Cómo ligar con alguien que te gusta si eres tímido
  1. Alma, Corazón, Vida
NO MÁS EXCUSAS

Cómo ligar con alguien que te gusta si eres tímido

La inseguridad y la vergüenza no tiene que ser una barrera en tu relación con otras personas. Por ello, lee atentamente esta serie de consejos

placeholder Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Se trata de una de las preguntas que más se hacen aquellos que son tímidos, reservados y vergonzosos: ¿cómo gustar sabiendo de antemano que ya solo el hecho de intentar dirigirte hacia esa persona resulta un auténtico quebradero de cabeza por las inseguridades? Si tu timidez te hace pasar desapercibido en las reuniones sociales, aunque solo sean de pocas personas, es muy difícil que llegues a intentar entablar una conversación profunda o más o menos interesante con alguien que te gusta o te genera atracción.

¿Cuál es la mejor forma de romper el hielo en estos casos? Un truco puede ser iniciar una 'small talk'; esto es, no hace falta que entres en temas demasiado hondos para intentar ganarte a aquella persona a la que te quieres dirigir. Tan solo debes escoger un tema de conversación más o menos ligero, como el tiempo meteorológico, lo que le gusta hacer en su tiempo libre o hablar de la última serie a la que te has enganchado. Pero por otro lado, este tipo de diálogo no siempre es útil porque puede resultar plomizo o aburrido. Deberás intentar profundizar más. Al fin y al cabo, si quieres gustar a alguien, no puedes hablar de lo mismo con lo que ha hablado con cualquier otra persona.

El primer paso para resultar agradable o 'majo' a alguien es hacer que se exprese con total libertad sobre sus temas favoritos

Uno de los primeros consejos es, sobre todo si estás en una especie de reunión social, pedirle que te eche una mano la persona de más confianza que tengas. Si no eres bueno iniciando conversaciones, tal vez necesites la ayuda de un tercero. Aunque esto no resolverá tu timidez de un plumazo, sí que te ayudará a sentirte más cómodo interactuando con aquella persona que te gusta. Pero cuidado, no sea que tu colega acabe acaparando toda la conversación y al final te quedes sin hablar. Para que esto no suceda, y para que por ti mismo sepas cómo abordar a quien te interesa, un experto en relaciones llamado Barry Davret ha publicado un artículo en la revista 'Medium' en el que explica el truco que conseguirá que venzas a la timidez y te conviertas en alguien irresistible.

Has de saber que para que alguien se interese por ti lo primero que debes resultar es ser una persona interesante, es decir, generar algún tipo de influencia en él. En resumidas cuentas, que tus palabras adquieran la importancia que merecen. Pero por otro lado, para iniciar una buena conversación no has de hablar tú, sino más bien preguntar. ¿Cómo evitar sonar demasiado atrevido sobre la vida de alguien? Una de las sensaciones frecuentes entre las personas tímidas es que pueden sentirse agobiadas al más mínimo contacto o tras la primera frase que sueltan. Por ello, lo que deberás hacer, según Davret, es conseguir que tu interlocutor o interlocutora se despache a gusto sobre sus temas favoritos. Al fin y al cabo, si tanto te gusta es porque te interesa lo que te dice, no solo te atrae por su físico.

Las "inversiones" para que no se agote la conversación

"En lugar de inventarte preguntas que crees que puedan hacer que los demás se sientan incómodos, concéntrate en utilizar 'inversiones' para que tus interlocutores sigan hablando de sus temas preferidos", asevera el experto, quien define 'inversión' como esas "declaraciones breves o preguntas diseñadas para mantener la atención de la otra persona. Al animar a que hablen sobre lo que les resulta relevante, demuestras que tienes interés en lo que dicen". Esto es, precisamente, lo que hace que los demás te vean atractivo, evidentemente no en el plano físico, pero al menos sí en el dialéctico o discursivo. Aquí van algunas de esas fórmulas para que no decaiga vuestra conversación:

  • "¿Puedes contarme más, o eso es todo?"
  • "Curioso, ¿y cómo te hizo sentir eso?"
  • "¿Qué? Me tienes intrigado?"
  • "¿Por qué? Si no te importa que te pregunte".
  • "No, sigue hablando, necesito escuchar el resto".

Para comprobar si de verdad surten efecto, tan solo has de prestar atención al lenguaje verbal y no verbal de tu interlocutor. Si abre mucho los ojos, acelera el ritmo de la voz o gesticula demasiado, es porque de verdad le está resultando interesante la conversación. Si en cambio hace ademanes de querer cerrar la historia de lo que está contando, es porque quizá ha perdido el interés, entonces deberás buscar un revulsivo con otro tema para que no se agote.

Foto: Foto: iStock.

Otro de los consejos que aporta Davret, quizá más arriesgado, es el de hacer cumplidos. Lo que vulgarmente conocemos como 'tirar fichas'. Esta es la parte más decisiva y trascendental de la conversación para conseguir gustar a alguien, pues no tienes que resultar agresivo o demasiado directo. Claro que, si eres tímido, te será mucho más difícil realizar cumplidos. Tan solo limítate a realizar halagos 'light', es decir, que hablen sobre su desempeño vital o profesional. No hagas valoraciones sobre su aspecto físico, pues esto podría interpretarse como una señal de atrevimiento indiscreto.

Dependiendo de cómo los reciba ya podrás empezar a dar por hecho que de verdad él o ella están interesados en ti como tú lo estás, pero no corras ni te aceleres: forjar una relación profunda y positiva lleva tiempo y esfuerzo, con lo que no te precipites a la primera de cambio ni mucho menos confieses que le gustas. Tan solo sé tú mismo y olvídate de las inseguridades y prejuicios, armándote de valor para actuar con naturalidad.

Social Hielo Serie A
El redactor recomienda