La terrible historia de Jake, el perro que fue enterrado vivo y que hoy vuelve a correr feliz
  1. Alma, Corazón, Vida
FRACTURA DE MANDÍBULA Y CRÁNEO

La terrible historia de Jake, el perro que fue enterrado vivo y que hoy vuelve a correr feliz

Fue encontrado por unas personas que paseaban por la montaña con múltiples contusiones y medio muerto. Hoy, adoptado por un policía, vuelve a disfrutar de la vida

Foto: Jake tuvo que ser operado: tenía fracturas en mandíbula y cráneo y perdió un ojo (SSPCA)
Jake tuvo que ser operado: tenía fracturas en mandíbula y cráneo y perdió un ojo (SSPCA)

Le han llamado Jake, aunque se desconoce cuál era el nombre por el que antes era conocido. Su historia se ha hecho viral en el Reino Unido y no es para menos: sobrevivió al maltrato que le provocó su dueño, que no contento con romperle la mandíbula y parte del cráneo, decidió enterrarlo vivo y dejarlo morir.

Afortunadamente, los ladridos de Jake alertaron a unos viandantes que se acercaron en busca del origen de esos lamentos. Se dieron cuenta de que procedían del subsuelo y no dudaron en quitar las rocas que cubrían la zona. Allí encontraron a un precioso Border collie cuyo dueño había decidido que no merecía seguir viviendo.

Las personas que rescataron a Jake lo llevaron hasta una clínica veterinaria, que examinó al animal y se encontró con un auténtico drama: tenía fracturas de cráneo y de mandíbula, un ojo dañado y tuvieron que operarle para retirar varios dientes rotos y también de la vista. Todo esto ocurrió hace meses en las Tierras Altas de Escocia, pero ahora hemos conocido la historia.

"El peor caso de mi vida"

La ha contado la Sociedad Escocesa para la Prevención de la Crueldad Animal (SSPCA, por sus siglas en inglés), la organización que se hizo se hizo cargo de Jake y que ha confirmado que el animal se ha recuperado de sus heridas. Estuvo dos semanas "al borde de la muerte" y necesitó atención veterinaria de urgencia durante todo ese tiempo.

Foto: El vídeo ha causado un gran malestar entre los vecino (Foto: iStock)

Una de las agentes de la SSPCA que participó en la investigación de los hechos, Yvonne Sloss, reconoce que "este fue uno de los peores casos en los que he participado. Cuando vi a Jake por primera vez, sentí conmoción, tristeza e incredulidad de que alguien le hubiera hecho esto deliberadamente. Su cabeza estaba muy hinchada, era terrible. No pensamos que hubiera ninguna manera de que lo lograra". Pero lo consiguió.

Otro agente, Mark Greener, adoptó a Jake para que continuara su recuperación después de casi seis semanas de tratamiento. El inspector ha explicado a la web de la SSPCA que "Jake necesitaba atención especializada y le llevó tiempo recuperarse y curarse de verdad. También tardó un tiempo en confiar en mí, pero ahora que lo hace, estamos unidos para siempre".

Jake tardó un tiempo en confiar en su nuevo dueño, pero hoy es un perro feliz que adora jugar

El nuevo compañero de vida del Border collie explica que "siempre estamos en la calle y a Jake le encanta jugar. Realmente no podría imaginar la vida sin él ahora. Estoy muy agradecido con las personas que encontraron a Jake. Sin ellos, es posible que no hubiera sobrevivido ese día".

Maltrato animal Reino Unido Perro
El redactor recomienda