Es noticia
Menú
Fernández Fermoselle y la gran obra del dalái lama para cambiar el Ibex
  1. Alma, Corazón, Vida
publicación del primer volumen

Fernández Fermoselle y la gran obra del dalái lama para cambiar el Ibex

El empresario es el responsable de la edición en español de 'El Mundo Físico', primer volumen de la obra conjunta sobre ciencia y filosofía que pretende dejar como legado el líder tibetano

Foto: Marcos Fernández Fermoselle posa con la edición del primer volumen. (Cedida)
Marcos Fernández Fermoselle posa con la edición del primer volumen. (Cedida)

Ahora que el buen tiempo acompaña, Marcos Fernández Fermoselle recibe a los invitados en la azotea de la antigua sede de Parquesol, la inmobiliaria familiar que vendió junto a sus tres hermanos antes de que estallara la crisis financiera de 2007. Huele suavemente a incienso y los motivos budistas son visibles entre el minimalismo estético del edificio, con una singular escultura a la entrada, algunas fotografías tibetanas y la propia pulsera de meditación que luce el anfitrión.

Los cuatro hijos del famoso promotor vallisoletano Marcos Fernández Fernández capitalizaron un patrimonio de muchos cientos de millones. Esto permitió a su heredero dar un paso atrás y desconectar del mundanal ruido al que exige la presidencia de una compañía cotizada. Licenciado en Filosofía, sus inquietudes estaban lejos de las dinámicas del Ibex-35, pero no su espíritu empresarial, que abarca intereses en sectores como el inmobiliario, la restauración, el entretenimiento o el editorial.

"Este libro es el primero que compila un conocimiento total", asegura Marcos

Precisamente, la oportunidad de hacer un alto en su agenda para ponerse en el escaparte tiene que ver con la publicación en español, a través de su editorial Kailas, de la obra ‘El Mundo Físico’, primer volumen (habrá otros tres) de la obra conjunta sobre ciencia y filosofía que pretende dejar como legado Su Santidad el dalái lama. Un trabajo enciclopédico que compila las enseñanzas budistas milenarias, también desde el lado de la mente, de la filosofía y de la práctica.

“Estos textos incorporan la esencia de discursos, de enseñanzas específicas, de explicaciones de importantes maestros; pero, sobre todo, este libro es el primero que compila un conocimiento total”, asegura el propio Marcos en la nota firmada para la edición española. Y lo hace porque encierra respuestas contundentes y definitivas a muchas cuestiones principales, pero sobre todo porque ayuda a hacerse las preguntas necesarias para dar sentido a nuestras vidas.

placeholder La obra. (Cedida)
La obra. (Cedida)

Para referirse a esta monumental obra del dalái lama, el empresario lo hace desde la perspectiva de una enseñanza de vida absoluta, filosófica y emocional, más que desde un punto de vista religioso. “La clave es el conocimiento espiritual, determinante para ayudarnos a generar un comportamiento correcto”, explica Marcos, que abunda sobre la posibilidad lucrativa de incorporar este paradigma al mundo empresarial. Hablamos de la ética de los negocios para no hablar de nosotros.

Este año de pandemia ha interrumpido la costumbre anual de Fernández Fermoselle de viajar a la India, donde opera la Fundación Vistare, su proyecto para financiar la educación de niñas tibetanas (en origen, hijas de sherpas). Y hasta allí ha llevado durante muchos años a quienes se han animado a iniciar ese viaje físico y espiritual, en ocasiones con la experiencia incluida de un 'trekking' de semanas a las faldas del Himalaya. Ahora, las videoconferencias han salvado esa desconexión.

Cambia de móvil una vez al año y viaja con frecuencia, siempre intentando estar fuera del radar y acercándose al 'dharma'

Pese a todo, el empresario no se considera un proselitista del budismo, ni pretende frivolizar este tipo de conocimiento, como a veces ocurre cuando se reduce a cursos de meditación o clases de yoga. El vallisoletano habla desde su vivencia personal, tras experimentar con distintas enseñanzas de otras religiones, pero sobre todo desde la investigación realizada “con profundo interés de cualquier conocimiento espiritual" que le ha ofrecido su vida como empresario.

Fernández Fermoselle vive desconectado del circuito convencional de las grandes fortunas. Cambia de móvil una vez al año y viaja o navega con frecuencia (hasta que la pandemia lo permitía), siempre con la intención de estar fuera del radar y en necesidad constante de acercarse al 'dharma'. No es la solución a la felicidad, estado al que igual acerca más el hecho de ser abuelo por primera vez, si no es el esfuerzo por entender qué debe llevar la mochila con la que transitamos por la vida.

Ahora que el buen tiempo acompaña, Marcos Fernández Fermoselle recibe a los invitados en la azotea de la antigua sede de Parquesol, la inmobiliaria familiar que vendió junto a sus tres hermanos antes de que estallara la crisis financiera de 2007. Huele suavemente a incienso y los motivos budistas son visibles entre el minimalismo estético del edificio, con una singular escultura a la entrada, algunas fotografías tibetanas y la propia pulsera de meditación que luce el anfitrión.

Los cuatro hijos del famoso promotor vallisoletano Marcos Fernández Fernández capitalizaron un patrimonio de muchos cientos de millones. Esto permitió a su heredero dar un paso atrás y desconectar del mundanal ruido al que exige la presidencia de una compañía cotizada. Licenciado en Filosofía, sus inquietudes estaban lejos de las dinámicas del Ibex-35, pero no su espíritu empresarial, que abarca intereses en sectores como el inmobiliario, la restauración, el entretenimiento o el editorial.

Marcos Fernández Fermoselle HIjos