Las relaciones amorosas y afectivas de los españoles durante la pandemia, según el CIS
  1. Alma, Corazón, Vida
EL CIS DEL AMOR

Las relaciones amorosas y afectivas de los españoles durante la pandemia, según el CIS

La encuesta ratifica lo muy unidos que nos sentimos a nuestra pareja, amigos y familiares, sobre todo en una época tan difícil como la que estamos pasando

placeholder Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Amor, dinero y salud. En este último año, los españoles hemos flaqueado un poco de estos dos últimos atributos que se supone que definen la riqueza material e inmaterial de una persona, pero si hay algo cierto es que, a pesar del gran contratiempo mundial que supuso la crisis sanitaria y económica que arrancó de forma súbita el pasado marzo, hemos podido sobrellevarla de la mejor forma posible. ¿Cómo? Efectivamente: queriéndonos mucho.

Así lo refleja una de los últimos informes publicados por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) que ha recopilado los resultados de 2.972 encuestas relacionadas con la calidad de las relaciones socioafectivas de los españoles mayores de edad. A lo largo de este estudio tan completo que ahora desglosaremos podemos comprobar que somos un país que valora el contacto estrecho y físico con los seres queridos (mucho más que el digital o virtual), la vida en pareja (aunque no tanto, exigimos nuestro espacio) y, sobre todo, nos sentimos muy vinculados a nuestro círculo íntimo de amigos y familiares.

Los participantes valoraron con un 8,6 sobre 10 de media el nivel de satisfacción que tienen en las relaciones con su pareja, amigos o familiares

De ahí que la sensación de felicidad y bienestar general sea también muy alta (la nota media del 1 al 10 ante la pregunta: "¿se considera una persona feliz o infeliz?" fue de un 8,1). Teniendo en cuenta que la encuesta se realizó hace unas pocas semanas, del 27 de mayo al 17 de junio de este año, es posible que el hecho de haber avanzado en el fin de las restricciones haya influido en el nivel de satisfacción vital. O que, en una lectura mucho más optimista y positiva, hemos sabido mantener, conservar y mejorar las relaciones que ya teníamos antes de la crisis sanitaria a pesar de todas las dificultades.

De hecho, los españoles valoran con sobresaliente (una puntuación media de 8,6 sobre 10) la satisfacción que sienten hacia su pareja, amigos y familiares. En concreto, la inmensa mayoría de las calificaciones sobre estos tres aspectos obtuvieron la máxima puntuación por parte de los encuestados (es decir, entre el 8 y el 10): un 82,2% en cuanto al ámbito familiar, un 74,5% en cuanto a los amigos y un 68% en cuanto a la vida conyugal o de pareja de hecho. Hay que tener en cuenta que de todos los participantes, un 75,7% reconoció compartir una relación amorosa con otra persona, frente al 24,2% que declaró estar soltero.

Foto: Foto: iStock.

El informe del CIS vuelve a ratificar nuestro espíritu mediterráneo basado en el arraigo a la familia y a los amigos, sacando un 8,8 de media sobre 10 en la pregunta "¿a quién acudirías en busca de ayuda en caso de que lo necesitases?". Esto contrasta con el apego que sentimos hacia nuestros vecinos o hacia nuestros compañeros de trabajo (la media de nota es un 6,75 sobre 10 para estos dos grupos de gente en relación a la pregunta anterior).

Unidos física y emocionalmente

Los que tienen la suerte de encontrarse en una relación (aproximadamente tres tercios de los encuestados) reconocieron estar muy unidos físicamente ("compartir una gran cantidad de tiempo y actividades juntos"). En concreto, un 38,1% marcó la más alta puntuación (un 10), y casi el resto de las respuestas (un 49,9%) fueron de un 7 a un 9. En el plano afectivo, la inmensa mayoría de los participantes admitieron estar muy unidos a su pareja a nivel emocional (un 86,2%), valorando con un 8, un 9 o un 10 la conexión con su compañero o compañera vital.

