Por qué los franceses y los españoles dicen muy pocas veces "te amo"
  1. Alma, Corazón, Vida
"JE T'AIME" / "TE AMO" / "I LOVE YOU"

Por qué los franceses y los españoles dicen muy pocas veces "te amo"

En el lenguaje amoroso, tendemos a usar menos de lo que nos gustaría el verbo "amar", prefiriendo opciones más descafeinadas. Los ingleses, en cambio, no pueden parar de usarlo

placeholder Foto: ¿Ingleses, españoles o franceses, qué más da?
¿Ingleses, españoles o franceses, qué más da?

Cada relación de pareja es un mundo y, como en cualquier vínculo, existen una serie de acuerdos tácitos y consensuados, que han podido ser verbalizados o que simplemente se dan por hecho. Por ejemplo, tener relaciones sexuales con otra persona ajena generalmente no está permitido en los códigos de conducta de una pareja prototípica. ¿Qué sucede con asuntos más ligeros, pero no por ello menos interesantes, como decir "te amo"?

En ocasiones, lo más importante está en los detalles, y algo tan simple y bonito como decirle a la otra persona que la amas puede traer verdaderos quebraderos de cabeza. A fin de cuentas, hay que ser sinceros, pero muchas veces verbalizar algo tan potente desde el punto de vista lingüístico y amoroso puede causar un terremoto emocional en el seno de la pareja que puede traer efectos positivos o negativos, dependiendo de la situación en la que esté la relación.

¿Crees que eres una persona que suele darse prisa por decir "te amo" cuando comienza una relación? ¿O más bien todo se queda en el terreno del "te quiero", un verbo mucho más relajado y ligero que "amar"? ¿Y si la incidencia de esta locución entre los enamorados tuviera variedades toponímicas? ¿Un español puede formular con más frecuencia la frase "te amo" más que un francés? Un reciente y curioso artículo de la 'BBC' ha puesto en duda que las parejas galas digan "te amo" ("je t'aime", en francés), teniendo en cuenta que en inglés el verbo más usado por antonomasia (y uno de los primeros que aprendes a la hora de estudiar el idioma) es "I love you".

"Amar" o "adore" son menos comunes en el uso cotidiano de franceses y españoles, mientras que "love" se usa mucho más que "like", la opción más ligera

Lo que critica la periodista británica Sylvia Sabes es que, frente a las múltiples formas que hay de decir "te amo" o "te quiero" en inglés (como el "I want you" de Bob Dylan, "I like you" o directamente "I love you"), los franceses usan el verbo "aimer" de forma general para expresar cualquier tipo de afecto, desde lo mucho que les gustan las ensaladas ("j'aime les salades") a lo mucho que quieres a esa persona tan especial a la que has conocido ("je t' aime").

Amar, gustar, querer

Posiblemente el lector francófono se esté preguntando que Sabes no tiene en cuenta la existencia del verbo "adore" (que podríamos traducir como "adorar" o "amar"), aunque bien es cierto que su significado no se podría comparar al "love" inglés, quizás porque "adore" remite a algo más pasional que no tiene que ser necesariamente una persona o un sujeto, sino también un objeto o una acción (como por ejemplo "me encanta salir a caminar", que podría traducirse como "j'adore aller me promener").

Sea como sea, en España la expresión "te amo" también tiene una connotación y sonoridad muy fuerte, muy potente, siendo más común el uso de "te quiero". Al contrario que el inglés, cuyo verbo "love" lo vemos y oímos en las comedias románticas todo el tiempo, en los anuncios publicitarios (¿alguien se imagina el lema "lo amo" de un hipotético anuncio de una famosa cadena de hamburguesas españolas?) y en cualquier situación cotidiana.

Foto: Dos turistas posan para una foto en el centro de Londres. (EFE)

"Love" está muy presente y es mucho más recurrente en el uso del lenguaje anglófono, tanto fuera como dentro de las fronteras de los países británicos y sus colonias, mientras que "amar" o "adore" son menos comunes en el uso cotidiano de ciudadanos que hablan francés y español. Y mucho menos de aquellos que aspiran a hablar bien estos idiomas, prefiriendo la opción de "gustar" o "aimer" para expresar una emoción de unión o pasión hacia algo o a una persona querida.

Sea como sea, no hay que poner límites al lenguaje del amor, al contrario: habría que dar rienda suelta a nuestras más infinitas pasiones lingüísticas, pues la vida sabe mejor y se disfruta más si día a día les hacemos saber que les queremos a las personas que más nos acompañan y están ahí tanto en los momentos malos como buenos, sean parejas o amigos. Y sobre todo, que estamos agradecidos de haberles encontrado y por nada del mundo querríamos dejarles atrás.

Amor Relaciones de pareja Relaciones sexuales Bob Dylan Sexo
El redactor recomienda