El sorprendente récord del mundo de M&M's que puedes intentar superar en tu casa
  1. Alma, Corazón, Vida
¿PODRÍAS BATIRLO?

El sorprendente récord del mundo de M&M's que puedes intentar superar en tu casa

"Es mucho más difícil de lo que piensas", asegura el nuevo poseedor del récord, que ha subido a su cuenta de Instagranm el vídeo que resume varias horas de pruebas e intentos

placeholder Foto: Apilar estos caramelos no es tan fácil como parece (Robert Anasch para Unsplash)
Apilar estos caramelos no es tan fácil como parece (Robert Anasch para Unsplash)

Si eres un amante de los M&M's (o de su versión española, los famosos Lacasitos), seguro que alguna vez te ha dado por hacer una montaña de estos pequeños dulces entre bocado y bocado. Y si te has dado por vencido en la segunda altura, que es lo habitual, quizás no sabes que hay un récord del mundo oficial que tiene que ver con estos riquísimos chocolates.

Will Cutbill es un ingeniero británico de 23 años que, durante el confinamiento, se aburrió como muchos otros miles de personas. Sin embargo, un día decidió probar a hacer algo diferente: compró una bolsa de M&M's, pero no para comérselos, sino para tratar de entrar en el Libro Guinness de los Récords.

Cutbill ha explicado a Today que "era un día húmedo, lluvioso y bastante desagradable. Estábamos todos atrapados dentro de casa, así que pensé en animarme comprando una bolsa de M&M's para comer. Pero, estaba tan aburrido que comencé a apilarlos". Aquella decisión aparentemente intrascendente le llevó a conseguir el récord Guinness.

¿Cuántos M&M's se pueden apilar?

El ingeniero buscó en Google para investigar si, por casualidad, había un récord Guinness sobre caramelos apilados de este tipo. Y la sorpresa llegó al descubrir que el vigente récord estaba en cuatro M&M's apilados uno sobre otro, así que dedicó todo el día a batirlo: iba a hacer lo que fuera necesario para llegar al menos a cinco alturas.

No lo hizo ese mismo día, sino que esperó al día siguiente con otra bolsa de caramelos, aunque no fue tan sencillo como podía imaginar: "Es mucho más difícil de lo que piensas. Cuando vi este récord por primera vez, dije: 'Intentémoslo. Parece fácil'. Pero imagina apilar balones de fútbol uno encima del otro. Probablemente sea bastante similar a eso. Si uno está fuera de lugar, arruina todo el montón".

Como se puede ver en el vídeo, Cutbill llegó hasta cuatro alturas, pero su torre se derrumbó: "Me llevó unas cuantas horas y cientos de intentos". Finalmente consiguió los 5 pisos y logró el récord mundial. De momento, nadie de la empresa que produce estos caramelos se ha puesto en contacto con él, aunque espera que, en el futuro, tengan un detalle por su logro.

Récord Guinness Récords
El redactor recomienda