Alrededor del 60% de los encuestados cree que se puede sentir atracción sexual hacia otra persona que no sea tu pareja

Otra de las conclusiones curiosas que se pueden extraer del estudio del CIS es que los españoles siguen siendo monógamos y rehúyen de las nuevas formas relacionales como el poliamor: un 60,9% opinó que no se puede estar enamorado de varias personas al mismo tiempo. Otra cosa que no toleramos: la infidelidad; un 81,5% cree que para que exista una relación verdadera la pareja debe ser siempre fiel. Por otro lado, también podemos resaltar que a los españoles nos gusta el sexo independientemente de si sentimos amor o no. Un 55,4% se mostró de acuerdo con la afirmación de que se pueden tener historias de alcoba con alguien de quien no estás enamorado y algo mucho más relevante: el 59,9% opinó que aun estando profundamente 'pillado' por alguien, sí que puede sentir deseo sexual hacia otras personas.

Un amor vital y optimista

Lo que más nos gusta a los españoles de la otra persona de la cual estamos enamorados no es ni mucho menos la belleza o el aspecto físico, sino la "vitalidad, energía y el buen humor y la simpatía". Un 58,9% seleccionó la respuesta "mucha importancia" en este campo, seguido del "carisma, la gracia, el encanto o el don de gentes" (un 46,6%), el "atractivo sexual o erótico" (27%) y "la imagen, presencia, estilo y modo de vestir" (14,6%).

Los españoles no le vemos ninguna ventaja a las relaciones a través de una pantalla frente a las del cara a cara

¿Cuál ha sido la factura que nos ha pasado el coronavirus en el apartado sexual? Aunque algunos ya están imaginando un paisaje apocalíptico en este ámbito, sorprendentemente la respuesta mayoritaria fue que "sigue igual". Un 72,9% marcó esta casilla, frente a las opciones de "ha mejorado" o "ha empeorado". La libido no se ha resentido en absoluto (un 77,5% reconoció que no hubo cambios significativos en su deseo de mantener relaciones sexuales), así como tampoco la frecuencia con la que hicimos el amor (un 68,4% tampoco notó ninguna modificación en este sentido, tal vez porque la mayoría de los encuestados que tenían pareja convivió en el mismo hogar con ella).

Mejor la vida real que la virtual

Por último, cabe destacar otro de los temas que se ha analizado en las encuestas y que ha sido vital y trascendente de cara a paliar los efectos de la falta de interacción social: las relaciones que hemos mantenido con otras personas a través de Internet o en redes sociales. Los españoles, en general, no le vemos ninguna ventaja a las relaciones a través de una pantalla frente a las del cara a cara, ya que la mayoría de los participantes marcaron las casillas de no estar "nada de acuerdo". En una escala del 1 al 10, ninguna de las cualidades de una relación virtual (como más confianza, más compromiso, más seguridad o más afecto) lograron el aprobado, moviéndose entre el 2 y el 3. La nota más alta la obtuvo la mejora en la comunicación, con un 4,7.

Foto: Foto: iStock.

El 77% de los españoles reconoció haber hecho videollamadas en más de una ocasión y en los últimos seis meses, lo que implica que se mantuvieron las comunicaciones telemáticas por estas plataformas mucho tiempo después de la cuarentena estricta del pasado marzo. Por otro lado, ¿qué opinión tenemos del uso de Internet y de las aplicaciones para conocer gente nueva? Un tercio de los encuestados declaró que "negativa", mientras que un 45,9% respondió que positiva. Y puestos a conocer nuestros hábitos digitales, la inmensa mayoría aseguró que en los últimos seis meses utilizó "con mucha frecuencia" la red para hablar con sus amigos (un 30%), frente a otras opciones como conocer gente nueva (un 1,5), ver porno solo o con la pareja (0,9%) o realizar sexting (apenas un 0,7%).

Social Barómetro del CIS Pandemia
El redactor recomienda