Los tres consejos de un Navy Seal para sobrevivir a un tiroteo
  1. Alma, Corazón, Vida
Claves

Los tres consejos de un Navy Seal para sobrevivir a un tiroteo

Clint Emerson, retirado hace años, acumula más de 20 años de experiencia en el cuerpo especial de la Armada de los EEUU

placeholder Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Dependiendo de la parte del planeta en la que vivas la posibilidad de encontrarte en medio de un tiroteo es distinta. A diferencia de EEUU, donde más gente puede acceder a armas que en España, en nuestro país es poco probable que alguien te apunte con una pistola.

Aun así, nunca está de más saber cómo sobrevivir a un tiroteo y quién mejor que un experto Navy Seal. Clint Emerson, Navy ya retirado con más de 20 años de experiencia, ofrece a través de su canal de Youtube las tres claves para salir con vida de esta experiencia.

Correr

La primera de las recomendaciones de Emerson es bastante simple: correr. Aunque lo impulsivo sea agacharse, no es una buena opción. “La gente piensa, ¡voy a morir! o me van a rescatar. Rara vez piensan en rescatarse a sí mismos”, apunta el hombre.

Explican en ‘Gizmodo’ que el soldado especial ahora un experto en gestión de crisis y ha escrito un libro sobre el tema: ‘100 Deadly Skills: The SEAL Operative’s Guide to Eluding Pursuers, Evading Capture, and Surviving Any Dangerous Situation’.

Además, Emerson cuenta que no vale solo con correr, a poder ser debería ser siguiendo un patrón en zigzag, “porque es difícil para un tirador acertar a un objetivo en movimiento; zigzaguear lo hace aún más difícil”.

Esconderse

Si echar a correr puede ser demasiado peligroso, el ex Navy Seal recomienda esconderse. Debemos analizar la situación lo más rápido posible para encontrar el lugar más seguro.

“Lo ideal sería esconderse detrás de objetos hechos de material antibalas como madera densa, hormigón, acero o granito”, apunta Emerson. “Cuando estés seguro pide ayuda, por teléfono, por mensaje de texto, colocando un letrero en una ventana exterior, lo que sea que funcione. Y mantente agachado”.

“La mayoría de las balas que rebotan siguen su camino hasta el suelo, por lo que cuando las balas vuelan, agáchate o muévete hacia las manos y las rodillas en lugar de acostarte”, recomienda.

Enfréntate

Si ninguna de las dos opciones anteriores fuese posible y tu vida estuviese en verdadero peligro, lo que debes hacer es enfrentarte a la persona armada.

“Siendo así, el objetivo será controlar el arma, y luego al tirador”, explica. “Un arma solo se puede disparar en una dirección a la vez. Los atacantes a menudo asumen que sus objetivos se acobardarán al ver sus armas; es probable que cualquier reacción ofensiva los pille desprevenidos”, añade.

“La mayoría de la gente piensa que sería en el orden opuesto, pelear primero, luego esconderse, y finalmente correr. Cuando tengas opciones, siempre debes elegir el lado de la seguridad. Correr aumenta tu distancia de la amenaza, aumentando tu capacidad de supervivencia”, concluye en su libro Emerson.

Correr Tiroteo Recomendaciones
El redactor recomienda