Es noticia
Menú
¿Procrastinas mucho? Quizás debas hacer un análisis de lo que te pasó en la infancia
  1. Alma, Corazón, Vida
no pierdas el tiempo

¿Procrastinas mucho? Quizás debas hacer un análisis de lo que te pasó en la infancia

¿Dejas para mañana lo que podrías hacer hoy? ¿Es un hábito crónico? Es posible que necesites remontarte un pelín atrás en el tiempo

Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

El que diga que alguna vez no ha procrastinado miente. Todos, alguna vez en nuestra vida, nos hemos puesto a limpiar una estantería cuando teníamos que estar estudiando, o de repente nos ha entrado una imperante necesidad de saber cuántos hermanos tenía E.T el extraterrestre cuando debíamos estar limpiando la estantería. En otras palabras, hemos perdido el tiempo como si no hubiera un mañana.

¿Por qué se postergan las cosas cuando el propio refrán dice que no se deje para mañana lo que pueda hacerse hoy? Es difícil explicarlo, pero algunas investigaciones con estudiantes universitarios han llegado a la conclusión de que pierden el tiempo entre el 80 y el 95% del tiempo, y que hasta el 50% de ellos eligen la 'autocomplacencia' de manera incluso problemática. Se ha sugerido, incluso, que la tendencia a procrastinar es lo suficientemente estable como para que algunas personas la consideren un rasgo de la personalidad, informa 'Psychology Today'.

¿Te sientes identificado?

Las raíces pueden ser más profundas de lo que parece, especialmente cuando la procrastinación no es algo que suceda de vez en cuando, sino que es casi un estilo de vida. Todos arrastramos los pies ante situaciones a las que no nos apetece enfrentarnos, pero hay personas que directamente se estancan. Esta actitud se conecta directamente con el miedo al fracaso.

Por ello, la infancia tiene tanto que decir al respecto: los niños que crecieron con las necesidades emocionales satisfechas y que fueron amados y apoyados, no temen el fracaso. Estas personas ven que en la vida puede haber posibles fracasos y contratiempos, puesto que no es realista creer que se tendrá éxito en todo. Esto no significa ni mucho menos que el fracaso no duela, pero como lo consideran una posibilidad, no se anulan. Algunos psicólogos denominan a este grupo de personas como 'orientadas al enfoque'.

Aquel que nació y creció en una familia en la que había que 'ganarse' el amor y escaseaba el apoyo, es más probable que vea el fracaso como un reflejo de que es un ser humano 'defectuoso'

Sin embargo, aquel que nació y creció en una familia en la que había que 'ganarse' el amor y escaseaba el apoyo, es más probable que vea el fracaso como un reflejo de que es un ser humano 'defectuoso'. Pensará que el mundo está dividido entre ganadores y perdedores y jamás querría formar parte de los segundos. La procrastinación, por tanto, se alimenta del miedo al fracaso, y si no haces algo no puedes fallar. Algunos expertos también teorizan que la procrastinación es una forma de 'autoimpedimento', una forma de proteger la autoestima al ponerse obstáculos.

De hecho, un estudio de 2018 en Suecia analizó si los comportamientos cotidianos podían revelar si alguien era procrastinador crónico. Observaron a un grupo de personas en varios entornos diferentes y después les hicieron un cuestionario para medir sus niveles de procrastinación, que iban desde si elegían hacer una clase del gimnasio por la mañana o por la tarde o si traían la comida hecha en casa o la compraban en el último momento. Lo que descubrieron fue que la falta de preparación y acción era el sello distintivo de estas personas.

Algunos expertos también teorizan que la procrastinación es una forma de 'autoimpedimento', una forma de proteger la autoestima al ponerse obstáculos

Si te consideras procrastinador crónico, lo mejor que puedes hacer es sondear las razones por las que acabas postergando las cosas. Comienza haciéndote las siguientes preguntas:

  • ¿Estás más motivado por el miedo al fracaso que por la tentación del logro?
  • ¿Hay tareas específicas que pospones o alguna tarea entra en esta clasificación?
  • ¿Te sientes ansioso cuando pospones las cosas? ¿O retrasar una tarea provoca una sensación de alivio?
  • ¿Por qué crees que pospones la adopción de medidas?
  • ¿Cómo te ha afectado la procrastinación en el día a día? ¿En tu vida laboral? ¿En tus relaciones?
  • ¿Hay momentos en los que es más probable que pospongas las cosas que en otros? ¿Ves un patrón?
  • ¿Cuál es tu opinión de las personas que procrastinan? ¿Te clasificas en la misma categoría?

Deja para hoy lo que puedas hacer mañana, por mucho que te interese saber cuántos hermanos tenía E.T.

El que diga que alguna vez no ha procrastinado miente. Todos, alguna vez en nuestra vida, nos hemos puesto a limpiar una estantería cuando teníamos que estar estudiando, o de repente nos ha entrado una imperante necesidad de saber cuántos hermanos tenía E.T el extraterrestre cuando debíamos estar limpiando la estantería. En otras palabras, hemos perdido el tiempo como si no hubiera un mañana.

El redactor recomienda