Marcan a los no vacunados de un instituto para acudir a su graduación
  1. Alma, Corazón, Vida
En Estados Unidos

Marcan a los no vacunados de un instituto para acudir a su graduación

Al final de cada canción, los no vacunados tenían que levantar una mano para ver quién se encontraba a su alrededor

placeholder Foto: La organización ha creado una página web dedicada en exclusiva al evento (Unsplash)
La organización ha creado una página web dedicada en exclusiva al evento (Unsplash)

El instituto de Exeter en New Hampshire (Estados Unidos) ha escrito un número en la mano de cada estudiante que no llevase consigo la tarjeta de vacunación o que no hubiese recibido la segunda dosis para poder asistir al baile de graduación. Aunque el centro deseaba que sus alumnos disfrutasen de un evento al aire libre, este ha acabado ensombreciéndose por las críticas a la petición.

Además del citado identificativo, la institución informó a los invitados a la celebración que podían asistir sin mascarilla y que iban a ser sometidos a un rastreo de contactos de covid-19. Esto incluía igualmente proporcionar al instituto cualquier información relativa a la vacunación. Por su parte, la organización ha credo una página web dedicada en exclusiva a la graduación.

Una vez llegado el día, el centro escribió un número en la mano de los alumnos que no justificaron o no habían recibido su vacuna y accedieron a una pista de baile que estaba dividida en tres. Al final de cada canción, los no vacunados tenían que levantar una mano para ver quién se encontraba a su alrededor.

"Los comentarios de nuestros estudiantes y padres han sido extremadamente positivos con respecto a la experiencia del baile", ha indicado Mike Monahan, director del instituto de Exeter, en un comunicado referido por la CNN.

El centro tomará medidas

Aunque no se haya registrado ningún positivo entre los asistentes, la representante estatal republicana Melissa Lichtfield ha compartido en su perfil de Facebook las reacciones de algunos vecinos. Según la política, varios de sus votantes han emitido "quejas sobre la confidencialidad que rodea tanto a los que recibieron la vacuna como a los que no y al etiquetado correspondiente".

En la publicación de Lichtfield puede leerse igualmente que un internauta vio que la lista con la identidad de los alumnos, tanto los que habían recibido la vacuna como no, no había sido destruida después de la graduación. En opinión de este usuario, el instituto no "debía haber pedido esa información ni dejarla de esa manera", ya que "cualquiera puede acceder a ella".

Por su parte, el doctor David Ryan, superintendente de la Unidad Administrativa Escolar 16 (SAU, por sus siglas en inglés), ha valorado las opiniones al respecto y ha indicado que el centro se toma "estas preocupaciones muy en serio. Vamos a realizar una auditoría interna de los procesos que la escuela diseñó y utilizó en el baile de graduación".

Educación
El redactor recomienda