Seis consejos para motivarte y volver a hacer ejercicio
  1. Alma, Corazón, Vida
TÚ PUEDES CON TODO

Seis consejos para motivarte y volver a hacer ejercicio

Ahora que se puede volver a socializar es posible que no dediques tanto tiempo al entrenamiento. Una serie de expertos apuntan las claves para recuperar la rutina del 'fitness'

placeholder Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Aquellos que buscaban perder peso antes de la llegada del verano, en la clásica y siempre impuntual 'operación bikini', se habrán sorprendido con que quizá en estos últimos meses han tenido muchas más cosas en contra. Haber pasado una cuarentena es lo que tiene; después de tanto tiempo haciendo ejercicio en casa, ha costado mucho más ponerse las playeras para salir a correr al exterior.

Pero ahora que ya hay muchas más cosas que hacer y la socialización ha vuelto a nuestras vidas, lo que más lastra al ejercicio físico regular no es ya el cansancio, sino la pereza y la falta de fuerza de voluntad. Además, a estas alturas de año muchos ya habrán tirado la toalla y preferirán conformarse con lo que tienen antes de ponerse en marcha y cambiar las cosas. ¿Cómo volver a desarrollar la fuerza de voluntad necesaria para recuperar nuestras horas de 'fitness'? El rotativo británico 'The Guardian' ha consultado con diversos expertos para conocer de cerca cuáles son los mejores trucos y atajos para hacer ese regreso a la actividad física mucho menos perezoso y doloroso.

No sientas vergüenza

Una de las mayores causas de por qué hay gente que de pronto deja de hacer ejercicio al aire libre o en el gimnasio es por su aspecto físico. Si has engordado mucho durante estos meses y quieres comenzar a eliminar grasa y michelines, pero sientes pavor a la mirada ajena, debes quitarte tus inseguridades de un plumazo para volver a tomar las riendas de tu vida y tener éxito en tu empresa. "En general, a las otras personas no les importa ni les tiene que importar tu físico", asegura Joe Edmonds, entrenador personal. "En cuanto lleves una o dos semanas yendo al gimnasio notarás cómo esa percepción que tienes cambia".

Encuentra un incentivo personal

Si eres perezoso por naturaleza o no te gusta nada salir a hacer ejercicio, debes reconocer que resulta muy difícil motivarte y ponerte un par de zapatillas para salir a correr. "Trataría de animar a esa persona a encontrar una razón por la que entrenar", opina Zahir Akram, 'coach' personal. "Para mí, la motivación la encuentro no en mejorar mi aspecto físico, sino en mi hijo. Me gusta recordar a los clientes que hay personas que confían en ellos y necesitan que sean fuertes. Si no puedes hacerlo por tí mismo, hágalo por las otras personas que dependen de ti para estar sano".

No te comas el mundo tan pronto

Muchos cogerán carrerilla e intentarán realizar el ejercicio físico que no han hecho en estos últimos meses. Esto es de lo más contraproducente, pues además de aumentar exponencialmente el riesgo de sufrir una lesión, te arriesgas a cansarte a la primera de cambio al haber intentado ir tan rápido y dejarlo antes de tiempo. En lugar de convertirte en un deportista de élite en menos de una semana, empieza de forma gradual y adopta un enfoque realista sobre lo que buscas.

Haz algo que te guste

Si odias correr o encuentras aburrido el yoga, no lo hagas. Recuerda que lo primero consiste en obtener motivación y ganas, y si apuestas por algo que ya aborreces de antemano, los resultados pueden ser muy negativos, cansándote nada más empezar.

"Cuanto más constante seas con el ejercicio físico, más alto estará tu nivel de motivación"

"Si comienzas con un ejercicio que no te gusta para nada, no creas que eso te va a ayudar", asegura Hannah Lewin, entrenadora londinense. "Encontrar algo que te gusta es un buen punto de partida, ya que además desarrollarás confianza en lo que haces. Esta va de la mano con la motivación, por lo que si realizas algo que te desagrada, salir a hacer ejercicio será aún más estresante y tu motivación disminuirá mucho más".

No te obsesiones con el gimnasio

Hay muchas formas de realizar ejercicio y no todas incluyen tener que meterte en un espacio cerrado para empezar a sudar. Además, es mucho más recomendable salir al exterior, pues aún no ha acabado la pandemia y esta es una de las formas de minimizar el riesgo de contagio. Pero los entrenadores británicos van más allá, aconsejando aplicar pequeños cambios que poco a poco den sus frutos, como "caminar 15 minutos al día", lo que "mejorará la salud de tus articulaciones". No tienes por qué exigirte demasiado, tan solo ponerte en marcha.

Sé constante

"Es mejor tener algunas lesiones leves a la semana que se puedan curar fácilmente a tener una gorda y al final acabar dejando de hacer ejercicio", reitera Lewin. "Cuanto más constante seas, más alto estará tu nivel de motivación. Pero para ello necesitas ser realista, de lo contrario puede hacerse muy complicado". Y, sobre todo, tienes que ser positivo y ser consciente de todos los progresos que des.

Foto: Fuente: iStock

"Compara dónde estás ahora en comparación a hace un año", concluye la entrenadora. En lugar de pensar en todos los kilos que has ganado y por tanto que aún tienes que perder, enfócate en cómo te encontrarás de aquí a unos meses, pues al final el ejercicio físico no solo sirve para mejorar a nivel estético, sino también para gozar de una salud mejor que sin duda alguna repercutirá de forma positiva en tu vida cotidiana.

Trucos Correr Ejercicio físico Gimnasio Operación Bikini Perder peso Entrenador personal Grasa
El redactor recomienda