Un camarero de solo 16 años salva la vida a una niña en su segundo día de trabajo
  1. Alma, Corazón, Vida
con la maniobra de Heimlich

Un camarero de solo 16 años salva la vida a una niña en su segundo día de trabajo

A pesar de su inexperiencia, no dudó en atender a una niña que se había atragantado hasta que consiguió forzar la salida de la comida que se había alojado en las vías respiratorias

placeholder Foto: El joven camarero utilizó la maniobra de Heimlich (iStock)
El joven camarero utilizó la maniobra de Heimlich (iStock)

Jack Smithson tiene solo 16 años y comenzó a trabajar en el Jazz Cafe de la ciudad inglesa de Doncaster hace solo unos días. Sin embargo, este adolescente se ha convertido en una celebridad en su ciudad después de salvar la vida a una niña pequeña que se había atragantado. Era su segundo día en ese empleo, pero se comportó como un auténtico profesional.

Este joven ha explicado a la BBC que todo comenzó cuando escuchó gritar a una señora: "Escuché gritos y corrí rápidamente. La abuela tenía sus dedos en la garganta de la niña. Estoy capacitado en primeros auxilios y sabía que ella no debería meterle los dedos en la garganta porque podría empujar la comida más hacia abajo y empeorar las cosas".

El joven camarero supo lo que tenía que hacer y no dudó en llevar a cabo lo que había aprendido: "Supe al instante que necesitaba sacárselo de la garganta, así que agarré a la niña y comencé a usar la maniobra de Heimlich. Afortunadamente, en el cuarto intento, se las arregló para soltarlo. Fue bastante estresante, pero al final ella se salvó".

El orgullo de todos

La niña, de solo 7 años, se recuperó del susto y Jack se ha convertido en los últimos días en el personaje más admirado de su ciudad. Sarah Pinkerton, propietaria del restaurante donde trabaja el adolescente, reconoce que está "muy orgullosa de él. Algunos de nosotros estamos capacitados en primeros auxilios, pero uno no sabe cómo reaccionará en una situación de emergencia; pero, que él actuara con tanta calma y frialdad como lo hizo, fue increíble".

En el mismo sentido se expresa la madre de Jack, Gemma Miall-Smithson, quien explica que "es su primer trabajo desde que dejó el colegio y enfrentarse a esta situación debe haber sido realmente aterrador. Ha utilizado las habilidades que aprendió en la escuela de cadetes de Doncaster; si no lo hubiera aprendido, la situación podría haber sido muy diferente".

Su madre añade que Jack "debería estar muy orgulloso de lo que ha logrado, al igual que yo lo estoy de sus heroicas acciones". Este joven adolescente sueña con convertirse en psicólogo forense en el futuro, pero de momento se conforma con haber sido nombrado empleado del mes y un cheque de 30 euros en Amazon. Por su parte, la familia de la niña ha anunciado que volverá al restaurante para agradecerle personalmente su hazaña.

Restaurantes Inglaterra
El redactor recomienda