Pescan un pez siluro de 57 kilos en Carolina del Norte, el más grande del estado
  1. Alma, Corazón, Vida
En Estados Unidos

Pescan un pez siluro de 57 kilos en Carolina del Norte, el más grande del estado

Cuando parecía que la victoria iban a caer de su lado, el animal encontró la forma de salirse con la suya

Foto: Agotado por el cansacio, el pez terminó por rendirse y acabó en la red de Rocky Baker (Unsplash)
Agotado por el cansacio, el pez terminó por rendirse y acabó en la red de Rocky Baker (Unsplash)

Un siluro de más de 57 kilos ha establecido un nuevo récord en el estado de Carolina del Norte. Rocky Baker se dirigió a un lago en busca de este pez de agua dulce, empresa que logró hacer realidad. En una entrevista con Patch, Baker ha contado que este "es el pez que más me ha costado pescar en mi vida. Lo enganchamos en medio del río, se fue hacia el lado izquierdo y luego al derecho".

Este pescador deportivo, camionero de profesión, está acostumbrado a hacerse con peces de gran tamaño, por lo que no tuvo problemas en 'luchar' con el monstruoso animal durante veinte minutos. Cuando parecía que la victoria iba a caer de su lado, el pez encontró la forma de salirse con la suya.

"Lo llevamos a la parte trasera del barco, ya que estaba lo suficientemente cerca como para atraparlo con la red". Sin embargo, "no quería rendirse", ha indicado Baker. "Abría la boca y se alejaba flotando. No podíamos darle la vuelta". Agotado por el cansancio, el pez terminó por rendirse y acabó en la red de Baker.

Puesto en libertad

Después de pescar al animal, el camionero condujo unos 90 minutos hasta EZ Bait y Tackle en Goldsboro, una tienda especializada en aparejos de pesca y que aloja las básculas certificadas y un biólogo estatal para registrar y confirmar el tamaño: "Llegamos a EZ Bait sobre la 1:30 de la mañana", dijo Baker.

"El propietario se presentó a eso de las 4 de la mañana, y luego el biólogo a las 5:30. Lo pesamos, tomamos algunas fotos y medidas rápidas, y luego lo volvimos a meter en el pozo vivo del barco". Posteriormente, tuvieron "que llevarlo hasta el río Roanoke, en Williamston, a una hora y media de distancia", ha indicado el pescador aficionado. Hacia las nueve de la mañana del día siguiente, el pez estaba de vuelta en el río: "Es una gran sensación".

Estados Unidos (EEUU) Pesca
El redactor recomienda