Cómo disfrutar más de la lectura este verano
  1. Alma, Corazón, Vida
PLACERES LECTORES

Cómo disfrutar más de la lectura este verano

La época estival siempre es la mejor para acabar de una vez los tomos ya empezados o adentrarse en nuevas historias. ¿Cómo sacarle el máximo partido y fomentar la concentración?

placeholder Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Como todos los veranos, las playas y piscinas españolas se llenan de un ejército de fieles lectores apostados en su hamaca para devorar jugosos 'best-sellers'. Al fin y al cabo, leer con tiempo y tranquilidad es una de las actividades más relajantes que existen, por lo que nunca está de más que, entre chapuzón y chapuzón, avances algún episodio de tu novela favorita. Algunos, no obstante, preferirán sesudos ensayos o catárticos poemarios, pero la cuestión aquí no es el género de lo que lees, sino el hecho de poner el cerebro a trabajar para despertar la curiosidad y la imaginación que brinda un libro.

En este sentido, leer aquello que alguien ha escrito con paciencia y esmero puede implicar el hecho de viajar a otros mundos, otras historias, otras personas, a las que también les pasan cosas como a nosotros sin ser de carne y hueso. Pero para ello se necesita, ante todo, interés y entusiasmo por lo que lees. ¿Eres de los que no puede dejar un libro sin acabar a pesar de que no le guste nada? ¿O de los que no paran de comprar y acaban rodeados de libros por todas partes que no han podido terminar?

"Tómate tu tiempo para disfrutar de la forma en la que el escritor presenta su pensamiento"

Sea como sea, existen formas de acentuar tu pasión lectora para así reengancharte con más fuerza a lo que lees. Hoy veremos una serie de recomendaciones, basadas inicialmente en un artículo de la revista 'Aeon', para aquellos que quieran degustar las historias, los pensamientos o las emociones que destilan los libros con mucho más placer y aprecio. Todo con tal de que este verano te acabes de una vez aquellos libros que tienes pendientes y que están cogiendo polvo en la encimera o estantería.

Lee más despacio

El primer paso para disfrutar cómodamente de la lectura es intentar dejar de lado aquello que estabas haciendo. Para ello, lo mejor es que termines todos tus quehaceres cotidianos antes de sentarte en el sofá o debajo de la sombrilla para enfrascarte de lleno en la lectura. Una de las conductas que puede ocurrir cuando coges un libro y empiezas a leer es que pases páginas con la finalidad de ver dónde acaba el capítulo que acabas de comenzar. Olvídate de esto. Para disfrutar plenamente de la lectura se necesita tiempo y calma.

"Leer en voz alta ayuda a apreciar más el oficio de un escritor, especialmente el tono y la textura que complementan al significado"

"Tómate tu tiempo para disfrutar de la forma en la que el escritor presenta su pensamiento y luego reflexiona sobre lo que está diciendo con su obra", asegura Robert DiYanni, profesor de humanidades en la Universidad de Nueva York. En su caso, afirma que cuando lee algo que verdaderamente le interesa tampoco dedica mucho tiempo, "unos 20 o 30 minutos", lo que viene a ser un capítulo. Pero esto no quiere decir que haya leído mucho. Al final, si de verdad estás inmerso en la lectura el tiempo se te puede ir volando, pero es mucho mejor prestar atención y disfrutar de lo que lees que imponerte unos ritmos o una cantidad de páginas.

Lee en voz alta

Un libro está construido a partir de las palabras, y estas mismas pueden contener una belleza tal al pronunciarlas que harán que te enganches más a sus significados e interpretaciones. "Leer en voz alta, ya sea una mera frase o una oración entera, te ayudará a apreciar más el oficio de un escritor, especialmente el tono y la textura que complementan al significado", expresa DiYanni.

Foto: Atrapado en un mar de palabras. (iStock)

Por otro lado, la lectura en voz alta también es una gran aliada de cara a la memorización. No en vano uno de los mejores trucos para estudiar es repetir a viva voz una y otra vez aquellas definiciones o conceptos que te tienes que aprender. Por tanto, leer en voz alta hará que te centres mucho más en la lectura y, si además le pones un poco de intención a lo que lees (casi interpretando lo que dicen los personajes de una novela, por ejemplo, como si fuera una obra de teatro), disfrutarás mucho más de lo que cuenta el autor.

Relee cuanto sea necesario

De hecho, hay personas a las que les gusta tanto una obra que la tienen en su mesita de noche para leer algún fragmento de vez en cuando. Aunque la segunda lectura ya no sea tan excitante como la primera porque obviamente sabes lo que va a suceder o qué es lo que vendrá a continuación, releer viene muy bien para fijar aún más en la cabeza aquello que ya sabes de una historia o de una reflexión.

Y más aún, descubrir nuevas cosas que podían habérsete pasado en la primera vez. Libros hay muchos, por lo que si sientes curiosidad es posible que ya no quieras esforzarte en volver a aquellos que ya has leído y adentrarte en nuevas historias y comienzos. Pero si repites es porque de verdad te gustó y quieres apreciar aún más los detalles. Una última cosa a este respecto: ten cuidado, porque a veces aquello que leímos hace años nos tiende a desilusionar tiempo después.

Social Novela Best seller Carne Recomendaciones
El redactor recomienda