Es noticia
Menú
¿Por qué la mayoría de los toldos que se ven en las casas en España son verdes?
  1. Alma, Corazón, Vida
"PARTE DEL PATRIMONIO CULTURAL"

¿Por qué la mayoría de los toldos que se ven en las casas en España son verdes?

Un arquitecto sitúa el origen de esta expansión en el boom inmobiliario de los años 60 y 70, pero hoy en día es el paisaje habitual en los edificios de una buena parte del país

Foto: Los toldos verdes son habituales en todas las ciudades de España (Google Maps)
Los toldos verdes son habituales en todas las ciudades de España (Google Maps)

España es el país de Europa con más horas de sol al año. Eso hace que, entre muchas otras cosas, seamos el destino de referencia en turismo de playa, pero también tiene que ver en cosas que, a veces, pasan desapercibidas. Así, nuestro país es uno de los pocos que utilizan persianas en las casas, pero también toldos. Y, curiosamente, la mayoría de estos últimos son del mismo color.

Basta con echar un vistazo a cualquier bloque de edificios de una ciudad española para darse cuenta de que, muy posiblemente, tengan toldos verdes para protegerse del sol. Pero, ¿por qué la mayoría de esos toldos son todos del mismo color? Pues no hay una respuesta única a esa pregunta, pero sí teorías muy interesantes.

Foto: Los parques Disney reciben a miles de personas cada día (EFE EPA/Christophe Petit Tesson)

Pablo Arboleda es un arquitecto e investigador de la Universidad de Glasgow que creó un grupo de Facebook que ya supera los 3.000 miembros. Se llama 'Amigos del toldo verde' y ahí se reúnen fotografías, comentarios y análisis de esta peculiar cuestión. Y sitúa el comienzo de esta situación a los años 60 y al boom inmobiliario que se vivió en aquella época.

Poco donde elegir

Según los datos del INE que recoge Idealista, entre los años 70 y 81 se construyeron 400.000 casas nuevas cada año en España. Ese boom comenzó en los 60 y, entonces, quienes trataban de ocultar sus ventanas del sol apenas tenían opciones a la hora de poner un toldo: solo había tres colores, verde, azul y naranja, y los primeros que se animaron a instalar estos accesorios se decantaron por el verde.

En los años 60 solo había tres colores disponibles para toldos: verde, azul y naranja

El vecino que quería poner otro toldo después ya veía que su vecino había puesto uno verde y, para seguir la corriente, lo colocaba del mismo color. Así fue como los toldos verdes se instalaron por toda España en lo que Pablo Arboleda define como "parte del patrimonio cultural. Como las máquinas de aire acondicionado en la fachada, las bombonas de butano, el ladrillo visto..."

El arquitecto reflexiona con la "perdurabilidad del elemento porque, 45 años después, tú te compras una casa en esos edificios y te obligan a poner el mismo que se puso en origen". Quizás ahora, cada vez que demos un paseo por nuestras ciudades y levantemos la vista podamos disfrutar del espectáculo que suponen los toldos verdes colgando de cualquier edificio.

España es el país de Europa con más horas de sol al año. Eso hace que, entre muchas otras cosas, seamos el destino de referencia en turismo de playa, pero también tiene que ver en cosas que, a veces, pasan desapercibidas. Así, nuestro país es uno de los pocos que utilizan persianas en las casas, pero también toldos. Y, curiosamente, la mayoría de estos últimos son del mismo color.

Vivienda
El redactor recomienda