Vídeo | Pillan a dos mujeres que allanaron un restaurante de Nueva York para cocinar
  1. Alma, Corazón, Vida
En el barrio de Chelsea

Vídeo | Pillan a dos mujeres que allanaron un restaurante de Nueva York para cocinar

La velada concluyó poco después de que escuchasen un ruido extraño

placeholder Foto: Un vídeo muestra a dos mujeres entrando a una cocina a las doce y media de la noche (Unsplash)
Un vídeo muestra a dos mujeres entrando a una cocina a las doce y media de la noche (Unsplash)

Jason Wang es el dueño de un restaurante chino del barrio de Chelsea (Nueva York) que ha visto cómo dos mujeres entraban en su establecimiento para cocinar. Las cámaras de grabación del lugar pillaron a las vecinas intentando (sin éxito) preparar bolas de masa hervida o dumplings, un plato tradicional.

El hombre ha compartido en redes sociales las imágenes de su negocio, el restaurante asiático Xi’an. Ha decidido hacer público el vídeo poco después de descubrir que le faltaban cosas en la cocina. Wang vio un bollo flotando en el agua y que habían desaparecido algunas verduras.

El Departamento de Policía de Nueva York ha contado a FOX News que, de momento, no hay una denuncia sobre lo ocurrido, solo una llamada en la que el dueño del restaurante describía lo que había pasado. El suceso parece un tanto cómico, ya que, las imágenes muestran a dos mujeres entrando a una cocina a las doce y media de la noche.

Intento frustrado por un ruido

Puede oírse cómo una de ellas grita "¡hola!" y la otra le pregunta si están realizando un "allanamiento de morada". A continuación, entran en el área del chef y, mientras una cocina (asegurando que sabe lo que está haciendo), la otra vigila que nadie descubra su presencia,

Al salir, una de ellas pregunta a la otra si están en problemas, a lo que contesta: "Deberían haber cerrado, así que no". Según las imágenes, la mujer que estaba cocinando decidió preparar fideos de cordero, ya que era lo que le "apetecía". Puede verse cómo coge tranquilamente los ingredientes. La velada concluyó poco después de que escuchasen un ruido extraño. Decidieron que el festín podía esperar y se fueron.

Nueva York
El redactor recomienda