durante al menos un mes. La edad de los encuestados oscilaba entre los 18 y los 71 años por lo que había una gran variedad en términos generacionales.

El empoderamiento consistía, según los autores, en "poder influir en las personas y saber resistir con éxito los intentos de que otros influyan en ti mismo"

Las preguntas iban sobre aspectos de su relación, como por ejemplo la confianza, la satisfacción sexual, los sentimientos negativos de opresión o falta de libertad, el compromiso o la voluntad de querer invertir tiempo o dinero en la pareja. Así, descubrieron que lo que más les tenía unidas era la sensación de poder que tenían, tanto en conjunto como cada uno por su cuenta.

Foto: Fuente: iStock.

"Calculamos si existía un equilibrio de poder dentro de la relación para investigar hasta qué punto los rasgos de cada socio eran similares entre sí", asegura Robert Körner, doctor de psicología de la MLU en un comunicado. "Las parejas más felices son aquellas en las que ambos reportaban un alto sentido de poder personal". Pero, ¿cómo podriámos definir esta especie de empoderamiento? Según los autores del estudio, "consiste en poder influir en las personas y saber resistir con éxito los intentos de que otros influyan en ti mismo", lo que quiere decir que el romance ideal estriba en que ambos sujetos se influyan mutuamente pero que de ningún modo pierdan los rasgos de personalidad que les caracterizan.

'Llevar los pantalones' en la relación

Este poder al que se refieren los científicos se podría traducir con la célebre frase hecha en español de "llevar los pantalones en la relación", que debido a su fuerte connotación machista siempre se le ha exigido adoptar esa posición de poder al hombre. "A medida que la sociedad ha ido desechando sus roles de género tradicionales, las dinámicas de poder han cambiado con ellos", asevera el autor del estudio. "Las relaciones románticas han pasado a ser más igualitarias, especialmente en las sociedades occidentales".

"Todavía existe una gran brecha de género en cuanto a sueldos, los hombres tenían trabajos mejor remunerados que las mujeres"

A pesar de que Köner y su equipo notaron un avance relativo a este asunto, también reconocen que había importantes brechas de género en las relaciones, ya que ellos al final reportaron un mayor volumen de ingresos y de nivel formativo. Y, por supuesto, a la hora de tomar decisiones importantes para la pareja, la encuesta reveló que ellos seguían imponiéndose más que ellas en estas situaciones. Por otro lado, algunas de las mujeres respondieron que esto no les molestaba, "sintiéndose satisfechas frente al hecho de delegar la toma de decisiones en el hombre, lo cual encaja dentro de los roles tradicionales".

"Todavía existe una gran brecha de género en cuanto a sueldos, los hombres tenían trabajos mejor remunerados que las mujeres", recalcaron los autores en el estudio, en declaraciones recogidas por 'Best Life'. Es por ello por lo que hay que seguir insistiendo en que, de una vez por todas, ellas y ellos cobren lo mismo por los mismos puestos de trabajo, de acuerdo al ideal igualitario que desde hace unos años afortunadamente se ha colado en la agenda política de los gobiernos liberales y progresistas.

Sexo Social Felicidad Comunicado
El redactor recomienda