Dos septuagenarios cortan por la mitad un árbol de su vecino y se vuelve viral
  1. Alma, Corazón, Vida
EN SHEFFIELD, REINO UNIDO

Dos septuagenarios cortan por la mitad un árbol de su vecino y se vuelve viral

Se quejaban de que parte del árbol invadía su camino de acceso a la vivienda, pero ahora se ha convertido en un reclamo para vecinos y turistas

placeholder Foto: Hasta ahora, los vecinos nunca habían tenido problemas (EFE/Gustavo Amador)
Hasta ahora, los vecinos nunca habían tenido problemas (EFE/Gustavo Amador)

Que dos vecinos no se lleven bien no es ninguna noticia. Sucede a diario en bloques de viviendas, casas adosadas, urbanizaciones, etc. Sin embargo, que dos vecinos no se entiendan por culpa de un árbol y lleguen al extremo de cortarlo por la mitad sí que ha provocado la atención de los medios de comunicación de medio mundo. Y ha sucedido en Reino Unido.

Bharat Mistry tiene 56 años y vive en Waterthorpe, una pequeña localidad dormitorio a las afueras de Sheffield, en el centro de Inglaterra. Sus vecinos son Graham e Irene Lee, ambos de más de 70 años y con los que siempre había mantenido una relación muy cordial. Viven en casas unifamiliares y comparten un árbol en común: el árbol de la discordia.

El árbol llevaba 25 años plantado en el mismo lugar y los dos vecinos se habían puesto de acuerdo en el pasado para podarlo en forma de bola. Sin embargo, los septuagenarios cambiaron de opinión en marzo de 2020 por la cantidad de ramas que caían sobre su lado de la casa, que es por donde entran para aparcar su coche.

Final surrealista

Tras las ramas aparecieron los pájaros, típicos de la primavera, lo que tampoco gustó a los Lee. Eso les llevó a colocar bolsas de basura sobre las ramas en su zona del árbol, de tal manera que los pájaros no se pudieran posar. Finalmente, el matrimonio de septuagenarios decidió que iban a podar la parte del árbol que les afectaba y llevaron a cabo su amenaza.

Aunque Bharat Mistry les pidió encarecidamente que no lo hicieran, los Lee contactaron con una empresa y pidieron que cortaran el árbol en vertical, de arriba abajo, para que no quedara nada de lo que había en su lado. Según explica Irene Lee al Daily Mail, "los pájaros no eran realmente el problema; el árbol estaba bloqueando nuestro camino de entrada".

La mujer, de 75 años, añade que "lo recortamos profesionalmente, pero nos dijeron que iba a volver a crecer. Los vecinos pueden ser dueños del árbol, pero si sobresale de nuestra propiedad, entonces estamos legalmente autorizados a podarlo". Desde que los Lee tomaron la decisión de cortar el árbol por la mitad, se ha convertido en una atracción para vecinos y visitantes.

Reino Unido Virales Comunidad de vecinos
El redactor recomienda